Vida con estilo

Foxy Eyes y las modelos: un antes y un después

Se trata de una evolución del concepto Cat Eyes, una técnica similar que utiliza el delineado para alargar la mirada, hasta el punto que el efecto Foxy Eyes antes y después ha supuesto una revolución en las tendencias de belleza

La técnica de maquillaje Foxy Eyes es utilizada por un gran número de modelos en la actualidad y consiste en levantar la mirada lo máximo posible. Está inspirada en los ojos felinos de los zorros, que son más abiertos y rasgados, además de tener unas cejas ascendentes con una cola que no baja.

Se trata de una evolución del concepto Cat Eyes, una técnica similar que utiliza el delineado para alargar la mirada, hasta el punto que el efecto Foxy Eyes antes y después ha supuesto una revolución en las tendencias de belleza, llevando el anterior concepto al máximo esplendor con una mirada más abierta y unos ojos más rasgados al mismo tiempo.

El antes y el después de Foxy Eyes y las modelos

Entre todas las celebridades que han adoptado el concepto Foxy Eyes destaca Bella Hadid, la popular supermodelo estadounidense, considerada la mejor embajadora de esta tendencia de belleza por su mirada felina con ojos grandes y cejas estilizadas.

Tanto es así que su hermana mayor, la modelo Gigi Hadid, también se ha apuntado a la última moda en maquillaje de ojos con publicaciones en las redes sociales que cuentan con una gran respuesta de sus seguidores, especialmente los más jóvenes.

También han optado por estilizar su rostro con la técnica Foxy Eyes la modelo y empresaria Kendal Jenner, que cuenta con su propia marca de productos cosméticos, la actriz Emily Ratajkowski e incluso Kim Kardashian, la conocida celebridad estadounidense, así como el resto de miembros de la familia Kardashian.

Más allá de las modelos y celebridades, la técnica de maquillaje Foxy Eyes está arrasando en TikTok, con millones de visualizaciones en esta red social popular entre adolescentes. Se trata sin duda de un antes y un después en las tendencias de belleza, gracias al innovador efecto lifting que consigue elevar la mirada sin la necesidad de realizar una cirugía.

¿Cómo se consigue el antes y el después de Foxy Eyes?

Aunque parezca una técnica de maquillaje compleja, el Foxy Eyes es sencillo de aplicar si se cuenta con un buen delineador de ojos, a ser posible uno profesional, para conseguir la máxima precisión y un grosor perfecto según el tamaño de los ojos de cada persona.

En primer lugar, el tratamiento debe empezarse con un corrector de ojos para igualar el tono de la piel en todas las zonas, para después aplicar un tono de sombra que aporte profundidad a la mirada, especialmente en la zona del párpado y en el rabillo del ojo.

Seguidamente, es el momento de utilizar un delineador de ojos invisible para crear el efecto perfecto, pintando la parte superior de los ojos con un color oscuro que hará que las pestañas sean más visibles. A esto hay que añadirle una línea que se eleva desde el rabillo del ojo justo donde termina la última pestaña, y que supone la principal diferencia con la técnica Cat Eyes.

Finalmente, es momento de perfeccionar la línea con un bastoncillo y un poco de agua para que quede limpia y sin rastro de sombra. Para complementar el estilo Fox Eyes, se recomienda utilizar una buena máscara de pestañas para abrir aún más los ojos, así como maquillar las cejas de forma unificada para realzar la mirada todavía más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba