Vida con estilo

Louis Vuitton presentó en Paris la colección «Otoño-Invierno 2017»

La dinámica cultura de Nueva York del pasado reciente (los años setenta, ochenta e inicios de los noventa) es el punto de partida para la colección masculina otoño-invierno 2017 de Louis Vuitton. “Va del uptown al downtown”, dice Kim Jones, director artístico de la colección masculina de Louis Vuitton.

Artistas y músicos, amigos y héroes”.

La colección es una oda a la multitud de estilos que coexisten y se mezclan en la ciudad de Nueva York. En su corazón está la noción de colaboración, la fusión de dos partes separadas, un viaje creativo hacia una nueva totalidad. La inspiración viene de todos los ámbitos de la vida en la ciudad de Nueva York, abarcando tres décadas y una visión multifacética de la masculinidad.

Al pensar en Nueva York en ese período, nos vienen a la mente algunos de los artistas esenciales de Manhattan: Jean-Michel Basquiat, Julian Schnabel, Keith Haring, Robert Mapplethorpe y Andy Warhol. Se trata de un grupo de artistas cuya fuerza creativa y marcas personales les permitieron contar con la libertad de colaborar entre sí para crear nuevos trabajos. Los ejemplos más famosos son los de Basquiat y Warhol. Tanto sus enfoques creativos como sus propios guardarropas son referencias que se combinan con un denim lleno de logotipos dominado por el estilo Harlem de Daniel “Dapper Dan” Day, el bazar de Hip Hop preferido y la decadencia de mala fama de los frecuentadores de Studio 54 de la década del 70.  Estas son las piedras angulares del estilo de vestir de Nueva York.

Lo que surge es una nueva actitud y una silueta de elegancia relajada: pantalones anchos, prendas cómodas, una sensación de desarreglado. Inteligente, pero con la inteligencia de la calle. Los cortes elegantes combinan con ropa de trabajo, los lujosos materiales de la herencia francesa de Vuitton -seda, cachemira, vicuña,

caimán-, con genuinas formas utilitarias. El atuendo de Basquiat, en particular, es una referencia, con abrigos sueltos, cortes desprolijos en cachemir con hilos que imitan salpicaduras de pintura o el tejido con tiras de cuero Vuitton, combinado con pijamas con fils coupé. Más pyjama styles impresos con collages de imágenes publicitarias de Louis Vuitton de la década del 30, un eco de la obsesión por el revival del decó en los años 70. Las joyas de paladio evocan el hedonismo brillante de la pista de baile del Studio 54.

El sentimiento de colaboración inspira a Louis Vuitton a emprender un nuevo y audaz viaje. “Ninguna conversación entre hombres en Nueva York está completa si no se menciona a Supreme”, afirma Kim Jones. Fundada en Lafayette Street, en 1994, exactamente 140 años después de que Louis Vuitton fundara su Malletier en París, Supreme se convirtió en un clásico de Nueva York. Esta tienda es el paradigma del estilo intercultural de la ciudad y su colección. Para el otoño-invierno 2017, Supreme y Louis Vuitton colaboran por primera vez creando una colección cápsula de ropa, accesorios y joyería, que se presentan junto con los artículos propios de Vuitton. Aquí, una nueva variación de Monogram se ve interrumpida por el logotipo Box icónico de Supreme. Se ofrece en una gama de prendas, denim japonés lavado claro clásico y jaquard camuflado, fils coupé en pijamas, además de en color cognac y chocolate, que remite a la lona Monogram original de 1896. Más que una colaboración entre dos marcas, esto representa la excelencia del estilo callejero de Nueva York y el savoir-faire francés de Louis Vuitton.

Inspirado en esta fusión de dos marcas icónicas, Louis Vuitton colabora nuevamente dentro de la colección, pero esta vez consigo mismo. Las diferentes familias de conocimiento dentro de Louis Vuitton colaboran entre sí. Combinando tejidos y cuero, la marroquinería presenta las técnicas clásicas fusionadas con la lona Monogram de Louis Vuitton y el cuero Cuir Taurillon, usando una intrincada técnica de impresión y costuras decorativas. Una serie de accesorios y bolsas ofrecen un contraste osado de diferentes tonos de cuero Epi y lona Monogram, demostrando la combinación de diferentes estilos y enfoques. El calzado deportivo hace referencia a los años 80 con sus punteras y a los años 90 con su estilo de entrenamiento tecno, pero ostenta parches preciosos de cuero Epi de Louis Vuitton y piel de caimán con flores Monogram grabadas, además de una puntera con la doble V de Chevron.

Una conversación -una colaboración- entre el presente y el pasado siempre es evidente en los accesorios de Louis Vuitton. Por ese motivo, los estilos y técnicas de archivo reviven y se mezclan con formas y enfoques modernos para crear una silueta para el aquí y ahora. Los accesorios creados en colaboración con Supreme presentan toile camuflado en jacquard combinado con el cuero de vaca natural icónico de Louis Vuitton. Otros presentan cuero Epi rojo y negro, grabado con los logotipos de Supreme, como si fueran autoadhesivos. Las formas parecen contemporáneas, pero la mayoría es parte de la herencia de 163 años de Louis Vuitton y fue rescatada de los archivos de la Maison.

La colección masculina otoño-invierno 2017 de Louis Vuitton es un viaje, completo y exhaustivo, a través de cada faceta estilística que representa la Nueva York de entonces, de ahora y de siempre. Una oda a los amigos y los héroes de la ciudad.

La lista de famosos que asistieron incluyen a David Beckham, Kate Moss, Xavier Dolan, Lewis Hamilton,Usher, James Marsden, Brenton Thwaites, Nick Robinson, Will Poulter, Colon Haynes, Jérémie Laheurte, Rio Ferdinand, Alan Cappelli, Takanori Iwata, Naoto, Takumi Saitoh, Mark Zhao and Jake Chapman, entre otros; todos utilizando Louis Vuitton.
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba