Vida con estilo

Ávila con sabor gourmet

Paredes de ladrillos, afiches con estilo de los setenta, mesas a cuadros rojos y blancos y una pizarra que anuncia la nueva especialidad de la casa: la hamburguesa Vero Gómez. Así es el restaurante principal de Ávila Burger, ubicado en La Cuadra Gastronómica de Los Palos Grandes.

En medio del salón, el estilo de restaurante americano se combina con un cuadro de gran tamaño en el que aparece retratado el cerro El Ávila, conocido por muchos como el pulmón de la ciudad.

Por si esto fuera poco, en el menú abundan nombres de los lugares emblemáticos de esta montaña. Naiguatá, La Silla, Humbolt y Galipán son hamburguesas que resaltan por sus peculiares apodos. A pesar del ambiente extranjero, aquí es imposible olvidar que se sigue en Caracas.

“El Ávila es el norte, y su paisaje siempre ha sido inspirador. Es un ícono que añoramos cuando nos vamos del país. Es por ello que decidimos que todo lo que tuviera que ver con nuestro restaurante estuviera relacionado con él”, explica Jorge Arredondo, gerente general de Ávila Burger.

Arredondo se define a sí mismo como un gordito al que le encanta comer bien. Esta es la razón por la que pasa la mayor parte del día en la cocina. Ama mezclar distintos ingredientes, como el ajoporro y el ají dulce. “Son sabores muy caraqueños y muy venezolanos”, dice.

Sonrisa amable, conversación amena. Los mesoneros saben cómo tratar a sus comensales. Música actual y comida en grandes porciones: el lugar es perfecto para el —a veces difícil— público juvenil.

 

Avila Burger2

Combinar la comida rápida con un tinto de verano, pareciera casi un pecado. Al pensar en eso, se evoca la escena de la película Entre Copas (2004), en la que el protagonista se bebe una botella de Château Cheval Blanc del 61 mientras come una hamburguesa. Sin embargo, es precisamente ese tipo de estigmas lo que quieren romper los dueños de Ávila Burger al demostrar que ellos no venden chatarra. Más allá de eso, ofrecen verdadera comida gourmet.

Aquí la hamburguesa que más piden los clientes, según el gerente del local, es La Banquito: viene con queso palmito, tajadas y pico de gallo. Después de esa, está la Ávila, la tradicional, la reina, que lleva queso fundido estilo americano y trocitos de tocineta. La Humbolt es otra de las preferidas, con cebolla caramelizada y topping de queso fundido.

Sin embargo, muchos prefieren crear sus propias combinaciones. Para ello, eligen la Especial Burger, una opción con la que tienen la posibilidad de añadir cuatro toppings de su preferencia.

“Pero nada como la Sebucán —añade Arredondo—. Esa tiene queso amarillo con aros de cebolla y salsa Barbecue. Además, yo le pongo pepinillos, porque me gusta el acidito que tienen. Eso, combinado con el Barbecue me encanta… y el crunchy de los aros de cebolla… es la gloria”.

Y si lo que se busca es una opción distinta, la carta ofrece también suculentas ensaladas, postres y merengadas de sabores variados.

Por ahora, se puede disfrutar de la comida que ofrece este negocio americano “tropicalizado” en cuatro ciudades del país: Caracas, Maracay, Guatire y Porlamar, pero próximamente estarán también en Puerto Ordaz, Puerto La Cruz, Valencia y Mérida.

Jorge Arredondo

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba