EntretenimientoEspectáculos

Por qué las fotos filtradas de Anne Hathaway son una violación cibernética

Las fotos íntimas que se filtraron hace unos días de la actriz Anne Hathaway, es un acto ilícito, ya que fueron robadas y publicadas sin su autorización.

La ganadora del Óscar por su trabajo en «Los miserable» está en boca de todos, y no precisamente por sus películas, sino porque ahora forma parte de la lista de famosas que han sido víctima de los criminales cibernéticos, quienes publicaron una serie de fotografías en donde la actriz posa sin ropa y comparte íntimamente con su esposo.

Aunque no es la primera vez que se ve al natural a Hathaway, pues es una de las actrices abiertas a la idea de aparecer desnuda en las películas. Sin embargo, esta acción por parte de los piratas cibernéticos es inmoral e incorrecta, ya que las fotografías fueron robadas y publicadas sin su autorización.

Recordemos que en 2014 se desató una ola que reveló imágenes íntimas de varias actrices. Aunque muchas de ellas no tomaron cartas en el asunto para que no se hiciera eco del tema, las autoridades han advertido que la distribución de este tipo de contenido viola los límites de la legalidad, ya que se trata de material obtenido de forma ilícita y que pertenece a la privacidad de sus protagonistas.

Pese a las denuncias, siguen existiendo webs que se apuntan a publicar las fotos, violando el derecho a la intimidad de la víctima. Por esta razón, muchas personas tratan de concienciar a la opinión pública para que ignore todo cuanto afecta al celebgate por las implicaciones éticas que pueda tener.

Lo que ha hecho el hacker es ilegal

El robo y distribución masiva de imágenes privadas es un delito que en Estados Unidos está penado con hasta diez años de cárcel –más la multa correspondiente–. Y qué decir si quien comete el delito pretende comercializar u obtener cualquier tipo de beneficio económico con el intercambio.

Vale resaltar que en Venezuela, el espionaje informático, que incluye la obtención, difusión y revelación de información, hechos o conceptos contenidos en un sistema, es penado con prisión de tres a seis años y multa de 300 a 600 UT. Si el delito se comete para procurar un beneficio para sí o para otro, la pena aumenta entre un tercio y la mitad. El aumento será de la mitad a dos tercios si se pone en peligro la seguridad del Estado, la confiabilidad de la operación de las personas afectadas o si como resultado de la revelación alguna persona sufre un daño.

Algunas celebridades lo consideran “violación” cibernética

La actriz y guionista estadounidense Lena Dunham, ofreció en su día en su cuenta de Twitter un punto de vista diferente con relación al tratamiento mediático que ha recibido el robo de las imágenes privadas. “Apoya a estas mujeres y no veas sus fotos, pues recuerda que si lo hicieras estarías violándolas otra vez. De verdad, no olvides que las personas que han robado etas imágenes no son hackers, sino delincuentes sexuales”. Sin duda, su opinión ofrece una nueva mirada sobre el caso, ya que Dunham lo compara con una agresión sexual que sin ser física puede ser igual de dolorosa. En el pasado, la propia actriz también sufrió ataques sexistas a través de la red por su forma de vestir o pensar.

Por su parte, la periodista Van Badham afirmó en un artículo de opinión que quienes hacen clic para ver las imágenes robadas no se pueden justificar con el argumento de que las fotos “están ahí y están disponibles”, una actitud “deplorable” a su juicio. “Se trata de una ofensa sexual en toda regla y debe ser castigada de la misma manera que se condena a los acosadores y otros depredadores sexuales”, defiende.

Favorece el enriquecimiento ilícito de los delincuentes

El hacker que filtró las imágenes robadas pidió bitcoins a cambio de ofrecer más material. Su petición surtió efecto y subió a internet fotos y videos íntimos de más actrices. Los ingresos recibidos por este criminal servirán para seguir delinquiendo en estos u otros lares. Bloomberg se preguntaba el año pasado si Bitcoin y otras monedas virtuales pueden ser “los mejores amigos” de quienes financian el terrorismo, la pedofilia o el tráfico de armas y drogas. Al parecer, la dificultad para seguir este dinero hace que muchos delincuentes se refugien en las ventajas que ofrece.

Fomenta el interés de otros delincuentes para que hagan lo mismo en el futuro

Ya sea con celebridades o personas anónimas, si alguien cree que de esta forma puede obtener dinero fácilmente y que a la gente le interesa, volverá a ocurrir algo parecido no demasiado tarde. Para evitarlo, la periodista Peggy Drexler, de CNN, dice que resulta fundamental adaptar las leyes para perseguir con éxito estos delitos: “Es ridículo que perdamos el tiempo diciendo a la gente que no saque determinadas fotos. El primer paso para proteger nuestra privacidad no es exigir a Apple que mejore iCloud, ni pedir a las mujeres que dejen de retratarse, sino tomar en serio estos delitos y pedir responsabilidades a quienes los cometen. El problema no es la imagen, sino el autor del delito”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba