Vida con estilo

11 trucos de belleza que debes saber

No hace falta ser una profesional para estar siempre perfecta. Con estos sencillos trucos de belleza podrás estar impecable en todo momento, como si acabaras de regresar de tu estilista:

Las horquillas es mejor usarlas al revés

A la hora de hacer un peinado que dure más allá del momento de salir de casa, lo que debes tener en cuenta no es el número de horquillas que te vas a colocar, sino cómo las colocas: si la horquilla lleva uno de sus dos lados ondulados, esa es la parte que debe ir hacia abajo, rozando el pelo para evitar que se resbale. De esta manera, puedes estar tranquila de que tu creación durará toda una noche.

Ten siempre hisopos a la mano

A la hora de aplicar el rímel es muy común que por el propio pestañeo se queden pequeñas manchas sobre el párpado. Lejos de arruinar toda la sombra de ojos, solo es necesario esperar a que se seque el producto y utilizar un bastoncillo para eliminarlas sin tener que empezar todo el trabajo desde cero.

Los hisopos también resultan muy útiles a la hora de conseguir un «ojo de gato» impecable: basta con humedecer su punta para ‘limpiar’ el trazo del delineado y listo.

Cepillo de dientes para el cabello

Para conseguir un efecto ligeramente descuidado y no tan pulido de recogidos como, por ejemplo, una trenza, el truco consiste en pasar un cepillo de dientes y frotar ligeramente sus cedras en sentido contrario a como se peinó el cabello.

Una tarjeta para un perfecto «ojo de gato»

A menos que tengas un muy buen pulso, es difícil conseguir un delineado perfecto (y sobre todo que ambos ojos queden similares). Una buena opción es recurrir a la tarjeta de crédito, que solo hay que apoyar ligeramente inclinada en el rabillo del ojo y utilizarla como guía para el delineador.

¿Qué hacer cuando te quedas sin delineador?

Si no hay tiempo para correr a tu tienda más cercana, se puede recurrir a un un pincel fino frotado previamente con el peine del rímel para que se impregne de producto.

Una «X» para unos labios perfectos

Marcar el contorno del labio resulta muy difícil cuando se llega a la altura del arco de Cupido (la forma del labio superior justo debajo de la nariz). Para que quede simétrico, trazas con el lápiz o con el propio labial una ‘X’ en la que hagas coincidir su intersección con el arco de Cupido. Después, se rellena el resto de labios como siempre.

Usar hashtags para los ojos ahumados

No debes renunciar a lucir una mirada profunda aunque los ojos ahumados no sean precisamente lo tuyo. Puedes dibujar el símbolo del hashtag en cada extremo del ojo con el lápiz (ya sea negro, marrón, verde…) y difuminar después hacia el ojo con un pincel o con la propia yema del dedo. Para un resultado más intenso, seguir dibujando y difuminando.

Labios más voluminosos con iluminador

Para conseguir el efecto de unos labios más jugosos, una vez que aplicas el color con el labial, utiliza el iluminador dibujando el arco de Cupido en la parte externa del labio y difuminando ligeramente. Echando una mínima gota en la yema del dedo, aplícalo en el centro del labio inferior y difumina a toquecitos, extendiéndolo ligeramente hacia ambos lados del labio, pero permaneciendo en la parte central.

¿Y si te quedas sin colorete?

En estos casos, el labial, sobre todo cuando se trata de tonos claros, es la mejor opción. Traza una línea en ambas manzanas de la cara, como harías con el blush, y difumínalo. Esta técnica también te puede salvar la vida en un determinado momento como sombras de ojos.

¿Cómo hacer que el labial dure más?

Para sellar el color, una vez que apliques el labial pon un pañuelo sobre tu boca y aplica polvos translúcidos con una brocha.

El ‘contouring’ es una cuestión de números

Concretamente, del número 3. Para ello, utiliza primero un corrector dos tonos más claro que tu piel y dibuja un 3 mirando hacia la oreja: comienza por encima de la ceja hasta el pómulo y continúa el trazo final del número hasta la línea de la mandíbula. Para el corrector más oscuro, dibujar el número en el sentido contrario, hacia la nariz: comienza el trazo a la altura de la sien marcando el medio del 3 por debajo del pómulo y dibuja el trazo final hacia el final del hueso de la mandíbula. Después, difumina hasta que quede uniforme.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba