Entretenimiento

VIDEOJUEGOS: FIFA mejora el fútbol next-gen

Como en el fútbol de verdad, la felicidad va por barrios. Existen ciclos ‘de éxito’ a los que las dos grandes franquicias históricas de fútbol siguen suscritos. Si hasta hace un par de año todo habían sido alabanzas para Pro Evolution Soccer (el Winning Eleven japonés), la curva ascendente de FIFA desde su versión de 2007 parece imparable. FIFA 10 vuelve a ser mejor que Pro Evolution Soccer 2010 en todo… o casi todo.

FIFA 10 es un juego tremendo para los amantes del fútbol. Cada vez va acercándose más a ese ideal que solicitan los usuarios año a año y en concreto, esta versión ha estado sujeta a muchas de las peticiones de los jugadores a través de los foros oficiales de Electronic Arts.

Entre las peticiones estaba un control mejor del balón. EA ha creado el control de 360 grados que, por supuesto, no es de 360 grados reales, pero la sensación de controlar a la perfección la posición del jugador es total. Con los 360 grados llegó el control del balón y la posibilidad de hacer regates a lo Messi. Sin embargo, EA ha preferido no premiar a los más habilidosos y para ello ha mejorado las habilidades defensivas (también funcionan mejor las ofensivas) de los contrarios (y compañeros que no controlamos) con lo que la sensación de tener un equipo en contra (o ayudándote) es muchísimo mayor. Desde hace días cualquiera puede comprobarlo en la demo disponible para descarga.

Un buen trabajo sobre algo que podríamos definir como ‘el peso’ de la pelota, hace que a ojos del jugador, ésta pese un poco más y aquellos increíbles pases de banda a banda de otras versiones, ahora tendrán más posibilidades de no completarse. También el nuevo comportamiento del balón, algo más lento, hace que el propio ritmo del juego sea más pausado.

En realidad, todos los elementos anteriores (más control del balón, mejor inteligencia artificial y el balón) colaboran en crear un ritmo de juego con mucha más pausa y que se contrarresta sólo con circulación de balón entre los jugadores (muchos más pases) y jugadas imprevisibles de jugadores estrella. Porque ese es otro de los grandes cambios. Un jugador muy bueno puede hacer cosas increíbles a menudo, sin embargo un jugador normal, tendrá muy pocas posibilidades de que las cosas le salgan tan de cara siempre. Vamos, por lo general, cuando intentemos hacer bicicletas y regates en carrera con un Drenthe, lo normal será que el balón acabe en fuera de banda (y quizá el jugador holandés por los suelos).

Otro de los focos de mejoras de Electronic Arts en FIFA 10 han sido los modos adicionales. Por un lado el Virtual Pro, que mejora el ‘Be a Pro’ (‘Conviértete en profesional’, en la versión española) ampliando el uso del jugador que se diseña (ahora incluso se pueden añadir fotos a los jugadores) a todos los modos del juego, incluidos los entrenamientos.

En el ‘online’, sin haber profundizado mucho, la gran mejora anunciada por EA y que se ha implementado finalmente es el modo ‘Manager’ que, si de verdad funciona, y gracias al gran calado que FIFA tiene entre los jugadores, puede convertirse en el gestor de fútbol definitivo. Hasta la fecha, el de Electronic Arts ha sido un ‘manager’ de segunda con decenas de fallos y escasas posibilidades, pero parece que la versión de este año puede ser un buen inicio. Y al decir verdad, en el ‘online’ pocas mejoras más, de hecho, algunos elementos tontos que a nadie se le escapan y que han sido demandados a EA no han sido modificados: modificación de alineaciones antes de los partidos,…

FIFA 10 es el juego de fútbol que quieres si lo que necesitas cuando te pones a jugar delante de la consola son emociones y partidos con ritmo. Sigue sin ser fútbol de simulación (pero quién quiere partidos de 0-0 si puedes tenerlos de 3-3). Es cierto que gráficamente no ha cambiado mucho, prácticamente nada y que si te fijas en las caras de los jugadores, las grandes estrellas están ahí, pero llega un punto en las alineaciones y altura en la tabla en la que los jugadores empiezan a desfigurar sus rostros. Sin embargo, sigue siendo bonito, se mueve con fluidez, el ritmo está mejor adaptado que nunca y las opciones de juego son tantas (‘offline’ y ‘online’).

A Wii, ni acercarse

El capítulo de la Wii es diferente. El juego cambia totalmente con respecto al del año pasado. Trata de ser algo más simulador, parecerse al de Xbox 360 y PS3, pero no llega a poder compararse en nada. Está claro que si algo está haciendo bien Konami con Pro Evolution Soccer es precisamente su versión de Wii que, de hecho, introduce una gran cantidad de nuevas formas de jugar y comprender el fútbol sólo posible en la consola de Nintendo. Y sin grandes aspavientos técnicos. He aquí el gran debe de EA para la próxima hornada de ‘FIFAs’.

FIFA 10 salió a la venta para Xbox 360, PlayStation 3, PC, Nintendo Wii, Nintendo DS, PSP, PS2, iPhone y móviles el día 2 de octubre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba