Entretenimiento

Óscar Pérez, la «espada de Dios» que se enfrentó a Maduro

“Espada de Dios”, ese es el significado de su nombre y él se apropió de ello. “Dios es nuestro escudo y nosotros somos su espada, pero la espada verdadera es todo el pueblo unido”, fueron las últimas palabras que difundió el 15 de enero a través de las redes sociales, antes de ser asesinado durante un despliegue policial. No hace falta decir de quién hablamos, porque ya todos lo conocen, pero la cortesía amerita presentación: su nombre era Óscar Alberto Pérez –así, sin segundo apellido–, el exfuncionario del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que se sublevó al gobierno de Nicolás Maduro.

Algunos lo llaman héroe; el oficialismo le dio el adjetivo de terrorista, y lo persiguió como tal. Haber sobrevolado el Tribunal Supremo de Justicia con un helicóptero de la institución en la que trabajaba, fue su carta de presentación como “enemigo de la patria”, término que usan los líderes del oficialismo para referirse a aquellos que tienen una ideología abiertamente contraria.

Medio año después, las fuerzas militares lo encontraron. Aquellos que en algún momento pudieron haber sido sus compañeros, los que portaron su mismo uniforme, fueron quienes lo cazaron y asesinaron por haber tenido la osadía de levantarse contra el gobierno. Fue el mismo Ministerio de Interior y Justicia el que confirmó su muerte.

Óscar Perez, exfuncionario del CICPC
Foto: Cortesía

Ventanas del alma

Dice la Biblia que los ojos son la lámpara de nuestro cuerpo. En la mirada de Pérez no se reflejaban sus conocimientos como buzo de combate, piloto, paracaidista, experto en operaciones tácticas y demás; ni siquiera su experticia en la actuación –fue parte de la película “Muerte suspendida”–. Su vista lo exponía como él mismo se describía en las redes sociales: “luchador por la vida”. ¿Fue correcto o incorrecto lo que hizo? Cada quien piense lo que mejor le parezca, pero este hombre jamás dejó de creer en una mejor Venezuela, un lugar ideal para la formación de los tres hijos que tuvo con su esposa Danahis Vivas: Dereck, Santiago y Sebastián.

También era aprendiz de la orden masónica, organización que se pronunció a pocos días de su muerte: “Lo que para algunos es categorizado como traición a la patria, para los demás es visto como una lucha por la libertad y como la única forma posible para recuperar los derechos perdidos por causa de la ignorancia, la indiferencia, el abuso de poder”, emitieron sus miembros en un comunicado.

“Lucho por la libertad del país, la oportunidad de un mejor mañana”, dijo a principios de enero en una conversación por chat con The New York Times. El temor de perder la vida, “es lo menos que tengo ahora”, comentó en sus últimos días al medio estadounidense. “No es el temor de la vida, sino el temor de fracasar, de fallar a la gente”.

Antes de acostarse a dormir, la noche en que sería asesinado, Pérez se comunicó de nuevo con el diario. “Te aviso”, escribió, haciendo referencia a una hora concreta para realizar la siguiente entrevista. Era de medianoche. Horas después, en la mañana del lunes 15 de enero,  publicó el primero de sus últimos videos en Instagram. Lo demás, ya todos lo saben.

A ningún gobierno que quiera perpetuarse en el poder le conviene tener personas que cuestionan y señalan. Los rebeldes son poco queridos por el poder. La mayoría de las veces, esa rebeldía se traduce en persecución y, en los casos más extremos, la muerte. Así ocurrió con Óscar Pérez. Pero, bueno, muchos de los grandes hombres de la historia no terminaron su vida de la mejor manera. Sin embargo, todos ellos fueron punta de lanza y abrieron brecha para quienes llegaron después, y el nombre de este caballero significa «espada de Dios», ¿no? El tiempo dirá si el camino que abrió Óscar Pérez permitirá alcanzar esa “libertad” de la que tanto hablaba.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba