Tecnología

El patinete eléctrico: ¿un medio de transporte del futuro?

Hay muchísimas opciones disponibles en este momento, y hay que descartar algunas y sopesar otras con base en dos factores primordiales: la seguridad y el uso

Este escenario hace que el patinete eléctrico sea uno de los medios de transporte preferidos por el público, en especial por los jóvenes. Sin embargo, la creciente problemática del transporte ha hecho que la edad ya no sea un factor decisivo entre los gustos de la población, y así cada día más personas, ven esta alternativa como algo realmente viable.

El crecimiento de este sector ha hecho que haya muchos compradores que no siempre estén bien informados acerca de lo que están comprando y las implicaciones que trae consigo. Antes de escoger tal o cual modelo, hará falta conocer un poco acerca de estos vehículos de movilidad personal.

Es cierto que las normativas cambian de ciudad en ciudad, pero siempre viene bien tener un panorama general acerca del uso del patinete eléctrico. ¿Qué tipo de patinete es apto para comprar? ¿Por dónde se puede circular? ¿Se requiere de seguro? ¿Qué medidas de seguridad hay que tener? Todas estas son preguntas habituales que hacen falta aclarar más pronto que tarde.

Los tipos de patinetes eléctricos

La clasificación de estos vehículos todavía no está regida por ningún organismo, pero sí se han ido diferenciando unos tipos de otros, siguiendo ciertas directrices bastante obvias. Estas clasificaciones las realizan los ayuntamientos, aunque todavía no hay un instructivo en el que se especifiquen.

El patinete tipo A es el que ni siquiera llega a alcanzar los 20 km/h. Dentro de esta clasificación están los considerados juguetes que no superan los 6 km/h y pueden usar los niños con la supervisión de los adultos. Esta velocidad hace que esté prohibido circular con ellos por la calzada, por lo que su uso se restringe a los carriles de bici en la gran mayoría de municipios en España.

Los tipo B generalmente llegan a los 25 km/h aunque podrían hacerlo hasta 30 km/h y seguir dentro de esta clasificación. Es el tipo de patinete más común porque la velocidad que alcanzan es suficiente para recorrer cómodamente una ciudad, además de que pesa menos de 50 kilos.

Los tipo C son los que superan a los otros en potencia y tamaño, y se les podría comenzar a llamar vehículos propiamente dichos. Cabe esperar que en el futuro sea necesario matricularlos y tener un seguro para manejarlos, además de una licencia de conducir. Sin embargo, esto todavía no es una realidad.

Los patinetes de esta última categoría están pensados para recorrer distancias muy largas, por lo que su tiempo de autonomía y velocidad máxima son bastante elevados. Por otro lado, el tamaño que tienen hace que sea imposible guardarlos dentro de una casa, así que deben ir en un garaje o puesto de estacionamiento mientras no se están usando.

Hay distintos modelos ¿Cómo escoger el que me conviene?

La seguridad y los patinetes

En este momento, en ninguna parte se exige un seguro para circular, incluso si el patinete es de clase C. Esto no significa que no sea conveniente sacar uno por cuenta propia, cuando en realidad es lo más recomendable. Es mejor tener un seguro que cubra las espaldas en el caso de salir culpable si ocurriera un accidente e hiciera falta correr con los gastos de la reparación de daños.

La edad mínima para circular con un patinete eléctrico es de 16 años en la mayoría de sitios, aunque en algunas ciudades se ha reducido a los 15 años. Los menores de esta edad pueden utilizar un patinete en espacios cerrados como parques, a velocidades bajas y con la supervisión de un mayor.

No es obligatorio llevar casco mientras se conduce un patinete al ser mayor de edad pero la seguridad es siempre una apuesta segura. Es recomendable llevar el casco para prevenir los daños que pueden ocasionar caídas o choques. Es importante saber también que no está permitido llevar audífonos mientras se conducen, ni utilizar el teléfono porque se debe estar pendiente del entorno en todo momento.

Los frenos traseros y delanteros son obligatorios en el vehículo, y la mayoría lleva el freno delantero en el propio motor que va en la rueda. Estos frenos se pueden ajustar con la aplicación para una mayor comodidad, y hace falta mantener una distancia de seguridad con otros vehículos dependiendo del ajuste.

Es ilegal conducir un patinete en estado de embriaguez, por lo que el conductor puede verse sometido en cualquier momento a un control de alcoholemia. Si llegara a reprobar el control, habrá una sanción económica que cumplir. Este motivo de sanción es considerado como uno de los más graves.

¿Cómo escoger un patinete?

Hay muchísimas opciones disponibles en este momento, y hay que descartar algunas y sopesar otras con base en dos factores primordiales: la seguridad y el uso. Después de ver esto, es cuestión de encontrar uno que responda a los gustos personales y que cumpla con las expectativas que se tengan.

Antes que nada, el vehículo debe contar con un buen sistema de suspensión y frenado, además de tener ruedas resistentes, esto garantiza la seguridad del usuario. Para empezar, lo mejor es que los frenos sean de disco porque son muy efectivos, pero requieren de un mantenimiento constante.

La suspensión mejora cuanto más grandes sean las ruedas y siempre que estén bien llenas de aire. Esto se tienes que comprobar, ya que disminuye el impacto en el cuerpo, además de que una buena suspensión hace que sea más sencillo sortear obstáculos y aguantar las irregularidades del terreno.

Adicionalmente, hace falta incorporar luces al patinete si no las trae para que el mismo lo puedan ver de noche o si la iluminación no es muy buena. En el caso de la batería, tiene que ser de buena calidad, para evitar que se estropee con el paso del tiempo; también dependerá del uso que se le vaya a dar al patinete y la autonomía que se necesite.

La aceleración, la velocidad y la potencia del patinete son factores algo secundarios pero que igual hay que tenerlos en cuenta. No hace falta buscar el modelo más potente si se van a recorrer tan solo unos pocos kilómetros desde casa al trabajo o si se vive en una ciudad sin cuestas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba