Entretenimiento

Proyección restaurada de Las tres luces de Fritz Lang en la Berlinale 2016

Corresponsal para analítica desde Berlín: Martha Escalona Zerpa

La primera película del cineasta vienés Fritz Lang, Der Müde Tod (Las tres luces) del año 1921 se proyectó en una versión restaurada digitalmente en el marco de la sección Retrospectiva Berlinale Classics, dirigida por Rainer Rother. Fritz Lang es uno de los grandes maestros del cine expresionista alemán y del cine universal.

Las tres luces, la primera producción cinematográfica de Fritz Lang, seis años previa a la fantástica Metropólis (1927), fué proyectada en una brillante y nueva restauración digital a cargo de la restauradora Anke Wilkening y acompañada en vivo por la Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín (Rundfunk-Sinfonieorchester Berlin), con música original del compositor Cornelius Schwehr.

La restauración digital de la película, con una duración total de 98 minutos, fué realizada por la Fundación Friedrich Wilhelm Murnau y ha contado con el apoyo de la Fundación Bertelsmann y de los fondos de digitalización de la Comisión para Cultura y Medios del Gobierno Alemán.

La labor restauradora es el resultado del esfuerzo y cooperación mancomunado de diferentes entidades culturales internacionales. Como base del material utilizado para la restauración digital de la película, se ha partido de un duplicado en blanco y negro en 35 mm del Museo de Arte Moderno de Nueva York. También se han manejado tomas individuales de una copia en blanco y negro de la Cinémathèque de Toulouse. Los subtítulos son reconstrucciones del Museo de Cine de Munich y los que faltan se reconstruyeron con la ayuda de material de archivo de la Národní Filmový de Praga y de la Cinémathèque Royale de Bruselas.

El argumento de Las tres luces, a partir del guión de su esposa, Thea von Harbou, presenta a una joven a la que la Muerte arrebata su marido tras un misterioso encuentro entorno a la mesa de una tasca. La joven, que ha leído en las escrituras de Salomón que el amor es tan fuerte como la muerte, persigue al extraño extranjero dispuesta a liberar el alma de su esposo, que está presa en la fortaleza amurallada que la Muerte ha construido en el pueblo.

La Muerte cansada de seguir matando tras los estragos de la I Guerra Mundial y simbolizada por muchas velas encendidas, accede a devolverle su esposo si ésta logra evitar que, al menos tres de las velas que pone ante ella, se extinga. Cada vela representa una historia de amor que habrá de vivir en Mesopotamia, en el Carnaval de Venecia y en la lejana China.

Con la llegada de Hitler al poder en 1933, Fritz Lang, de origen judío, tuvo que huir a Estados Unidos, divorciándose de la que había sido su musa y esposa Thea von Harbou.

 

 

Ver: www.berlinale.de

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba