Tendencias

En Colombia la infidelidad es una forma de maltrato

En una controversial sentencia, el Consejo de Estado de Colombia determinó que la infidelidad es una forma de maltrato psicológico.

Según reportó el matutino El Tiempo, el fallo se produjo en respuesta a una acción emprendida por los familiares de una mujer asesinada por su esposo en 1998.

El marido, policía de profesión, había asegurado luego del fallecimiento que su esposa se había suicidado por celos. Sometido el suceso a las pruebas de balística, determinaron que estaban en presencia de un asesinato.

Esposa le reclamaba las infidelidades

Entre las pruebas aportadas en el juicio, se evidenció que la difunta se quejaba de las infidelidades del marido.

“La víctima sufrió inmensamente por la infidelidad de su marido, lo que los obligó a estar en conflicto permanente; independiente de que ella mostrara su situación, fue agravada por el estereotipo de que la mujer debe acostumbrarse a estos comportamientos”, explicó la magistrada del caso.

En el texto de la sentencia, se señaló que esta traición “insistente y pública le generaba a la víctima un profundo dolor y sentimientos de tristeza, angustia e inseguridad, con consecuencias comprobadas científicamente en su salud física y mental”.

La magistrada, al comentar la sentencia, también la tomó en contra de las otras mujeres que se habían enredado con el marido de la occisa, porque conocían “que su esposo les enviaba flores a otras mujeres y que la llamaban para atormentarla”.

Igualmente, argumentó que a pesar que las policías tienen el mandato legal de vigilar la conducta de los funcionarios, en este caso no tomaron cartas en el asunto por considerarlo de carácter “privado”.

“El comandante de la Estación de Policía conocía la situación y consideró que como la señora no salía a la calle, y todo pasaba en el hogar, no debían intervenir, aunque el uniformado frecuentaba mujeres públicamente”, explicó.

En la sentencia, se estableció la responsabilidad de la Policía Nacional, porque con su “omisión, toleró y consintió el comportamiento indebido del uniformado (infidelidad y maltrato) y permitió, con ello, que la violencia doméstica se acentuara, hasta el punto que tuvo un desenlace fatal”.

Apoyo a la sentencia

Las reacciones no se hicieron esperar. Rodrigo Córdoba, presidente de la Asociación Psiquiátrica de América Latina, estuvo de acuerdo en que la infidelidad es una forma de maltrato, porque causa grandes heridas e intranquilidad a la persona.

“La infidelidad puede afectar más a personas que estén ante una fragilidad emocional; por ejemplo, para alguien deprimido puede terminar siendo un gran sufrimiento”, dijo.

Por su parte Isabel Londoño, directora ejecutiva de la Fundación Mujeres por Colombia, consideró que “la infidelidad de su pareja no sólo debería ser calificada como una forma de maltrato psicológico, sino una tortura”.

Esta sentencia establece un precedente y un concepto jurídico, en el ámbito de la violencia de género. Sin embargo, si bien los tribunales deciden en función de un caso particular, queda la duda de cuál sería la interpretación del Consejo de Estado cuando la infidelidad es hacia el hombre.

Fuente: El Tiempo de Bogotá
@ermartinezd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba