Entretenimiento

Tomando a la comedia en serio o LOS NUEVOS REYES DE LA COMEDIA

Una avalancha de nuevos cómicos domina la escena en Hollywood, reemplazando a veteranos en decadencia, en una época donde la gente busca divertirse para alejarse de la malas noticias en la tv.

La reciente camada de cómicos norteamericanos está revitalizando la industria cinematográfica, al evidenciarse que muchas comedias recientes están recibiendo buenas recaudaciones de taquilla, desplazando a las películas de acción de los primeros lugares, lo que anima incluso a financiar producciones cómicas siempre más costosas. En efecto, la comedia “Evan, todopoderoso” (o Sigo como Dios) tuvo un presupuesto de $ 175 millones, el más alto para una comedia en Hollywood mientras “Conozca a los Focker” costó más de $ 100 millones por su reparto cargado de estrellas (DeNiro, Hoffman, Streisand, Danner) y el reciente exitazo de los hermanos Coen,“Quemar después de leer”, también está en esa categoría, pues reúne a astros de moda como George Clooney y Brad Pitt, que consumen entre los dos la mitad del presupuesto.

Aparentemente ya pasó la época cuando una comedia costaba la tercera parte de una película de acción y raramente superaba los $ 50 millones, pues ahora los estudios los cargan de estrellas para capitalizar su popularidad. Asimismo, las series cómicas o ‘sitcoms’ televisivos ya no tienen la misma receptividad de antes, quizás porque han proliferando mucho y los guiones son cada vez más pobres, siendo desplazadas de los ratings por los ‘reality shows’. De ahí que para ver una buena comedia hay que ir a una sala de cine o esperar a que salga en DVD.

Novatos y veteranos
Dentro de la avalancha de cómicos aparecidos en esta década, están actores como
Steve Carell, Adam Sandler y Ben Stiller (en los primeros lugares), seguidos de Will Ferrel, Vince Vaugh, Owen Wilson, Jack Black y Tom Myers. Sin embargo, siguen siendo muy cotizados veteranos de la comedia como Robin Williams, Jim Carrey, Steve Martin, Billy Cristal, Eddie Murphy y Bill Murray, con algunos actores dramáticos (George Clooney, Will Smith, Brad Pitt, Tom Hanks, Robert DeNiro) incursionando ocasionalmente en el campo de la comedia, como hicieron en otra época superestrellas ‘serias’ como Cary Grant, Clark Gable, Spencer Tracy y Gary Cooper. Pero de las filas de comediantes femeninas hay pocas candidatas a reemplazar a las reinas de la comicidad de antes, como Lucille Ball, Goldie Hawn, Bette Midler, Barbra Streisand y Jamie Lee Curtis, en un género difícil en que los cómicos masculinos dominan el escenario desde los inicios de Hollywood, al igual que lo siguen haciendo en las cintas de aventuras y policiales.

Carell, de virgen a todopoderoso
Steve Carell luce como el más convincente de este enjambre de cómicos, quizás porque no se esfuerza mucho en hace reir, prefiriendo que la situación se valga por sí sola con poca ayuda de su personaje. Un actor que tuvo primero una larga trayectoria en la televisión, tanto en sitcoms como en parodias de famosos, Carell se dio a conocer en breves apariciones en cintas de prestigio como “Bruce todopoderoso”, “Hechizada”, “Melinda y Melinda” y la laureada “La pequeña miss Sunshine”. Pero el éxito que obtuvo la serie “The office” lo catapultó a la fama y por poco le dan el papel del detective neurótico en “Monk”, la popular serie detectivesca en tono de comedia, donde se luce el talentoso Tony Shalhoub). De ahi en adelante a Carell le salieron papeles jugosos, como el de “Virgen a los 40 años”, que le permitió acceder a superproducciones cómicas como “Evan todopoderoso” (una secuela de la de Jim Carrey) y el reciente exitazo “Get Smart” (Superagente 86), una recreación de la famosa serie televisiva de los 70, a su vez una parodia de la franquicia 007.

Los ingenuos hacen reir
Sus colegas en el tope de la popularidad son Adam Sandler y Ben Stiller, ambos muy apropiados en roles de personajes víctimas de las circunstancias, que en otra época hicieron actores como Gary Cooper y James Stewart. Así, Sandler se hizo notar como un congresista ingenuo en un clásico de Cooper, “El buenazo Mr. Deeds”, para luego triunfar de la mano de Jack Nicholson (de por sí un gran cómico) en “Manejo de la ira” y de Drew Barrymore en “50 primeras citas”, para luego consagrarse en la dramedia “Spanglish” al lado de la española Paz Vega.

(%=Image(9016102,»L»)%) Por su parte, Ben Stiller triunfa en papeles similares, siendo particularmente exitoso en “Conociendo a los padres”, donde interpreta a un pretendiente que va a conocer a sus futuros suegros. La cinta fue tan exitosa que exigió una secuela, “Conozca a los Focker”, donde la familia de la novia pasa un fin de semana con la del novio. También dentro de la nueva camada están los apuestos Will Ferrel (Hechizada), Vince Vaughn (Separados) y Owen Wilson (que hizo pareja con Stiller en la parodia fílmica de Starsky y Hutch), el gordito Jack Black (Trueno tropical) y el excéntrico Jack Myers, estrella de “Guru del amor”.

En fin, parece que la comedia se está revitalizando tanto en Hollywood como en otros centros cinematográficos, donde son conscientes de que en tiempos turbulentos como los actuales, con guerras calientes o frías y una crisis económica persistente, el público busca distraerse de sus problemas cotidianos y acude a las salas para alejarse del bombardeo de preocupantes noticias que reciben de la televisión. Y aunque los nuevos comediantes nos hacen reír, a su modo, los cinéfilos no pueden sino recordar con nostalgia los recordados cómicos como Chaplin y Keaton, Laurel y Hardy, Hope y Kaye, Lemmon y Matthau, Allen y Brooks, entre otros, que divirtieron maravillosamente a pasadas generaciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba