Tecnología

¿Ha llegado el invierno de las criptomonedas?

Hace tan solo unas semanas, en Analítica hablábamos sobre las cosas que debes saber sobre el uso de las criptomonedas y es que lo cierto es que llevamos ya muchos meses de estabilidad (teniendo en cuenta lo volubles que son estos mercados) y de una tendencia creciente hacia la adopción y la normalización de las mismas.

Antes de detenernos a analizar, someramente, la situación actual, que muchos medios han tildado de “catástrofe” cuando, más bien, parece una respuesta cíclica que ya hemos vivido en al menos cinco situaciones a lo largo de estos años, resulta interesante resaltar alguno de los fenómenos que han terminado estandarizando su uso y llevándolo al gran público, algo que ha pasado, especialmente, durante los últimos años.

En primer lugar, las criptomonedas se utilizan, cada día más, como una forma de pago a la hora de adquirir todo tipo de bienes y servicios. A estas alturas, a través de diferentes plataformas podemos comprar en establecimientos tan comunes como tiendas de muebles, casinos online, supermercados, tiendas de ropa y deportes.

Existen muchos motivos para usar criptomonedas. Si revisamos los métodos de pago para casinos online de una de las plataformas de referencia, VegasSlotsOnline (https://www.vegasslotsonline.com/es/), nos encontramos que destacan, entre otros, el hecho de que algunos jugadores quieren permanecer privados en la red. Aunque la transacción que llevan a cabo es segura y queda registrada en la cadena de bloques (blockchain), nadie puede relacionarla con su nombre. Si a la facilidad que proporcionan estas plataformas, las reseñas que nos orientan antes de aventurarnos en un casino en concreto y la variedad de juegos y formatos que ponen al alcance del usuario le sumamos el anonimato y la seguridad, queda someramente claro por qué se trata de uno de los sectores con más crecimiento en los últimos años.

Esta es una de las claves en el uso de criptomonedas: el anonimato acompañado de seguridad y de la posibilidad de que tanto el emisor como el receptor comprueben que, efectivamente, la transacción se hizo. Esta fue una de las características que hicieron, inicialmente, que estos activos de activos digitales ganaran popularidad entre geeks, informáticos y otros tipos de internautas avanzados.

Sin embargo, se han venido dando pasos de gigante, como la implementación de criptomonedas en PayPal (https://www.eleconomista.es/mercados-
cotizaciones/noticias/11556502/01/22/La-apuesta-de-PayPal-por-las-criptomonedas-planea-
lanzar-su-propia-stablecoin.html
), que provocó un aumento drástico del precio y la adopción por parte de usuarios que, probablemente, no se habían acercado a estos activos hasta que no los tuvieron al alcance de su dedo. En el momento en el que plataformas como PayPal, bancos de todo el mundo e incluso países enteros han adoptado las criptomonedas, han sido muchos los curiosos que, con pequeñas cantidades, han decido hacer sus primeras incursiones en este mundo y ver si podían convertir esas modestas cifras en, al menos, un poco más de la inversión inicial.

Ahora, como decíamos al comienzo del artículo, estamos viviendo uno de los peores momentos en meses y el precio, no solo de Bitcoin, sino de muchas criptomonedas que habían ganado adeptos en los últimos tiempos, ha descendido drásticamente, haciendo pequeños rebotes en su valor.

Lo cierto es que hemos vivido momentos vertiginosos, en los que Bitcoin ha llegado a perder hasta un 90 % de su valor, y esto no tiene por qué ser motivo de alarma siempre y cuando no hayas invertido una cantidad que te comprometa económicamente o, como en el caso de algunos países, tu economía dependa de una criptomoneda.

La mayoría de expertos, como saben que el común de los mortales no llegaremos a comprender por completo la construcción y la filosofía que hay detrás de las criptomonedas, siempre recomiendan ser cautos: realizar inversiones que no comprometan nuestra economía doméstica o familiar, tener muy en cuenta la posibilidad de que las criptomonedas se devalúen drásticamente (esto pasa en ambos sentidos, también puede aumentar su precio de manera radical, algo que hemos vivido muchas veces durante los últimos diez años) e invertir siempre a medio o largo plazo.

Evidentemente, hay muchas personas que prefieren hacer trading, es decir, especular (comprar y vender) criptomonedas con el objetivo de obtener beneficio, pero en un mercado tan voluble, y complejo, resulta muy complicado obtener beneficios a corto plazo.

La idea que trasluce de todos estos cambios bruscos no es que, otra vez, el Bitcoin (o el resto de criptomonedas) esté llegando al final de su vida útil, al contrario, según la mayoría de expertos estamos todavía en un momento muy temprano de su evolución y, si queremos introducirnos en este mundo en plena creación, debemos hacerlo con cuidado y con la máxima de no arriesgar demasiado.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba