Vida con estilo

Hoy inaugura la muestra, Cinco visiones: Del bordado a la línea en el C.C.BOD

Artepunto, la tienda del Centro Cultural BOD y el foyer de la Sala de Exposiciones reciben, este domingo 18 de septiembre, el trabajo de cinco reconocidos artistas plásticos venezolanos: Isabel Cisneros y Nadia Benatar, cuya muestra lleva por nombre Bruzdan, inspirada en el origen del bordado; la orfebre Flor Areinamo presenta Líneas,piezas que siguen la retícula de Gego y homenajean a Alexander Calder. A ellas se suma el trabajo de ilustración científica del biólogo Astolfo Mata y la diseñadora Tita Madriz.

Este domingo 18 de septiembre, el trabajo de cinco importantes artistas plásticos podrá ser apreciado en el foyer de la Sala de Conciertos del Centro Cultural BOD, así como en los espacios de Artepunto, la tienda del CCBOD.El bordado, el comportamiento de la línea y el dibujo científico conforman la variada muestra de la que podrá disfrutar el público visitante hasta mediados del próximo mes de octubre.

Brudzan fue el término que escogieron Nadia Benatar e Isabel Cisneros para titular la exposición que reúne sus propuestas, cuyo punto de encuentro es el recorrido de la línea y el hilo (en diversos materiales) para representarla. “Cuando perforamos los soportesque utilizamos lo que se forma es una suerte de bordado, de allí el nombre de esta exposición”, comenta Cisneros, en relación a lo que traduce el término del alemán al español: “bordado”.

invitacion-bruzdan Print

La serie de Isabel Cisneros contempló la intervención de las páginas del libro El asistente del dibujante arquitectónico, de la editorial GG; un total de 30 piezas de 34 x 34 centímetros. Explica la artista sobre este trabajo: “Siempre trato de reflejar algún tipo de resistencia sobre la situación del país. De manera que, a partir de la escasez de papel comencé a trabajar sobre libros para enfatizar la necesidad de ese material. Y apareció este libro cuyas ilustraciones me daban todas las fantasías posibles para retrabajarlas. Se trata de una intervención textil sobre las páginas sueltas del libro, en este caso, empleé la seda”.

Cisneros amplió el ejercicio de intervención con planos arquitectónicos. “Trabajé sobre los planos de lo que iba a ser la casa de una amiga que no se construyó debido a la situación del país. De modo que hay allí una carga afectiva dolorosa y enfática sobre la realidad que estamos viviendo”.

La serie de Nadia Benatar consta de 29 piezas, en diversos formatos y tamaños con el acrílico como soporte.“El acrílico simula para mí el aire congelado, donde la pieza puede quedar suspendida. Y es el soporte que me permite trabajar de mejor manera el aspecto tridimensional de cada obra. Generalmente, meto una pieza dentro de otra, buscando reflejar que siempre estamos unos dentro de otros desde el origen de la vida y aplicado también al espacio geográfico: la casa dentro de una urbanización, la urbanización dentro de una ciudad, etcétera. No me gusta ponerles nombres a las piezas para dejarle eso al público, pero podría decir que el acrílico puede traducirse, en este caso, como lo más simple del ser humano: la transparencia, la necesidad de honestidad. Con respecto al dibujo, mi trabajo siempre se ha centrado en la línea continua que naturalmente toma una forma geométrica. Esa línea la trabajo en materiales como guaya, nylon transparente y alambre. Una de mis principales inquietudes como artista es, justamente, cómo se comportan esos materiales cuando los utilizo para expresar lo que quiero desarrollar.

En Bruzdan, Cisneros y Benatar concibieron una obra a cuatro manos en la que emplearon el fleje (la cinta continua utilizada para embalar cargas de fábrica) como elemento principal. El resultado es un follaje blanco en el que ambas partieron del mismo nudo de módulo, cada una en su línea de trabajo.

Print

Líneas es el nombre que lleva la muestra de Flor Areinamo, que está exhibida en la vitrina y los espacios internos de Artepunto. La muestra está conformada por un total de 13 piezas concebidas con los materiales orgánicos con los que suele trabajar la artista. En este caso, utilizó, principalmente,la madera de desecho de los “peñeros”, el nylon, la plata y el bronce. La retícula de Gego y un homenaje a Alexander Calder forman parte del trabajo que Areinamo presenta en esta oportunidad en sus collares y zarcillos. “La pieza central –una gargantilla de plata- está inspirada en una visita que hice al Museo Sacro de Caracas, en la que me detuve en los collares que usaban las damas en la época colonial. Creo que podría describir mis piezas, sin pretensiones, como pequeñas esculturas”, comenta la orfebre.

Las ilustraciones científicas de Tita Madriz y Astolfo Mata también podrán ser apreciadas a partir de este domingo 18 de septiembre en Artepunto. Mata, quien es biólogo e investigador del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), ha recibido, entre otros reconocimientos, el premio Internacional de Ilustración científica organizado por la Asociación Catalana de Comunicación Científica de España, y -al igual que Madriz- es autor de algunas de las ilustraciones usadas en los billetes venezolanos, los cuales forman parte de esta exhibición. En cuanto a Madriz, es altamente respetado su trabajo como docente e ilustradora de ediciones ambientales, específicamente de la fauna y la flora venezolanas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba