Entretenimiento

Peligra una exposición de arte por una disputa en torno a un Sánchez Coello

(%=Image(1974690,»R»)%) La disputa en torno a un retrato del artista español Alonso Sánchez Coello, pintor de cámara de Felipe II, pone en peligro una exposición programada para septiembre del próximo año por la Royal Academy of Arts londinense.

El cuadro, de 1577, que representa al infante Don Diego con un caballito de juguete, fue adquirido por el príncipe Hans-Adam de Liechtenstein, que se niega a prestarlo para la exposición londinense de los tesoros de su colección particular si no se resuelve antes una disputa con el fisco británico, informa hoy «The Arts Newspaper».

Hace tres años, Hans-Adam compró el cuadro, que estaba en la colección del británico lord Northbrook, por mediación de un agente londinense.

Las autoridades del Reino Unido aplazaron la concesión de una licencia de exportación, dada la importancia de la obra, hasta ver si alguien ofrecía los dos millones de libras (2.2 millones de euros al cambio actual) en que se estimó su valor.

Posteriormente, a raíz de una investigación del servicio de aduanas sobre las solicitudes de permisos de exportación del Sánchez Coello y otras ocho pinturas que habían salido ya del país con dirección a Liechtenstein, las autoridades británicas confiscaron el lienzo.

Según The Art Newspaper, el Sánchez Coello ha sido entregado mientras tanto a un representante de Hans-Adam, pero no se permite su salida del país.

Johann Kräftner, del museo de Liechenstein en Viena, que representa al príncipe, ha declarado no sentirse cómodo enviando la colección a Londres para ser exhibida allí mientras las autoridades tienen bloqueado el cuadro de Sánchez Coello.

La colección del príncipe de Liechstein es una de las mayores de obras de Rubens e incluye también otras muy importantes de Rembrandt, Raphael y Mantegna, que viajarían todas ellas a Londres en caso de disolverse la disputa.

Pero, según The Art Newspaper, la exposición sólo podrá realizarse si el príncipe acepta el llamado «government indemnity scheme», un contrato equivalente a un seguro no comercial que ofrece el Gobierno británico para garantizar ese tipo de exposiciones.

Y esto es improbable ya que, según el representante del príncipe, éste «no aceptaría un contrato de un Estado que ha confiscado una de sus pinturas».

Según un comunicado de la Royal Academy of Arts, «el Sánchez Coello había sido confiscado antes de que comenzaran las negociaciones sobre la exposición».

«Nuestra institución no tiene influencia alguna en la investigación del fisco británico en torno a la exportación a Liechtenstein de un grupo de pinturas», agrega el comunicado, según el cual sería «una lástima» que «por un proceso legal», el príncipe cancelase «un proyecto de importancia internacional».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba