Vida con estilo

Ocho estilos de diseño para la habitación del bebé

Es impresionante cómo cambia la vida cuando llega este miembro a la familia. Es que no se trata de cualquier persona. El nacimiento de un bebé representa una nueva etapa en la vida de sus padres. Obviamente, el deseo de cualquiera es que la habitación de esta personita sea un lugar que inspire ternura y protección.

Algunos especialistas recomiendan que sean los mismos progenitores los que se encarguen de decorar el cuarto. Esto crea lazos afectivos bastante importantes entre ellos y el pequeño. Acá le ofrecemos ocho tipos de decoración que tienen buen gusto, y no implican un gasto de dinero exagerado:

1.- Provenzal

Puede barnizar los muebles para darles tono, profundidad y un aspecto levemente envejecido. Opte por un bonito recipiente de porcelana para guardar algunos de los productos de higiene del bebé y elija telas con estampados delicados y colores suaves para los accesorios de la cuna y los cojines.

Para alumbrar, puede decantarse hacia lámparas o candelabros con colgantes de cristal. Pinte las paredes con tonos pastel y elija adornos antiguos para asemejarse a este estilo francés, que funciona para ambos sexos.

2.- Romántico

Ideal para quienes aman el rococó. En este estilo puede agregar corazones, hadas, ositos, mariposas y bailarinas. La lencería y los muñequitos de peluche pueden elaborarse con estampados florales y encajes.

Los tonos más usados son el rosado y el lila. También puede emplear amarillo, naranja y verde agua. Por las características, este estilo se usa en niñas.

3.- Alegre

En este caso se pueden emplear tonos más vibrantes, aunque sin caer en la exageración, con el fin de no estimular demasiado a los bebés muy pequeños.

Los detalles decorativos deben tener colores fuertes, como rojo, turquesa, amarillo, fucsia y morado. Pueden incluirse globos, elementos de circo, animales de la selva, juguetes, dulces, aviones o automóviles. Las paredes pueden pintarse de colores neutros -como el blanco-, y agregarles «alegría» con los adornos y la lencería. Este es un estilo que es funcional tanto en niños como en niñas.

4.- Clásico

Este va dirigido a aquellos padres que buscan algo sobrio, con colores neutrales, como blanco y beige. Los muebles no son muchos, y los que están, tienen líneas tradicionales.

Dado que cuenta con pocos estímulos visuales -razón por la que no suele estar ligado a temas típicamente infantiles-, es necesario darle un toque de vida con telas rayadas o de cuadros en los sillones, cojines y otros adornos. Los estantes de madera son los más apropiados. Se les puede decorar con jarrones. Es una tendencia que se adapta a los dos sexos.

5- Moderno

Este es, pudiera decirse, el estilo de la libertad, porque en él se incluye todo lo que quieran los papás: una cuna contemporánea junto al sofá cama de la casa; iluminación ambiente con luces directas e indirectas; uso de telas con texturas interesantes y combinaciones de colores menos convencionales —como morado y naranja, o marrón y rojo; muebles y adornos hechos de material reciclado… todo esto se permite en una habitación con aire modernista.

Puede reemplazar las pinturas infantiles tradicionales por pósters de películas infantiles. Su versatilidad se adapta a cuartos masculinos y femeninos.

6.- Campestre

Un diseño sumamente encantador para el cuarto del bebé. Puede usar figuritas de animalitos, plantas, tractores y otras máquinas. Las gamas que emplee deben ser fuertes y oscuras, como el color ladrillo, verde aceitunado, marrón, azul marino y rojo.

Escoja telas florales o con diseños a cuadros y muebles rústicos de madera o mimbre. Procure no adornar excesivamente la habitación, lo cual podría dejar el ambiente demasiado cargado para la poca edad de su ocupante. Funciona para ambos sexos.

7.- Deportivo

Este es la tendencia en la que papá y mamá pueden plasmar toda la pasión que sienten por su deporte favorito. Decore las paredes y estantes con trofeos y galardones, así como banderas y camisetas de sus equipos. Raquetas y balones también son excelentes opciones para adornar.

Escoja uno o dos colores de la selección a la que sigue y destáquelos en la cuna, sillón, cortinas y cojines. El estilo náutico también funciona en este tipo de ambientes, los cuales tradicionalmente se utilizan más en los cuartos de varones, pero nada le impide emplearlo en el cuarto de una niña.

8.- Retro

Si la idea es que el cuarto dé la sensación de estar en otra época, esta clase de ambiente con juguetes antiguos y telas lunares es una muy buena opción. Para ello, elija un papel de pared con aspecto antiguo o retro y permita que los tonos y el diseño le inspiren para lograr que la habitación se remonte a los tiempos de su abuela.

Los colores suaves dan un aire más antiguo, y los más fuertes crean un estilo de la década de los setenta. Si algún familiar todavía conserva trajecitos antiguos de bebé, puede enmarcarlos para crear cuadros nostálgicos. Es un estilo que funciona bien para niños y niñas.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar