Entretenimiento

Tres musas despiden a Julio César Mármol

(%=Image(4581176,»L»)%) Aún no se acostumbran a hablar en pasado del escritor Julio César Mármol las actrices Pierina España, Maricarmen Regueiro y Lilibeth Rodríguez. Y no se acostumbrarán ni aunque les hayan confirmado la noticia de la muerte del guionista y actor ocurrida ayer en Caracas, a consecuencia de un infarto. ¿La razón? Fue gracias a él que conocieron fama.

Para ellas, que protagonizaron tres clásicos de la televisión venezolana -Estefanía, El Desprecio y Pura Sangre- la memoria del escritor nacido en el estado Zulia en 1937, permanecerá en presente.

«No lo voy a olvidar», jura Pierina España que estelarizó Estefania (1979), la primera telenovela a color transmitida en Venezuela, y sin duda una de las obras más profundas de Mármol, en la que abordaba el tema de la dictadura. Un tema que , además, conocía bien pues estuvo preso por haber manifestado en contra del general Marcos Pérez Jiménez.

«Mi gran éxito se lo debo a él», dice Pierina España. «Nunca lo vi bravo. Siempre fue cariñoso, me trataba como si fuera un padre. Me duele no haberlo visto antes que muriera… siempre lo tuve muy presente», reconoce.

Pero otra característica de Julio César Mármol que Pierina España rescata sobre todo de su baúl de memorias: gozaba de un increíble sentido de humor.

«Le encantaba comer carne con arroz y picante», recuerda la artista a quien más de una vez Mármol invito a almorzar en su hogar. «Recuerdo que una vez le pidió a su esposa que le consiguiera una pastilla porque tenía un fuerte dolor de cabeza. Ella salió a buscarla, pero cuando regresó con el vaso, ella se metió la medicina en la boca y se la tomó. ¡La cara de aquel hombre era un poema! Nos vimos a la cara y nos doblamos de la risa», cuenta.

La actriz Maricarmen Regueiro, a quien le confió el personaje de Clara Inés Santamaría en la telenovela El Desprecio (1992) y luego en Carissima (2001), dice estar desconsolada. «Me da tristeza enterarme de su muerte, pero es que él fumaba mucho», cuenta ella.

«Ese señor escribió cosas importantes, que marcaron la historia de la telenovela nacional como La Dueña -versión de El conde de Montecristo- y La mujer sin rostro -de Los Miserables. Fue un ser humano extraordinario. Lo recuerdo cercano, pues era el tipo de escritor que no trazaba líneas entre él y el elenco. Era muy humano», agrega Regueiro, quien no entiende por qué en los últimos años Mármol estuvo relegado de la televisión nacional.

Y recuerda que alguna vez la regaño. «Hace unos días, mientras vaciaba cajones, encontré una carta de él. Estaba escrita de manera muy cariñosa, pero me reclamaba alguna malcriadez que ahora no recuerdo. Algo que debió haberle caído mal, porque me decía que yo era ‘como un Alka-Seltzer'», se ríe

Desde Miami, Lilibeth Rodríguez, otra de sus musas, quien protagonizó Pura Sangre (1994), versión de La Fiera, lo recuerda con amor. «Fue una experiencia maravillosa e irreemplazable. Me cobijó de manera desinteresada y sin egoísmo», dice la actriz que revive el nerviosismo que sintió cuando Mármol le anunció que interpretaría a la salvaje Corazón Silvestre.

«Conversamos 18 horas seguidas. Yo estaba muy asustada por la responsabilidad de hacer un personaje que hizo Doris Wells», cuenta ella, que hizo otra novela de Mármol: María de los Ángeles. «La ultima vez que hablamos, en un pasillo de Rctv, prometimos trabajar juntos otra vez. Nos abrazamos largo rato. No pensé que se iría sin que lo pudiera ver nunca más», dice.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba