Entretenimiento

Notas elementales negras negros realidades y sueños

Lo grande de este pueblo, de este nuestro, del Zulia, en cuyo proceso de constitución hemos BEBIDO de todas las fuentes, está en su modo de cómo nos hicimos, de cómo nos hemos conformado, de cómo hemos andado, de cuanto hemos hecho. Nuestros rostros, el color de la piel, nuestro lenguaje, nuestros gustos, comidas, nuestros modos de orar, de bendecir, de trabajar, pueden evidenciar algunos predominios de forma, en la cual se puede leer, evidenciar y rastrear parte de nuestra génesis, de nuestros muy remotos ancestros, de las culturas originarias, como suelen decir, pero sin negar esas fuetes hemos ido más lejos, muy lejos, somos una nueva gente, una nueva familia, una nueva cultura, que se siente orgullosa de ser heterogénea, pero solidaria, unida, y con todas esas cargas bellas sobre las almas, y de ese modo de SER nos hemos formado, creado como una nueva gente de la cual podemos decir, al estilo muy popular, que no somos los mismos musiues con distintas gorras, sino que somos distintos, porque sin dejar de ser lo que fuimos, nuestro ojo siempre estuvo puesto en el futuro, construyéndolo a diario en el presente.

(%=Image(1421371,»C»)%)
(%=Image(7637730,»C»)%)
(%=Image(1918149,»C»)%)

Por las calles de Dios va la Chinita y San Benito, como nuestros guías espirituales mayores. Pero van juntos. No caminan por senderos distintos, viven en el alma de todos nosotros sin distingos ni preocupaciones por el paraíso perdido, bien sea éste el de los desesperados hijos de Eva, o los de la nostalgia de la africanas tierras donde nació la piel vestida de negro, o de los encantos de El Dorado, ironía sobra la cual se engañó la usura, con una sonrisa o una lágrima contenidas, sino por el empeño de hacer el futuro, con trabajo, bondad, esfuerzo, tolerancia. Nos amamos los unos a los otros, porque no tuvimos nunca la tragedia del odio, de la envidia, porque nos unió el trabajo para la construcción de lo posible y asir lo imposible.

En ese trabajo de hacer lo posible, de alcanzar y crear lo imposible, el arte /como en todas partes/ que se hace en el Zulia ha jugado un importantísimo papel. Es el que nos dice si no quiénes somos, si qué somos. Y aquí también sin distingos, sin mezquindades, sino haciendo el futuro. El color sublime de la luz que ama a estas tierras o las ilumina durante las noches, su sol y su relámpago, El Catatumbo, y el universo todo de su naturaleza, nutren el alma de nuestros pintores, y son nuestros los acá nacidos y los que acá se sembraron, (el Negro Bellorín y Paco Hung, Natividad Figueroa, Cuevas, Niño, Lunar, Lía, Soto, Patiño, Pina, y tantos muchos mas y muy buenos son maravillosos ejemplos). Nuestras danzas, contradanzas, valses, poesía, la gaita una bandera del Zulia que cubre con su brisa de sonidos el alma de toda Venezuela, porque así somos los zulianos, parte esencial de Venezuela que vive en nuestras almas y nosotros en ella, en fin, nuestro modo de hablar y de soñar nos ha dado una fisonomía, por así decir, que nos hace ser tal como somos… Y hasta tenemos el envidiable puesto de haber sellado nuestra independencia con la Batalla Naval y habernos abiertos a Mundo por siempre, desde acá y desde nuestra capital, Maracaibo, como el rostro limpio y creador de Venezuela. Nunca vi al Almirante, pero me contaron que era negro o cosa parecida según su piel era, como no menos era Piar y, Bolívar tenía el pelo maluco, tamañito de indio, mas chiquito que mi compadre guajiro; dice Oleary que de labios gruesos, etc… a pesar de sangre “española”, ya venia hermosamente contaminada, sabrá Dios por cuantos árabes, o norafricanos o quien sabe…
Esta historia sin embargo no puede esconder otra muy grande. Los sufrimientos de los negros traídos del África, y sus sufrimientos muy anteriores al descubrimiento (o como se llame), hasta hacerlos descendientes de Caín, no por pocos teólogos y expertos en la Biblia, demostraciones científicas de su “inferioridad” para muchas cosas y de superioridad para otras, entre ellos ser esclavo eficiente, pero también cuántas damas los escogieron para grandes aventuras, para exhibiciones de circo, y mas… de los indios encontrados y de los españoles y otros para quienes tampoco fue la vida color de rosa. Lo bueno de la cosa era el beneficio que producían los negros en las duras faenas…los indios en sus luchas y escondidas proezas de sexos y venganzas, y mil cosas más, hasta llegar a nuestros días, donde feroces dictaduras presididas por negros en sus tierras de origen, ascensos y descensos en donde han adquirido la libertad y afro-descendientes han llegado a ocupar posiciones de poder nunca soñadas por negro alguno, ministros de estado, jefes de gobierno y con blancos arios y con negros mestizos, y con negros, negros con blancos y tanques han impuestos a sus hermanos o abuelos de razas los dominios de sus amos de ayer, sus socios de hoy…Negros de aquí y de allá premios Nóbel, y para el caso nuestro poetas, como Prieto, negro más negro que ese, mas hombre bueno que ese…
El África vive sus mayores tragedias, tal vez nunca antes como hoy, pero, al mismo tiempo un negro, Mandela, es el más transparente de los ejemplos recientes de humanismo, al mejor de los modos, con sus grandes lecciones colmadas de los humano trascendente, habitante de todos los espacios y orígenes, para que el mundo tenga la más transparente de las lecciones de grandeza, de bondad humana, para que la política sea con la vida el espacio de todos y el amor, la comprensión, la solidaridad, la justicia, sean los “verdugos” del Aparheit…; la belleza y no la guillotina sea el camino… Clay creo la más bella sentencia jamás conocida para dotar de alma a la lucha contra el racismo, The Blak ist beautifull. Y mandó a los infiernos a quienes quisieron obligarlo a asesinar vietnamitas.

No quiero extraviarme. La división de la humanidad según sus colores fue siempre una mala jugada, vil, como miserable ha sido las divisiones impuestas por las circunstancias y el poder. Pero esta es la más recurrida. Los hombres, todos sin distingo, son sus hechos, si buenos, buenos son; si lo otro, son lo otro y esta tragedia, creo que es así. Y esta maldad o su opuesto, normalmente tiene su sustento, su causa esencial en las relaciones de poder. Y tal vez, tal vez el único poder bueno es el de Dios y tantas veces con tan buenas razones lo ponemos en duda. Como una respuesta de la cultura, de lo realmente humano, se ha hecho un prometeico esfuerzo por superar la tradición de dividirnos en razas, superiores unas, inferiores las otras todas y así se va degradando según las cualidades que el poder va dando. Mientras más poder más superiores. Y no importa cómo. Los arios, el ideal de raza de Hitler. Blanco, anglosajón y protestante, es el desideratum que da Busch de la superioridad y otros con y como él definen la cualidad del hombre superior. Y si uno que no sea de esto los acompaña, lo hará siempre de sirviente, o de verdugo,…Avergonzado anda por esos patios del planeta Powell y Condoleeza se sonríe de alegría cada vez que un Irakí muere, total los blancos quieren poner sombras muy negras para que la libertad muera a obscuras. Y sería interminable seguir esta heterogénea historia de la historia del negro, y de los otros, como toda la historia ésta muy especial, el negro ha sido, esclavo, verdugo, siervo, agente libre, …y héroe de arte, del basketball y … como todos los demás de otros colores, salvo que con mayores dificultades…De este modo conversamos mil veces, un negro mágico, Juan de Dios Martínez y yo, otros como Herrera Fussil, black and white nos llamaban los amigos,…mi magnánimo alumno, hoy un maestro, Eddy Ramirez…a decir verdad no nos gustaban las trampas y los negocios que con los negros hacen los blancos…amo la negritud libre en el tambor, la danza, el poema, el fuego del carnaval mulato y mas …

Entre estos negocios, como el día de las madres, del padre, y otros tantos cuyo origen bello haber sido pudo, pero que inevitablemente la habilidad del mercado ha convertido en objeto de tráfico, en su negocio, se ha visto envuelto el mundo de estos tiempos. Los negros son parte de ese juego, unas veces objeto de él, otras, pocas, mercaderes de él, al más puro de los blancos estilos. El MERCADO. En política las divisiones han sido clásicas, la más cercana y fuerte, siervos y dueños… proletarios y empresarios. Las denotaciones y connotaciones que se le han dado, esclavitud/ libertad; oprimido/opresor, cumplieron una fase importante para justificar que la lucha, el odio de clase era el motor mismo de la historia. Las grandes verdades suelen ocultar grandes falsedades y esta es una de ellas; pero no hay tiempo para descubrirlas…, solo que ciertamente permitió legitimar, por así decir, el odio como la razón práctica de la lucha. Mas que el deseo de ser libre, vivir a plenitud sin alienaciones, la lucha se orientó a despojar al otro, a eliminar lo que el otro tenía, fuese bueno el camino de alcanzarlo o heterodoxo y cruel para lograrlo. De allí entonces el empeño por eliminar la propiedad sobre los medios de producción,… y mas. Pues bien, en Venezuela no hemos escapado a esto, sólo que es más vulgar el proceso en este tiempo, menos cargado de ideas, aun cuando incompletas fuesen. Escuálidos / revolucionarios es la más expedita de estas falacias. Y en ese camino, de desintegrar lo esencial de lo humano, se ha dado en nombre de la justicia (por cierto según el modelo más simple de la Justicia europea, para lavar a ratos su conciencia) derechos muy especiales a los indígenas, (una trampa, una jaula para tenerlos prisioneros con libertad) y, en un acto para ellos heroico, repleto de equidad y de justicia se ha creado el día de la afrovenezolanidad. Como los negros no tienen territorio propio ad origen, como están sembrados en todas partes y en cada familia algún negro o una negra y muchos negros existen, como era, entonces, imposible separarlos de los otros que no somos blancos, ni amarillos, ni margariteños…, a pesar de espacios plenos de su belleza, su trabajo, de sus magias existen, Bobures, Barlovento, Choroní……en ellos no hay exclusión, no hay ni asomo de racismo, entonces, la genialidad de la revolución creó un día, solo un día para celebrar sus orígenes, para recordarles que eran distintos, para asegurarles que eran negros…para segregarlos, para negar todo cuanta nuestra cultura hizo, ha hecho en camas y batallas, integrarnos y ser no una cultura afro, no española, ni india: somos una nueva dimensión de lo humano posible que aquí se hace UNO.

Sin adentrarnos es definir a esta indefinible revolución, por todas sus aristas se ve desnuda, pero macabra por su ignorancia y negación de lo humano esencial, cuya principal meta es el hombre humano, enteramente hombre, sin los malditos días, ni fechas, ni “principios” que lo definan inferior, superior, o escogido…Cuanto dicho y cuanto aun me falta por decir, no niega la necesidad de analizar, estudiar las culturas africanas, pero esa misma legitimidad nos impone estudiar las culturas indígenas y europeas, intensa y extensivamente, y ver cómo en medio de sus tragedias, dificultades, afirmaciones, contradicciones, cómo hemos construido esta nueva cultura, definida por el propio Bolívar, en su persona como ser real, feo, chiquito, moreno, pelo malo, amante de negras y de blancas, y en sus textos teóricos, todo lo cual lo hace un ser profundamente humano, creador, poeta del alma y la existencia.

La afrovenezolanidad es una de esas brillantes estupideces, como la escualidad y la revolucionaridad, pero en donde se expresan, traducen, las miserias propias de los amos del poder, pero con menos cualidad formal para sus enunciados. Son expresiones, igualmente, de frustraciones, de ese conjunto atávico conformado por el odio. Son expresiones cursis que reflejan intensivamente las viles tradiciones ideológicas, militares, europeas que, para salvar su alma, para borrar parte de su historia de discriminaciones, fundamentalismos, racismos… se transforman en “ecuménicas” pero poniendo al negro su color, al palestino, al gitano en su sitio sin sitio y la nueva dicotomía no menos cruel, norte/sur, y al resto los definen sus motos según sus intereses… en el fondo, quitada su hipocresía, es la reafirmación de lo mismo, unos mejores que otros…Mientras, los defensores de la negritud, de la xIDAD… reafirman los valores cristianos, la democracia, socialismo, etc., en la más genuina de sus lenguas, castellana, portuguesa,.. y con anhelos de asumir el inglés como prestancia.

Estas cosas quise haberlas dicho en Bobures, como mis únicas palabras a la memoria de Juan de Dios, negro con nombre de judío, de Dios, ese mismo bien cristiano al cual sirve san Benito, tan amigo de Juan, Juan él mismo y San Benito Juan mismo, en sus afanes dionisíacos y apolíneos, y en la lengua del “imperialista dominador”, el castellano, y honrar a su familia, y decirles también que sigamos juntos construyendo el futuro, haciéndolo nuestro. Con la belleza de su arte, la ciencia y la tecnología del mundo moderno, que si sirvió y sirve! para esclavizarnos, según las manos de quien la maneje, también nos da la posibilidad de hacernos libres si la hacemos nuestra, sin prejuicios, perjuicios… como nuestro hicimos a San Benito, negros, blancos, azulmarinos…y negros y negras para andar sueltos recorriendo los trayectos de la libertad, la ética, la belleza..

Decirles, finalmente que, por igual, a ellos y a todos, que los acechos y asedios, las agresiones que contra el Zulia se han cometido y hacen, responden al poder de quienes las comente y a nuestras propias debilidades. Ya lo sabemos. Acá donde estamos, en esta zona sur, se quiso crear un nuevo estado, el Panamericano y antes, por razones que deben considerarse pero no amarrados, se nos despojó de espacios para abrirle caminos a los hermanos de los andes. Y no cesan las torpezas en contra del Zulia. Pues bien, a la historia pasada respondemos con la hidalguía del Zulia. Somos parte esencial de Venezuela y nuestros espacios son tierras para la hermandad, la solidaridad, para construir el futuro. Los reclamos y sandeces contra el Zulia, en las circunstancias de hoy los comprendemos en sus dimensiones de la baja política. Pero a nuestros errores y a esos errores todos los nuestros incluidos, decimos para superarlos:
Es inevitable, Sr Gobernador, una invitación a sus homólogos de Mérida, Trujillo, Lara, Táchira…a Falcón igualmente, a fin de hacer un frente común para salvar el Lago de Maracaibo, lo que implica un tratamiento muy adecuado a la naturaleza de la cuenca, a resolver problemas ecológicos y agrícolas de envergadura, a desarrollar proyectos que, como al represa de Agua Viva, su utilidad es fundamental para nuestras tierras y Venezuela toda.

Pedimos, Gobernador, desarrollar el proyecto ferroviario, con nuestras propias iniciativas, para ir desde La Fría al Golfo y desde este lado, hasta Los Puertos con las puertas abiertas a toda Venezuela, por Lara, Trujillo, Falcón…y traer hasta nosotros a toda Venezuela, porque de eso se trata: de que toda Venezuela viva en casa, como en el pasado siglo siempre fuimos. Que se afinque en la grandeza de este pueblo de todos nuestros pueblos, que nos visiten la Pastora, y que compartamos como en el diario hacemos con la Virgen del Valle, que la lleva en su alma cada margariteño y con José Gregorio… vecino y casi paisano, medio negro según el estilo de sus zapatos y sombreros…
Pedimos al gobernador del Zulia, persuada a su par de Lara para que desarrolle la continuación de la autopista que el gobierno regional adelanta hasta El Venao y pedirle al Gobernador Rosales que adelantemos la vía ferra hasta El Venao desde Palmarejo, paralela, al lado o en medio a la gran avenida de occidente, como llaman ya a la nueva Lara-Zulia y convenza al gobernador de Lara de unirla hasta Carora, y ello es iniciativa que sin mezquindad nos llevaría al encuentro a todos los gobernadores de la zona, sin distingos ninguno, porque son necesidades de la vida, de la existencia de país y no capricho de la política ni vanidad de gobernante sin oficios grandes.

Resuelva, Gobernador, el problema vial, carretero y ferroviario del Sur de lago, como un ejemplo y que esas vías sean por su calidad, belleza, espejo de lo que somos los venezolanos de estas tierras, para engrandecer a toda Venezuela prestar el mejor servicio a todos nuestros moradores…
Vamos a aprender y hacer como esta gente de todo el sur de lago, que tiene el trabajo como su más alta bandera, pero Gobernador, déle a esta gente la oportunidad de montarse y subir a San Benito, en un hermoso tren, pero real, de verdad, como el que se ve en las películas donde van las misiones, fantasías que podemos convertir en verdades, si hay voluntad política de hacerlo.

Y, finalmente, desarróllese aquí un proyecto inmenso de arte y ciencia, tecnología y trabajo, de modo tal que se convierta esta zona en el centro científico, agrícola, pecuario, de pesca, ecológico, y cultural ejemplar de Venezuela. Resonarán los chimbangles por el mundo y nos visitará el mundo cuando quiera y así diremos siempre que sabemos lo que quiere el negro: la libertad y la grandeza inmensa de toda Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba