Entretenimiento

Una mirada al diseño gráfico del Gobierno Bolivariano

Una mirada al diseño gráfico del Gobierno Bolivariano

Este acercamiento surgió de un ejercicio de registro fotográfico de medios impresos tradicionales: afiches, vallas, pendones, volantes que ocupan los espacios públicos y avisos insertos en diarios y revistas.

(%=Image(2461973,»C»)%)

Si nos remontamos a la historia, encontraremos que los pendones surgieron en la antigüedad como parte de los sistemas de identidad para la guerra, por parte de los ejércitos romano, en occidente, y japonés, en el oriente. Mientras tanto, el afiche se configuró tal cual como lo conocemos en el siglo XIX como un medio de difusión adoptado prematuramente por la publicidad y que a principios del siglo XX fue utilizado por los Aliados y por las potencias del Eje para la propaganda bélica. En tanto, los primeros avisos aparecieron en un diario francés del siglo XIX como una extensión de la redacción informativa, adquiriendo años más tarde las características que aún muestra.

(%=Image(4124694,»C»)%)

Hay estudios que durante la última década han ido indicando la contabilización del número de horas que suman las cadenas presidenciales. Ese proceso aritmético difícilmente se podría aplicar en el campo de la producción gráfica impresa del Gobierno Bolivariano, debido a que esta actividad hasta los momentos no ha logrado centralizarse, teniendo cada organismo gubernamental (refiriéndonos a ministerios, institutos adscritos, etc.) cierta libertad para diseñar e imprimir su propio material, pese a algunos parámetros dictados por el Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información. (MINCI), entidad que desde el año 2007 coordina el “Plan de Estrategia Comunicacional”, que incluye la expresión “del Poder Popular” con la intencionalidad de transmitir la sensación de acercamiento con los grupos sociales más vulnerables y unificar la identidad estatal con logosímbolos como Venezuela ahora es de todos, cuyo objetivo ha sido:“cohesionar en una sola representación gráfica el trabajo de todos los Ministerios y Organismos adscritos del Gobierno Bolivariano”. (MINCI: 2008)

(%=Image(5561312,»C»)%)

Esta relativa libertad, ha facilitado la proliferación de material gráfico de distinto tipo, calidad de concepto y formas, teniendo así en el registro fotográfico realizado un amplio “catálogo” de piezas disímiles, que van desde lo exquisitamente diseñado, hasta auténticas bazofias. En todo caso esta situación, que hemos denominado “hiperproducción gráfica”, indica en primera instancia que hay recursos, y en segundo lugar señala que la propaganda es vital para este Gobierno de naturaleza populista autoritario. Por ello invierte fuertemente en la producción y distribución de mensajes

(%=Image(8883702 ,»C»)%)

A nivel gráfico ha sido determinante el rojo, que actúa como identificador cromático. El país se ha teñido de este color en el transcurso de los últimos 10 años, lo cual se ha intensificado con el proceso de nacionalización de empresas. También se emplea como identificador el tricolor nacional, como ha ocurrido con el logotipo de la Compañía Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV) que desde el 2007 cambió las bandas azul y naranja por el de la bandera nacional. Sin embargo, a pesar de los retoques de las marcas nacionalizadas, la aplicación queda a medias, conviviendo en la calle lo nuevo con lo viejo.

(%=Image(1795927 ,»C»)%)

Parte del caos gráfico ha sido la consecuencia de la tendencia a organizar concursos de diseño abiertos a todos los venezolanos, de cualquier profesión, con lo que se ha desconocido la existencia de profesionales calificados –los diseñadores- para efectuar esta tarea. Esos concursos se declararon desiertos o arrojaron en varias oportunidades ganadores cuyas propuestas jamás fueron aplicadas, para posteriormente designar “a dedo” el diseño a emplear, como acontenció con el imagotipo del Ministerio de la Cultura en marzo de 2006, cuya selección provocó la protesta de una parte del gremio de los diseñadores.

Se impuso el emblema del perro y la rana diseñado por Emilio Gómez con el argumento de que es una referencia gráfica que no pasa de moda. Se indica en el manual de aplicación:propagandísticos.

“El emblema del Ministerio de la Cultura está representado por un sello elaborado por miembros de la etnia Panare, ubicada al noreste de Guayana, Venezuela. Su color se asemeja al producido por la semilla de la planta de onoto (Bixa Orelana), y es el mismo tono de uno de los tantos colores usados por la etnia Panare para embadurnar sus sellos, los cuales empleaban para pintar sus cuerpos”. (Ministerio de Cultura: 2007)
(%=Image(6680036 ,»C»)%)

Las críticas a este emblema son varias. Se argumenta que este grafismo no representa la identidad de Venezuela como totalidad diversa y mestiza. Tampoco se entendió porqué se favoreció a la etnia Panare sobre otros grupos indígenas. El maestro del diseño Alvaro Sotillo, comentó sobre esta decisión:

“Lo que está pasando es ciertamente síntoma de un retroceso muy profundo. Durante décadas, profesionales de la comunicación visual hemos batallado para que el diseño sea una práctica orientadora hacia la modernidad. Esas conquistas han quedado totalmente endogenizadas”. (OBJETUAL: 2007)

Otra posición crítica fue la del semiólogo y ex director de la Escuela Prodiseño, Aquiles Esté:
“Lo podemos ver desde la arista del diseño gráfico, lo que implica la pérdida de un patrimonio visual de monumental importancia. Lo podemos ver también a través de la imposición de un pensamiento único. Y eso es atribuible a la ignorancia de quienes están tomando esas decisiones, lo que sin duda es cierto, pero la clave aquí es que todo eso forma parte de un proyecto para suprimir la memoria de la Nación y reemplazarla por una idea que proviene de una intención abiertamente autoritaria (…). Yo no quisiera hablar en términos de civilización/barbarie, cuarta/quinta… el punto es que hay una incomprensión del espíritu universal del venezolano. Nosotros somos aborígenes, modernos, premodernos y, al tiempo, posmodernos.”. (OBJETUAL: 2007)

La estrategia comunicacional del Gobierno Bolivariano es sin duda alguna, netamente propagandística, intentado en sus diez años de gestión, unificar criterios gráficos y ordenar su imagen, sin llegar al éxito total todavía. Se ha hecho énfasis en la cantidad (hiperproducción) y variedad de piezas y en la difusión, pero no en lograr una línea coherente, ni parámetros de calidad sobre el contenido y la forma. Hay quienes piensan que la estética está sintonizada con el principal “target” del chavismo, concentrado principalmente en los estratos socioeconómicos D y E. Sin embargo, ha habido éxitos gráficos como las campañas a favor del “Sí” para los referenda del 2007 y del 2009.

(%=Image(3489415,»C»)%)

A nivel de diseño se aprecia la heterogeneidad estética, teniendo apenas en común el color rojo, la bandera nacional y a Hugo Chávez como emblemas principales. Como iconografía complementaria tenemos a Simón Bolívar, el Che Guevara, José Martí y otros “revolucionarios” menores.

La estructura de los mensajes para formatos impresos tradicionales como vallas, pendones, afiches, volantes y avisos es, como ya hemos dicho, propagandística, y en su contenido están presentes las características del discurso populista-autoritario, articuladas con símbolos, iconos y mensajes linguísticos ordenados en el plano gráfico con la ayuda del diseño.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba