Tecnología

¿Se acaba la fiebre de Pokémon GO?

Si por algo será recordado el verano de 2016 en el mundo tecnológico, será sin duda por el fenómeno Pokémon Go. El juego basado en la popular saga de Nintendo llevaba un tiempo amenazando con llegar a nuestros móviles y, finalmente, el pasado 6 de julio Niantic, la compañía encargada del desarrollo del juego, lo liberó en iOS y Android.

Lo que vino después ya lo sabemos de sobra. Millones de descargas, récords de ingresos, acciones subiendo como la espuma y, sobre todo, gente como loca cazando Pokémons, entre los que por supuesto me incluyo. Desde entonces ha pasado más de mes y medio, un tiempo en el que he ido subiendo de nivel poco a poco y ampliando mi Pokédex con criaturas de las que, por qué no decirlo, me siento bastante orgullosa. Pero ahora, 53 días después de que lo instalara en mi móvil cada día tengo más claro que es cuestión de tiempo hasta que acabe desinstalándolo. Sí, me estoy cansando de Pokémon Go.

La ilusión del principio

Antes de nada quiero dejar claro que nunca he sido fan de la saga Pokémon. Conocía a los clásicos Pikachu, Squirtle y Bulbasaur, pero más allá de ahí nunca me interesé por aquellas criaturas de los dibujos animados, quizás porque la fiebre Pokémon me pilló ya un poco mayor o porque nadie de mi entorno me instruyó en el noble arte de capturar Pokémons. Sea como fuere, la inminente llegada de Pokémon Go me producía el mismo interés que la serie, es decir, ninguno.

Bugs y actualizaciones

Niantic ha mejorado bastante el funcionamiento y rara es la ocasión en la que el juego se queda bloqueado. Ya no hay tantos problemas para hacer login ni perdemos capturas con tanta facilidad, pero todavía queda mucho por mejorar y, como no se den prisa, el interés por Pokémon Go seguirá decayendo como ya muestran los números de usuarios activos.

La gestión de Niantic ha provocado bastante polémica en las semanas posteriores al lanzamiento. Aunque han mejorado la experiencia de uso, las actualizaciones lanzadas por la compañía no han introducido cambios que enriquezcan la dinámica del juego. No han llegado nuevas criaturas, tampoco han incluido la posibilidad de intercambiar Pokémon con otros entrenadores como se rumoreó hace semanas y del nuevo modo ‘cerca’ mejor ni hablamos.

Como decía, lo positivo de estas actualizaciones es que al menos han acabado con la mayoría de fallos, aunque no todos. Ahora que ya voy por el nivel 20, los bugs empiezan a minarme la moral. El otro día, para mi deleite, capturé un Golem de 870 PC, pero la alegría me duró poco, y es que mis más de 130 Pokébolas desaparecieron de un plumazo.

Pokémon Go es un juego frustrante y repetitivo: trampas y baneos

Ya desde los primeros días, los Pidgey, Zubat, Ekans y Spearow empezaron a cabrearnos con su insistencia, pero no pasaba nada porque capturarlos era relativamente sencillo y subir de nivel no resultaba demasiado complicado. Sin embargo, Pokémon Go es un juego que se va complicando conforme avanzamos, algo normal, pero que en el caso de un juego que te obliga a salir de casa y patear las calles, es bastante frustrante.

Por ejemplo, una de las maneras más efectivas para subir de nivel fácilmente es capturar muchos Pidgeys e ir evolucionándolos. He llegado a acumular más de 150 caramelos Pidgeys en unos pocos días y gracias a ellos pude avanzar varios niveles, pero ahora lo de capturar pajaritos se complica y cuando me encuentro un Pidgey de 200 o 300 PC muchas veces pasó de él -no sería la primera vez que gasto seis o siete Pokébolas para capturar uno y no me apetece malgastarlas.

¿Podrá Niantic mantener el interés?

No hay duda de que Niantic tiene posibilidades de frenar el descenso que vemos en el gráfico. Tampoco hay que olvidar el componente novedad del juego, por lo que es normal que haya una bajada en el número de usuarios, pero la compañía no puede dormirse en los laureles si quieren mantener el interés de los usuarios.

Ya hace varias semanas desde que se habló del intercambio de Pokémon entre usuarios y también de ese modo de radar que nos permitiría localizar los Pokémon cercanos más fácilmente, pero a día de hoy seguimos esperando y, cuánto más tarden, más afectará a las cifras. Otro aspecto para volver a despertar el interés sería añadir nuevos Pokémon a la colección, aunque para eso parece que todavía queda bastante.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba