Entretenimiento

Venecia inundada de estrenos, Y Cuarón También

(%=Image(3704604,»C»)%)
El Lido de Venecia se prepara con máximas medidas de seguridad para proyectar a partir del 30 de agosto, y hasta el 9 de septiembre, un total de 62 películas que participarán en la (%=Link(«http://www.labiennale.org/en/index.html»,»63 Muestra Internacional de Arte Cinematografico de Venecia»)%) . Un tercio de ellas, en competencia por el León de Oro, serán proyectadas por primera vez en la ciudad-laguna. Por ello, no han querido faltar a la cita estrellas como Sharon Stone, Clive Owen, Anthony Hopkinss, Lidsay Lohan, Demi Moore, Scarlett Johansson , Oliver Stone, David Lynch, Hilary Swank, Meryl Streep, Anne Hathaway, Ben Affleck, Sandra Bullock, Nick Nolte, Sting, John Turturro, Isabelle Huppert y Charlotte Gainsbourg, quienes ya han confirmado su paso entre las sugestivas góndolas de Venecia.

En el festival no todas las cintas están en competición. Sólo 21, todas en estreno mundial, forman parte de la sección “Venezia 63”, que premiará al mejor film con el León de Oro, figura alegórica al León de San Marco, símbolo del poder de la República marítima de Venezia. El jurado encargado de otorgar el galardón estará presedido por la mítica actriz francesa Catherine Deneuve, quien fue premiada en 1967 en el mismo escenario por “Belle toujours” de Luis Buñuel y en 1998 con la Coppa Volpi por su actuación en “Place Vendôme” de Nicole García. Acompañarán a Deneuve el director español Juan José Bigas Luna, el productor portugues Paulo Branco, la actriz rusa Chulpan Khamatova, el director coreano Park Chan-wook y el director y también actor italiano, Michele Placido, que ha criticado el festival asegurando que jamás llevaría una de sus películas a Venecia.

Brian De Palma abre el festival con “The Black Dahlia”, una película basada en el libro de James Ellroy y ambientada en Los Ángeles de los años 40’. La cinta narra un triángulo amoroso entre dos amigos policias enamorados de una misma mujer, que a su vez se relaciona con peligrosos gangster. La chica, con aspiraciones de actriz que la llevan al punto de hacerse llamar la Dalia Negra, aparece un día asesinada.

“Children of Men” es la única presencia latinoamericana en la competencia de Venecia. La cinta es dirigida por el director mexicano Alfonso Cuarón y será presentada en premier exclusiva en el lido de Venecia. Inspirada en el libro homónimo del escritor de ciencia-ficción Phyllis Dorothy James,
“Children of Men” narra, al estilo de Orwel, la historia de un héroe que debe enfrentar sus demonios personales para salvar de la extinción a la raza humana. La película se ambiente en una Londres futurista, convulsionada y amenazada por la infertilidad y la violencia.

Para Cuarón, una vez más quedaron atrás las producciones con presupuesto y tono local, ya que “Children of Men” cuenta con producción estadounidense e inglesa, y un reparto de taquilla como Clive Owen y Julianne Moore. El toque independiente se mantiene gracias a la participación de Alex Rodríguez, quien también realizó el montaje de “Y tu mamá también”. Ya en 2001, fue premiada en Venecia con el Marcelo Mastroianni por la actuación de Diego Luna y Gael García Bernal.

America Latina también se hará presente en el Lido de Venecia con la asistencia de la colombiana Catalino Sandino por la película “The Hottest State”, la participación de la película “El Amarillo” del argentino Sergio Mazza en la Semana Internacional de la Crítica y la retrospectiva del brasileño Joaquim Pedro de Andrade, uno de los pioneros del Cinema Novo.

La política tendrá una considerable presencia en la gran pantalla de Venecia. Por una parte, “The Queen” de Stephen Frears, retratará a la Reina Elizabeth II de Inglaterra en los días sucesivos al funeral de la Pricesa Diana, cuando la opinión pública le criticaba su frialdad mientras ella debía conciliar sus preocupaciones de abuela con las responsabilidades de la corona. En escena aparece Tony Blair, quien la insta a no dar la espalda a las necesidades del pueblo inglés de contar con la fortaleza de la realeza.

También se escribe en términos políticos la película “Word Trade Center” (fuera de concurso), donde Oliver Stone cuenta una patriótica y religiosa trama en la que el socorrista Will Jemeno (interpretado por Michael Pena) y el sargento John McLoughin (Nicolas Cage), luchan por no morir en una marea de cenizas, luego de sobrevivir a las explosiones del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Todo esto mientras sus respectivas esposas están en casa, presas de la insertidumbre y la desesperación.

Fuera de concurso, pero esperadas, son “INLAND EMPIRE” (en mayúsculas por exigencia del director) es la película presentada por David Lynch. La cotidianidad de este pueblo residencial cercano a Los Ángeles, se ve considerablemente trastornada por la llegada de una mujer desesperada. David Lynch ha advertito de su posible ausencia en el evento, a causa de los trámites de divorcio que adelanta con su Mary Sweeney, con quien compartió varios años de trabajo en la producción cinematográfico y sólo dos meses de matrimonio. También la película “The Devil wears Prada”, que se adentra en el mundo de la moda y sus dictaduras. Merly Streep interpreta a Miranda Priestly, la cruel directora de una revista de modas al estilo Vogue. Anne Hathaway personifica a Andrea, su joven asistente, mientras el diseñador Valentino hace el papel de sí mismo.

La Loba romana va por el León

Las únicas películas italianas que participarán en el concurso de la Muestra Internacional de Arte Cinematografico de Venecia son “NuovoMondo“ de Emmanuele Crialese (director de “Respiro”) y “La stella che non ce” de Gianni Amelio. En la Semana Internacional de la Crítica, en cambio, los italianos seleccionaron una película con un costo de 400 euros. La razón: las fuertes críticas en contra del gobierno por los recortes de financiamiento para el séptimo arte, y la proximidad de un nuevo evento a realizarse a partir del 13 de octubre en la capital: la Cine-Fiesta Internacional de Roma.

El festival de cine en Roma se presenta como una fiesta popular, donde todos pueden participar y disfrutar de las producciones cinematográficas sin la pomposidad de Venecia. Sus organizadores han asegurado que no se trata de desplezar al Lido, sino de ofrecer otras opciones al pública cinéfilo.

Ya desde la epoca de Mussolini, que inauguró el Festival de Venecia en 1932, todos se preguntaban por qué no usar como locación la ciudad de Roma. La polémica continua a pesar de los años, aunque los organizadores romanos nieguen que quieran establecer alguna competencia y Venecia sólo advierta de una posible amenaza.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba