Entretenimiento

Tosca, la verdadera historia

El 7 de Noviembre, luego de 10 años de gestación dentro de las(%=Image(8478772,»R»)%) aulas de clases de la Escuela de Artes de la Universidad Central de Venezuela, llega a las carteleras de cine comercial una versión libre de la ópera Tosca de Puccini. Cuyo drama cuenta la historia de una diva, una cantante famosa, en un ambiente lleno de pasiones, celos enfermizos, apetitos de poder y venganza, que se desarrollan en Roma durante las guerras Napoléonicas.

En la versión cinematográfica creada por el director Iván Feo, Tosca (Marialejandra Martín) es también una diva … pero de cine: una bellísima actriz que enamorada de su director (Eduardo Serrano), se ve asediada por las lascivas intrigas del jefe de policía (Miguel Angel Suárez) de su país. La historia, llena de suspenso y perversión, es la misma, pero ahora transcurre, glamorosa y excitante durante la filmación de una película. Esta es… (%=Link(«http://www.toscaonline.com/es/flash.html»,»Tosca, la verdadera historía«)%).

Un guión de construcción colectiva

Tosca, la verdadera hístoría, nace, se crea y planifica en las aulas de la Universidad Central de Venezuela. Esta singular iniciativa convirtió a la película en un novedoso «Film-Escuela», en cuyo rodaje se compadecieron en perfecta sincronía: la realización del film y la proyectada actividad «docente».

El guión comenzó a escribirse en 1991 durante el transcurso de tres semestres académicos en el Taller de Guión que Iván Feo, director del largometraje, dicta normalmente a los alumnos que optan por la mención cine de la Escuela de Artes de la Universidad Central de Venezuela.

Los participantes de dicho taller fueron los, para aquel entonces, estudiantes: Paula Segovia, Carlos Márquez y William Betancourt. Como invitados fueron convocados Mladen Horvat, a la sazón Asistente de Iván Feo, y el escritor Ricardo García (actualmente residenciado en México) quien fuera también co-guionista de Ifigenia, anterior film de Iván Feo.

Posteriormente, los diálogos y el tratamiento final del guión, fueron tarea de Ricardo García y el propio director.

Esta importante actividad docente sirvió para formar a un numeroso grupo de estudiantes universitarios en el difícil quehacer de la realización cinematográfica: desde el guión, pasando por la producción y el rodaje, hasta la etapa de montaje, sonido, musicalización y postproducción general del film.

El set como escuela

El grupo seleccionado estuvo compuesto por 36 estudiantes y su participación durante la concepción y realización total del largometraje fue cuidadosamente planificada en «pasantías» que cubrieron «áreas de aprendizaje» de cada una de las principales especialidades técnicas cinematográficas.

(%=Image(7872739,»L»)%)Si bien es cierto que en un principio el trabajo con los estudiantes en Tosca, la verdadera historia, fue concebido como docencia teórico-práctica. En el transcurso del rodaje, se convirtió -por el entusiasmo y la emoción que se mantuvo- en un verdadero apoyo, un «motor» paralelo para la realización de la obra.

La terminación de la película, lejos de concluir el proceso del “Film-Escuela”, permitió continuar el estudio y el análisis del proceso creador a través de la propia obra terminada. “La experiencia fue, y seguirá siendo, motivo de otras materias, de trabajos y de tesis que recogerán lo vivido y lo estudiado, enriqueciéndolo con nuevos aportes y proposiciones», así lo explica Iván Feo en rol de profesor.

Véase en el anexo, en detalle, el proceso y la mecánica de participación de estudiantes, profesores e instructores, desde la etapa de guión hasta la postproducción de la película.

Tosca suena con Bartok, no con Puccini

Aunque sea parte de una estupenda y reconocida ópera, Tosca, la verdadera historia, no es una obra musical. Esto obligó a la película, tener una música y una banda sonora que no defraudara las expectativas creadas.

En 1996 y durante año y medio (tres semestres acadérnicos), Iván Feo realizó con sus estudiantes universitarios el ”Taller de Música y Sonido”, allí se exploró los sentidos principales de la nueva obra, además de confrontar, el comportamiento de la imagen frente a los diferentes estilos musicales.

La difícil traslación del lenguaje de la ópera al cinematográfico, exigió a la producción estudiar las posibilidades de musícalización con todo el rigor y la seriedad del caso.

«Lo primero fue admitir que Puccini y lo italiano operático en general, no funcionaban bien. El film exigía una forma y un carácter distinto», así lo explica lván Feo y agrega que durante el taller se escogieron las Piezas musicales o trozos de estas y las colocaron en concordancia con las imágenes del film. Este intenso trabajo contó -al final- con el invalorable apoyo de Rafael Sylva, guionista y productor de Nuestro Insólito Universo.

“Con un ejemplo musical grabado groseramente en un cassette y sincronizado con imágenes todavía crudas de la película, Rafael Sylva me demostró que “la verdadera historia” de Tosca se escribía con Bela Bartok y no con Giacomo Puccini…” afirmación del director Iván Feo, sobre las ideas aportadas por Rafael Sylva para la musicalización de este largometraje.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar