Entretenimiento

Ryojin-hisho: La danza del polvo

Shirakawa  sólo gobernó durante tres años, del 1155 al 1158, luego se enclaustró y su vida devino en años de conspiraciones y persecuciones, ya que enfrentaba la llegada de la clase samurái. Imagino, en medio de estas tensiones, al Emperador invitando a las jóvenes declamadoras, para que le cantaran:

“Si realmente deseas tener una cosa

no hay nada

que no se pueda atar.

Cuando el viento sopla

no hay nada

que no se incline”

Esta colección de cantos de fe y amor reaparece en el mundo gracias a la traducción directa del japonés de MasateruIto, ex Embajador de Japón en Venezuela, quien tradujo “Los Cantos en el Pequeño Paraíso” y, estos días, trabaja en llevar la obra del mexicano Octavio Paz al japonés. Para hacerlo, se apoyó en la colaboración del escritor trujillano Ednodio Quintero, quién viajó a Japón a darle el toque literario que la traducción necesitaba… Y lo logró, porque estos cantos se leen con cierto sabor de contemporaneidad.

“Están vigentes porque son de amor, de lamentos, me llamó la atención su parecido con El Cantar de los Cantares  del Rey Salomón. Las obras clásicas son así, son cantos que están presentes en la psiquis de la humanidad, en éstos hay delicadeza, picardía, lamentos, sensualidad amorosa”.

“Al cooperar en la traducción me esmeré en buscar las palabras precisas, aunque algunos juegos de palabras, que abundan en el japonés, se perdieron”, indicó Quintero.

“El pecado es

una escarcha de la noche.

Huye

De la luz del amor.

Por lo tanto debes

Apaciguar tu mente

y tratar

de ver la verdad”.

La pasión de Ednodio Quintero por el Japón lo ha llevado a vivir en ese país en varias oportunidades. Es un lector sagaz de su literatura y ha colaborado con traductores de obras como El Mago (RyunosukeAkutagawa) y, nos comentó, que fue el primero en reseñar a HarukiMarakami en el país, en un dossier dedicado al autor por la revista Quimera en el 2007.

En su introducción, el Embajador MasateruIto sintetiza el carácter de los cantos, “En el Ryojin-hisho encontramos un prolífico mundo de sacerdotes y prostitutas, labradores y cazadores, jugadores y chismosos, trabajadores y parias, viejos y niños, cuyas voces son a veces intercambiables. Los cantos son a un mismo tiempo lujuriantes y devotos. Sobre todo, son diversiones”.

“Palabras hermosas

palabras vacías

son nuestro error”

Esta selección del “Ryojin-hisho” es una rareza en español, e incluso en el inglés, asegura Quintero. Esta selección del “Ryojin-hisho” es una rareza en español, e incluso en el inglés, asegura Quintero. Estas piezas, que “cantan la alegría de vivir, el espíritu budista de la resignación” han quedado confinadas al japonés por siglos y, gracias a esta edición de bid&co. editor los hispanoamericanos tenemos acceso a éstas. El volumen, patrocinado por la JapanFoundation, cuenta con bellas ilustraciones y una elegante portada.

 

GoShirakawa (compilador)

La danza del polvo

Selecciones del Ryojin-hisho

bid&co. editor , Caracas, 2013. 161 pp.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba