Entretenimiento

Primer Festival de Cine Documental

(%=Image(5254148,»C»)%)

HOMENAJE A JEAN ROUCH

ORGANIZADO POR LA EMBAJADA DE FRANCIA Y LA ALIANZA FRANCESA DE CARACAS

Proyección en diferentes salas de la ciudad de 18 de los mejores documentales, de distintas regiones del mundo, ganadores en los más importantes festivales internacionales del género, realizados en Francia entre 2004 y 2005, junto a un breve ciclo de 5 películas del fallecido realizador galo Jean Rouch, con la presencia en Venezuela de Jean Arlaud, renombrado etnocineasta francés, quien tendrá encuentros con el público.

La Embajada de Francia y la Alianza Francesa de Caracas con la cooperación de la Cinemateca Nacional, la Fundación Trasnocho Cultural, el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, la Dirección de Cultura de la Universidad Central de Venezuela y el Colegio Francia, presentan el I Festival de Cine Documental, homenaje a Jean Rouch, del 14 de mayo al 02 de julio de 2006.

En el Teatro Trasnocho se inaugura la primera edición del Festival de Cine Documental con una proyección dominical el 14 de mayo de 2006, a las 11:00 am, del film La pesadilla de Darwin, del realizador austriaco Huber Sauper. Se trata de una polémica cinta sobre el intercambio de pesca por armas en África. La mirada rigurosa del director invita a reflexionar sobre el desequilibrio del sistema capitalista, al mostrar el caos provocado en Tanzania por la cría intensiva de la perca del Nilo, un pez depredador introducido en el lago Victoria en los años sesenta, etiquetado como mero para el consumo del mercado europeo, y que ha exterminado el 95% de la fauna autóctona.

El documental visto por primera vez en Francia, en marzo de 2005, ha sido proyectado ya en 30 países, y ha ganado el Premio del Mejor Documental Europeo en París, el Premio Europa del Festival de Venecia, Mejor Filme del Festival de Copenhague y el Gran Premio del Festival de Friburgo, entre otros. El realizador en una entrevista en Madrid, a propósito del estreno del documental en España declaró: “… La pesadilla de Darwin habla de la ironía, del cinismo y de la complejidad del proceso de globalización. En esta globalización estamos todos metidos, y por eso hay que mirar el documental como si nos estuviéramos mirando en un espejo, como si viéramos el basurero colectivo de la humanidad y abriéramos la tapa”. (http://documentales.blogspot.com/2005/07/hubert-sauper-director-de-la-pesadilla.html).

Junto a La pesadilla de Darwin se han incluido una selección de documentales presentados en los grandes eventos cinematográficos franceses del género (FIPA, Cinéma du réel, FIDmarseille, Etats généraux du documentaire de Lussas) entre 2004 y 2005: El caso Valérie (François Caillat), Los Chicos malos (David Carr-Broown, Pierre Bourgeois, Patricia Bodet), Muro (Simone Bitton), Odessa… Odessa! (Michale Boganim), Paraíso (Marie-Hélène Rebois), La vida de Pablo (Rémi Mauger), La piel agujereada (Julien Samani), El Ruiseñor (Christian Chaudet), y Salvador Allende (Patricio Guzmán), entre otros.

Realizadores de distintas nacionalidades e involucrados con realidades sociales de naciones como Marruecos, Ucrania, Israel, Austria, Bélgica, Gran Bretaña, Georgia, Chile y Francia, vinculados de diversas maneras con el país galo, presentes en I Festival de Cine Documental han merecido importantes reconocimientos de la crítica, con lo cual se evidencia el auge internacional del cine documental a la par de la creciente realización de festivales en el mundo.

Los espacios programados para la proyección de los documentales son: Celarg, UCV y Colegio Francia, con entrada gratuita; Cinemateca Nacional Bs. 3.000,00; y Teatro Trasnocho Bs. 6.000,00.

La Directora General de la Alianza Francesa de Caracas, Béatrice Bertrand, manifestó que “Para la Alianza como para la Embajada de Francia la dimensión de cooperación y de intercambio cultural es esencial, está en el corazón de su acción”. Aseguró que se organizará a partir del año próximo un concurso nacional de documentales, con carácter internacional, el cual incluirá entre sus premios una invitación a un importante festival internacional de documental en Francia, en 2007. Se espera realizar esta experiencia cada año, con la participación activa de instituciones y cineastas venezolanos.

Bertrand destacó la importancia de la cooperación estratégica institucional y el aporte del sector privado en la realización de actividades y eventos de gran calidad con acceso a público de forma gratuita, o en su defecto a costos muy solidarios, como los que ofrece el I Festival de Cine documental, homenaje a Jean Rouch; en este sentido señaló: “…sin la participación estratégica de la Cinemateca Nacional, la Fundación CELARG, de la UCV, del Trasnocho Cultural y del Colegio Francia, sería imposible permitir el acceso del gran público a estas películas. Además, es muy interesante trabajar en conjunto, en un proyecto común, intercambiar ideas en el marco de la cultura, unir recursos y esfuerzos al servicio de la cultura para todos”.

La directora de la Alianza manifestó que es una oportunidad para el público venezolano poder ver realidades de diferentes partes del mundo, “… estos documentales tratan asuntos muy actuales, de una manera diferente a los otros medios. La pesadilla de Darwin, permite ver los efectos terribles y trágicos de ciertos proyectos en el marco de la globalización llamados de “desarrollo sostenible”. Muro, desde lo que comunica la gente de los dos lados de la pared en Israel, desde la vida cotidiana nos trae una visión humana muy fuerte de lo que pasa actualmente allí. Los chicos malos, sigue el camino de jóvenes en los suburbios muy pobres de Paris y de la vida que ellos tienen y de su lucha diaria por conservar la dignidad; y esto es apenas una muestra de las películas que pueden permitir a cada uno enriquecer su espíritu critico, propiciar la reflexión y su conocimiento del mundo…”

El documental se ha instalado en Francia gracias a una estructura de producción bastante sólida, y las películas se difunden por cadenas europeas y otros canales. La temática que abordan estos filmes es muy amplia, lo mismo que los subgéneros o registros dentro del documental, que van desde lo más didáctico a la denuncia dramática, pasando por el tono humorístico para determinados asuntos y el intimista en los retratos de ciertos personajes.

El Festival de Cine Documental en esta primera entrega, rinde homenaje al cineasta francés de origen catalán e ingeniero de profesión Jean Rouch (1917-2004), quien en los años cuarenta partió a África como ingeniero civil para supervisar la construcción de puentes y carreteras. Su encuentro con el naturalista Théodore Monod que dirigía el Instituto Francés de África Negra fue decisivo. Rouch empezó a realizar investigaciones etnográficas que Monod publicaba. De vuelta en París estudió antropología y decidió utilizar una cámara, en vez de un cuaderno, como herramienta para la investigación. Por aquella época recibió clases de cine a las que también asistían Francois Truffaut y Jean Luc Godard, a quien influyó junto a los cineastas de la nouvelle vague.

En 1946 partió nuevamente a África con una cámara de 16 mm; al perder el trípode en el río decidió seguir filmando a pulso. Este hecho marcó toda su obra, luego diría: “Nunca pongo la cámara sobre un trípode. El cine es para mí una forma de creación poética inmediata, es necesario estar en contacto físico con el mundo, como con la cámara”. El desarrollo de las cámaras ligeras y del registro sonoro sincrónico a finales de los años cincuenta fueron pilares del llamado cinéma vérité fundado por Rouch. A través de su vida filmó unas 120 películas y más de la mitad de ellas fueron filmes etnográficos sobre el continente africano.

El público podrá aproximarse a la personalidad y obra de Rouch, en documentales como Mosso mosso, Jean Rouch como si (Jean-André Fiéis, Francia, 1998), Crónica de un verano (Jean Rouch, Edgar Morin, Francia, 1960), Yo, un negro (Jean Rouch, Costa de Marfil, 1958), Los amos locos (Jean Rouch, Ghana, 1955), La casa del león con arcos y flechas (Jean Rouch, Nigeria, 1965), y Poco a poco (Jean Rouch, Nigeria y Francia, 1972).

El Festival contará con la participación del renombrado etnocineasta francés Jean Arlaud, compañero de viaje de Rouch, autor de unas veinte películas etnográficas y cofundador del Festival Internacional “Bilan du Film Etnographique”. Arlaud, a partir de la obra de Michel Perin, El camino de los indios, filmó uno de los mayores mitos de la etnia goajira.

El destacado cineasta ofrecerá el jueves 18 de mayo de 2006, a las 10:30 am, una conferencia a propósito de la proyección de la cinta El camino de los indios muertos en la UCV y a las 7:00 p.m., estará en el Celarg, con la proyección de Los maestros locos y posterior debate sobre el documental para concluir el viernes 19 de mayo de 2006, en la misma sala en la que tendrá un encuentro con el público asistente después de la función del film Yo, un negro.

El cine, desde sus comienzos, se ha planteado como uno de sus objetivos buscar la realidad y filmarla para presentarla al espectador. Sea esta una estupenda ocasión para la observancia puntual de ciertos aspectos del mundo que nos rodea y contribuya a su vez a posicionarnos en una actitud crítica ante sus realidades.

Lusymar Blanco Delgado

Jefe de prensa
E-mail: [email protected] gmail.com
Móvil: 414 276 2161

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba