Vida con estilo

Ashley Graham una belleza natural

Es una de las modelos del momento. Y, aunque su talla no debería ser noticia, no deja de resultar novedosamente inspirador ver sobre la pasarela a una belleza que se desmarca de lo habitual. Su nombre es Ashley Graham y acaba de desfilar para la firma de lencería Addition Elle en la Semana de la Moda de Nueva York. En colaboración con ella, la top ha lanzado su propia línea de ropa interior, llamada Black Orchid.

 Ashley Graham, una belleza normal

No hace falta ser adivino para entender por qué. Ashley tiene algo especial que atrae sin remedio. Un rostro perfecto unido a una figura de lo más sexy y armonioso que, junto a su personalidad arrolladora, hacen que todo lo que se ponga se vuelva apetecible. De nuevo, ¿tienen algo que ver sus medidas con ello? Exacto.

A sus veintiocho años, se define a sí misma como «activista del cuerpo». Pues su lucha tiene que ver, precisamente, con la normalización de las siluetas no tan delgadas sobre la pasarela. De momento, la suya ya ha aparecido en cabeceras tan prestigiosas como Elle o Vogue, además de protagonizar la portada de Sports Illustrated erigiéndose como la primera modelo big size en lograrlo. Ahora, con su nueva faceta de diseñadora, Ashley da un paso más en su carrera.

Curvas sexys

Ella y otras top models todavía atípicas están dándole un giro a lo estipulado. Poco a poco, la mente (y la mirada) fashionista se va abriendo como una flor en primavera a las exigencias de la belleza, flexible y siempre única. Ashley Graham es una mujer real como también lo son Karlie Kloss, Gigi Hadid o Rebeka Marine. Pues esa realidad femenina se declina en mil y una formas, ya obedezcan éstas a la talla 34 o a la 42. Ahora solo falta que todo esto no se quede en anécdota y que pase a formar parte de una transformación sólida, sincera y permanente.

Moda democrática

Bajo el lema believe in fashion democracy, la firma Addition Elle traduce a través de sus diseños una realidad que, en ocasiones, muchos sectores de la industria se niegan a aceptar: la moda es para todos. Su modo de hacerlo es confeccionando ropa de tallas grandes. Otras marcas logran el mismo objetivo, pero con otros medios como vender alta calidad a buen precio o crear una buena experiencia de compra también online​ (algo a lo que hasta ahora no se le había empezado a dar importancia).

Al final, se trata de ser coherente con lo que pasa en la calle en lugar de mirar hacia otro lado y encerrarse tras las rígidas fronteras de un sector minoritario. Si existen mujeres de todo tipo y con diferentes tallas, ¿por qué crear prendas solo para unas pocas cuando se puede llegar a todas mediante marcas de tallas grandes o, en el caso contrario, de tallas pequeñas? Y, si el comprador habitual de moda cada vez más la consume a través de Internet, ¿por qué no facilitar y mejorar ese proceso para humanizarlo?

Fuente: msn.com

Fotos: Instagram

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba