Entretenimiento

Recordando a un Músico y Pacifista Excepcional

(%=Image(2040450,»L»)%) Un 8 de diciembre, el que fuera el motor creativo del grupo musical más popular del siglo XX fue asesinado por un fanático frente al edificio Dakota, donde tenía su lujoso apartamento con vista al Central Park de Nueva York. Este año la sección próxima en ese mismo parque, bautizada como Strawberry Fields, se llenó todo el día y parte de la noche –como en cada aniversario- de jóvenes entusiastas, que se codeaban con adultos de la pasada generación, coreando sus canciones aún con el frío decembrino, en homenaje al Beatle más carismático y admirado, ahora todo un ícono del siglo pasado junto con otros artistas desaparecidos prematuramente como James Dean, Marilyn Monroe y Elvis Presley.

La canción más coreada fue obviamente Imagine, la melodía emblemática de Lennon, un perdurable clásico de la música pop, tanto por su música como por su mensaje. De hecho. la organización pacifista Amnistía Internacional lanzó una campaña mundial en pro del respeto a los derechos humanos, usando las profundas frases de esa celebérrima canción, que aboga por la paz, la tolerancia y la solidaridad, al igual que lo hizo cuando fue compuesta, en plena guerra de Vietnam, y es cantada últimamente en todas las manifestaciones pacifistas que se escenifican en las capitales del mundo junto con otra famosa frase de esa época, “All we are saying, give peace a chance”, en pro del cese a los absurdos conflictos bélicos y confrontaciones sociales que azotan al mundo hoy día.

En su ciudad natal, Liverpool, tuvo lugar un vistoso acto en el cual sus admiradores sueltan cada año al cielo un millar de globos de colores con mensajes de admiración adheridos a los mismos. En otro sitio que popularizaron, el Abbey Road de Londres, donde estaba el estudio en que grababan sus canciones, también se congregaron miles de fanáticos que coreaban sus melodías. En París hubo exposiciones con fotos y videos de su trabajo, mientras tuvieron lugar conciertos de imitadores en capitales de todo el mundo, especialmente en Buenos Aires, donde existe un Club de Fanáticos de Lennon, al igual que lo hubo por doquier en honor de otro ídolo del rock, Elvis Presley. Y si bien Presley fue grandemente responsable de los inicios y auge del Rock ‘n Roll en los años 50, Lennon y los Beatles fueron artífices de su renovación en los años 60 y 70, llevando el nuevo ritmo a elevados niveles de aceptación. En afecto, aunque hay muchos –mayormente conservadores en materia musical- que no gustan del Rock, de todos modos disfrutan la música de los Beatles.

En los convulsionados años del nuevo siglo, los mensajes que lanzó Lennon en su famosa canción Imagine, siguen inspirando a toda la gente de buena voluntad, pues tienen un contenido que llegó a millones en forma sencilla y clara, como no lo ha hecho ninguna canción en los anales de la música popular.

En su primera estrofa, Lennon recomienda vivir intensamente, cuando dice “Imagina a toda la gente viviendo para el día de hoy”, rechazando de paso el etéreo paraíso de las religiones tradicionales, al insistir que el infierno es un mito y que arriba sólo está el cielo azul. Así, Lennon aprovecha a difundir su filosofía exenta de mitos religiosos que tanta intolerancia han motivado a través de los siglos, y especialmente ahora, en la era del terrorismo, donde muchos jóvenes kamikaze esperan dirigirse con su acto insensato al mítico cielo rodeado de bellezas.

En la segunda estrofa Lennon enfila contra el nacionalismo, nefasto fenómeno que tantas guerras ha causado, especialmente en el siglo XX, cuando fue la ideología que motivó a dos sangrientas guerras mundiales, que resultaron conjuntamente en unas 50 millones de muertos y miles de inválidos, además de los millones de desplazados por la destrucción y las persecuciones. Lennon propone allí el fin de las fronteras nacionales y se declara ciudadano del mundo, cuando implora para que no haya naciones, y así eliminar los motivos para matar o morir. Nuevamente critica a las religiones que las justifican e impulsan, refiriéndose obviamente a cruzadas y guerras religiosas que azotaron a sociedades enteras en sus respectivas épocas, y aún ahora durante el llamado “choque de civilizaciones”.

Más adelante ataca a la que considera como la otra gran plaga de nuestros tiempos, el materialismo, pidiendo a la gente que se olvide de poseer bienes e invitando a compartirlos, de modo que “no hay necesidad de codicia o hambre”, los dos factores que son responsables de la mayoría de los conflictos en el mundo de hoy, con guerras libradas por recursos y territorios, mientras la cuarta parte de la población mundial pasa hambre. Al final nos invita a compartir todo el mundo sin egoísmo, un pedido utópico pero que podría acabar con invasiones, guerras civiles y luchas por el poder.

En el ritornello de la canción, Lennon nos da un atisbo de su ensibilidad ecológica, al incitarnos a compartir el único planeta vivible del sistema solar, sin egoísmos y como si fuera de todos. Aún reconociendo en esa estrofa de ser un soñador, dice con mucha razón que seguramente hay muchos con el mismo sueño, haciendo un llamado a unirse a esa admirable campaña pacifista. La canción es ahora una poderosa oración que llega al fondo del alma de la gente de buena voluntad y para muchos es más significativa y vigente que las plegarias de antaño, convirtiéndose en tres décadas en el himno filosófico más popular de los tiempos modernos, rivalizando así con otras melodías universalistas como el Himno a la alegría de la 9ª sinfonía de Beethoven y el “Va pensiero, sulle ali dorate” del Nabucco de Verdi.

Nota: Para los que aún no han apreciado la letra de la canción y se han contentado sólo con la versión inglesa, a continuación está una traducción libre, para que pueda ser conservada… y difundida como se merece..

Imagina

(Letra y música de John Lennon, 1971)

Imagina que no hay paraíso

Es fácil si lo intentas

Ningún infierno bajo nosotros

Y encima nuestro sólo el cielo

Imagina a toda la gente

Viviendo para el día de hoy.

Imagina que no hay naciones

No es difícil hacerlo

Nada por qué matar o morir

Tampoco ninguna religión

Imagina a toda la gente

Viviendo la vida en paz.

Imagina que no hay posesiones

Me pregunto si puedes

Sin necesidad de codicia o hambre

Una hermandad del hombre

Imagina a toda la gente

Compartiendo a todo el planeta.

Puedes decir que soy un soñador

Pero no soy el único

Espero que algún día te nos unas

…Y el mundo será uno solo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba