Entretenimiento

Una mirada final y retroactiva

(%=Image(1662795,»R»)%) Los dos últimos dias del Festival

(En Berlin, 21.02.2006 ) El Festival Internacional de Cine de Berlin, en su edición número 56, cerró con éxito total el domingo. La programación dedicada al público, repetía algunas de las películas de la competencia y lucía claramente escuálida en comparación con los dias de furor anteriores. La última película presentada fue La Tigre et la Neve de Roberto Begnini sobre la fuerza poética del amor en medio de la guerra en el Irak. Una película nada relevante y en el fondo sosa y apolítica.

En el penúltimo dia vimos una edición recolorada del clásico western de Sam Peckinpah Pat Garret & Billy the Kid (1973) y nos preguntamos muchas veces porqué la Berlinale cerraba el festival con ésta película que desde todo punto de vista no tenía nada que buscar allí. Habríamos entendido si se hubiéra presentado por ejemplo: Danton o El hombre de hierro de Andrej Wajda o alguna otra del actor inglés Ian Mckellen, ya que ambos fueron condecorados con el Oso de Honor durante el festival, pero no un western clásico…Sin duda una pregunta que quedó en el aire.

Las innovaciones

El éxito absoluto de la Berlinale se le puede atribuir a múltiples aspectos, pero sobretodo al crecimiento avasallante y a la extensión interdisciplinaria que ha adquirido el festival en los últimos años. No se trata exclusivamente de un festival de cine, sino de un sistema poderoso de business y cooperaciones. Un ejemplo claro de ello es el nuevo look del Mercado Europeo del Cine (EFM) con un crecimiento del 50 %. En él estuvieron 250 empresas venidas de 37 países, entre las que se destacaron: The Weinstein Company. Lakeshorse, Focus de los EEUU, Gaumont y TF1 de Francia y Hanway Films de Inglaterra. Se localizó en una nueva locaión: el hermoso y espacioso museo de arte Martin Gropis Bau. Venezuela, por primera vez en la historia del festival, estuvo presente con Juan Carlos Lossada y Alizar Dahda del CNAC con una mesa sobre Cine Venezolano.

Otras innovaciones han sido la expansión de la Sección de Cine Infantil en 14+ (Kinderfilmfest/14+) al cine para adolescentes, el Talent Campus, laboratorio de cine para 500 estudiantes de cine venidos de todo el mundo, paneles y talleres de discusión sobre diferentes temáticas (en este año especialmente sobre el cine africano), los Berlinale Specials por un lado, con una selección de películas á la Kosslick, y por otro lado, con películas con énfasis en la música, el football o la alta gastronomía. En otras secciones como Panorama, se celebró los 20 años del Teddy Award a películas Gay y Queer y la sección Forum eextendió sus programación con instalaciones de video y cine experimetal.

Los Premios

Bajo la presidencia de la maravillosa y enigmática Charlotte Rampling, el jurado decidió otorgar en la noche del sábado los premios de la siguiente forma: El Oso de Oro se lo llevó la película (%=Link(«http://www.coop99.at/grbavica_website/»,»Grbavica»)%) de la debutante directora bosnia Jasmila Zbanic, sobre los hechos de violación a más de 20.000 mujeres durante la guerra en la ex-Jugoslavia.

Los osos de plata al mejor actor y a la mejor actriz se los llevó el cine alemán: Moritz Bleibtreu en Partículas Elementales de Oskar Roehler y la actriz novel alemana Sandra Hüller en Requiem del director Christian Schmid sobre un caso verdadero de exorcismo al sur de Alemania en los años 70. Le siguió Juergen Vogel con un Oso de Plata como obra artística en The free Will, película sumamente controversial sobre el drama existencial de un violador de mujeres.

El gran premio de jurado se lo repartieron la película En Soap (Una novela) de la directora danesa Pernille Fischer Christiansen y Offside del director iraní Jafar Panahí, sobre un grupo de mujeres jovenes iranís a las que les he prohibido asistir a un juego de football en el estadio, por el hecho de ser mujeres (!). Además, En Soap (Una novela) se lleva el premio para la primera película, dotado con 25.000 €, que por primera vez se entrega en el festival.

Finalmente, (y sin faltar) Michel Winterbotton und Mat Whitecross recibieron el Oso de Plata como directores de la también controversial Road of Guantanamo.

Sin duda, la Berlinale culmina como un macro-evento diversificado que combina a la perfección el glamour hollywoodense y europeo con el cine político y comprometido sobre otras realidades culturales y políticas más allá del muro de europeo.

Aún guardamos gratas y memorables imágenes con Georg Clooney, Heath Ledger, Meryl Streep, Isabelle Huppert, Sigourney Weaver y los grandes directores del cine: Robert Altman, Sidney Lumet, Andrej Wajda y Claude Chabrol.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba