Entretenimiento

Un Director Tailandés y dos Luminarias Europeas triunfaron en Cannes

En medio de las polémicas generadas por los hechos políticos que acaecen en Tailandia, el novel director Apichatpong Weerasethakul le dio por primera vez a su país el máximo galardón del festival más importante del mundo, al ser premiada su película “El Tío Boonmee recuerda sus vidas pasadas”, una cinta con ribetes esotéricos que trata un tema poco trajinado como la reencarnación. El presidente del jurado, el famoso director Tim Burton, dijo que se había elegido mayormente para darle oportunidad a obras poco comerciales y de cinematografías de países que no tienen acceso a la distribución, dominada por industria occidental. Fue una decisión dividida del jurado y muchos críticos la tildaron como un soporífero por su lentitud, aunque con visibles méritos artísticos. El director es muy conocido en Tailanda por sus obras experimentales y comerciales, siempre teñidas de un tinte sobrenatural.

(%=Image(4615920,»C»)%)

En el campo interpretativo no hubo grandes sorpresas, ya que se prefirió premiar a caras conocidas como Juliette Binoche y Javier Bardem, aunque este último tuvo que compartir su galardón con el italiano Elio Germano.

Una veterana de 46 años, Binoche ya tenía un Oscar por su papel en “El paciente ingles” de 1996, pero nunca había ganado antes en Cannes. La cinta que le proporcionó la distinción se titula “Copia certificada” y fue dirigida por el iraní Abbas Kiarostami, ya conocido en Cannes por triunfos en el pasado. Al recibir su premio, Binoche hizo el loable gesto de pedir la liberación de un cineasta y paisano del director, Jafar Panahi, encarcelado en Irán por su actitud opositora. “Te necesitamos, y espero que estés aquí el próximo año”, le dijo dirigiéndose a Patahi por la cámara.

(%=Image(4093403,»C»)%)

Bardem, de éxito en éxito

En el lado masculino, el jurado decidió premiar por igual a dos actores esta vez, curiosamente por interpretar a personajes muy similares, el de padres en crisis existenciales. Así, Bardem encarna a un padre enfermo de cáncer en la cinta del mexicano Alejandro González Iñárritu, titulada “Biutiful”, mientras que Germano interpreta a un viudo con tres hijos en la cinta “La Nostra vita”, del italiano Daniele Luchetti. Así, Bardem sigue cosechando éxitos por doquier, después de que recibiera el Oscar secundario hace dos años por su rol de un asesino a sueldo en “No hay lugar para los viejos”.

El segundo premio en importancia del festival, el Gran Premio del Jurado, fue otorgado a la cinta francesa “De dioses y hombres”, del director Xavier Beauvois, un desgarrador relato sobre la masacre de siete monjes en Argelia en 1996. El también francés Mathieu Almaric recibió el premio al mejor director por su obra “On tour” (que también protagoniza), sobre un grupo de desnudistas ingleses que se exhiben en teatros. El otro premio importante del festival, para el mejor guión, fue recibido por el surcoreano Lee Changdong, por “Poetry”, sobre una abuela afectada por el mal de Parkinson pero empeñada en escribir un poema antes de morir.

(%=Image(4407063,»C»)%)

Latinoamérica se destaca

Aunque “Biutiful” fue la única película latinoamericana premiada (también por el sonido, además del interpretativo a Bardem), varias cintas latinas se destacaron en otras secciones. Por ejemplo, la argentina “Los labios” le mereció menciones a sus tres intérpretes, mientras la peruana “Octubre” hizo que sus directores, los hermanos Vega, recibieran una mención dentro de la sección “Una cierta mirada”. En la categoría de cortometrajes, y aunque no recibieron premios, las obras de tres cineastas noveles –un chileno, un argentino y un brasileño– fueron muy aplaudidas por la concurrencia.

Hollywood hizo uno de los peores papeles de su historia, ya que la única película que concursaba, el thriller político “Fair Game”, no logró impresionar al jurado, aunque la sensual Naomi Watts –estrella del filme—trataba de llamar la atención a la obra con su constante presencia ante las cámaras, también para promocionar a su próximo filme ”La rubia”, donde encarna a Marilyn Monroe. Así, Hollywood sólo pudo acaparar titulares con dos llamativas producciones exhibidas fuera de concurso, como lo fueron “Robin Hood” y “Wall Street, el dinero nunca duerme”, mientras se contentaba con pasear a algunas de sus estrellas sobre la alfombra roja.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba