Entretenimiento

¡Una pizza de policías, por favor!

Cheryl Treadway y sus hijos estaban cautivos en casa contra su voluntad. Su captor era Ethan Nickerson, el novio de Cheryl. La joven no tenía permitido salir del hogar, realizar llamadas telefónicas, enviar mensajes de texto ni verse con ninguna persona. Sin embargo, tuvo la oportunidad de persuadir a su novio para pedir una pizza a domicilio y no la desaprovechó: sin perder tiempo, decidió llamar a la reconocida cadena Pizza Hut.

En un descuido de Ethan mientras Cheryl ordenaba la pizza, la mujer dijo: «Por favor, ayuda. Llamen al 911. Hagan que venga la policía, estoy cautiva». Los encargados del establecimiento comercial se comunicaron con la policía del condado de Highlands , Florida, quienes hicieron acto de presencia en la residencia.

Los efectivos policiales afirmaron que la pareja había tenido una discusión y que el hombre la había amenazado con un cuchillo sin dejarla salir de la casa.

Luego de negociar con la policía por unos 20 minutos, Nickerson se entregó de manera voluntaria a las autoridades. Fue arrestado y acusado de asalto agravado con arma y retención ilegal.

Los empleados del comercio y los policías coincidieron en que nunca habían estado en una situación parecida.

¿Quién pensaría que una pizza podría ser capaz de salvar la vida?

 

Con información de: elpais.com / entornointeligente.com

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar