OpiniónOpinión Nacional

2022 Un nuevo amanecer

En cada giro del planeta Tierra, los diversos ciclos que se llevan a cabo, parecieran querer recordarnos que siempre habrá esperanza en nuestro horizonte. Nos muestran que siempre puede haber un nuevo comienzo; un cierre y una nueva apertura de nuestra alma ante los diferentes desafíos de la vida. Nos invitan a comprender que es necesaria la noche tanto como la mañana. Que hay un tiempo de despertarse, darle la cara a la luz de un nuevo día y luego, al llegar la noche, podemos recostar nuestras cabezas para un merecido descanso.

Aunque la separación de los años la elaboró el ser humano a lo largo de la historia y, realmente, los días continúan sucediéndose uno detrás de otro. Esta demarcación del calendario está inspirada, precisamente, en los diversos ciclos de la Tierra, como por ejemplo, las cuatro estaciones. Así pues, la demarcación de un nuevo año nos permite volver la mirada al camino que hemos recorrido y de nuevo proyectarnos a los próximos 365 días que recorreremos.

Aquí te presento 7 pasos inspiradores para comenzar el nuevo año con una actitud de amor y sacar el máximo provecho de estos 365 días.

1.- Haz un balance del 2021: Al comenzar el nuevo año es importante, además de necesario, hacer un balance del año anterior. Poner nuestro caminar en una balanza nos permite mirar la vida con una perspectiva más justa; de tal manera que, podamos rectificar en los desaciertos cometidos, así como celebrar con íntima satisfacción, los logros alcanzados. Toma una hoja en blanco y haz dos columnas: En la derecha escribe tus logros del 2021. En la izquierda escribe los retos y desafíos para el año 2022. Esto te permitirá ver tu avance, al mismo tiempo que te permitirá reflexionar sobre los obstáculos que te impidieron cumplir otras metas que anhelas conseguir y convertirlas en los retos para este nuevo año. Escribir tus pensamientos afirma tus convicciones.

2.- Planifica tu nuevo año, vive cada día: Planificar nos permite evaluar los métodos y materiales que poseemos para construir el año. Planificar nos hace ver la realidad en la que vivimos para producir las ideas necesarias para transformarla a nuestro favor. Una vez Jesús le explicó a una multitud que el hombre sabio antes de construir una casa se sienta a ver con cuales materiales cuenta para esa construcción, de tal manera de no dejarla a medias. Sin embargo, no debemos permitir que la planificación nos haga tan rígidos en el cumplimiento de los planes a seguir, que no nos permita tener la flexibilidad suficiente para dejarnos sorprender por la vida en el devenir de experiencias que nos hagan ser, sencillamente, más sensibles ante la humanidad; experiencias que engrandecen nuestra alma. La planificación acorta el camino, nos regala tiempo para sentarnos con un amigo a tomarnos un café.

3.- Trabaja en equipo: El sabio Salomón en su libro de Eclesiastés nos hace ver de una manera poética, al mismo tiempo que practica, la bendición de poder caminar esta vida acompañados: “Mejor son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto”. Los grandes logros se alcanzan en la unión, nadie llega muy lejos solo; siempre hay apoyo de otros y soporte, de una u otra forma, en lo que alcanzamos. Aprende el valor del trabajo y del convivir en equipo. Vive en equipo desde tu casa hasta tu oficina.

4.- Trata a los otros como quisieras que te trataran a ti: Lo mejor que puedes hacer por los demás, en tu familia, tu trabajo, tu comunidad, en la calle, es tratarlos con respeto y dignidad. La amargura es un gran obstáculo para avanzar en la vida. Practicar la regla de oro es la mejor manera de hacer un mundo justo. Ir esparciendo veneno a nuestro paso es ir sembrando semillas de mal. Inexorablemente cosecharemos lo que sembramos. Si sembramos vientos, cosecharemos tempestades. Si sembramos respeto y dignidad cosecharemos amigos.

5.- Conquístate, vence las batallas de tu propia alma: Hemos definido de una manera equivocada el éxito. Nos hemos empeñado en creer que el éxito siempre está vestido de colores en un despliegue de algarabía, olvidándonos que el verdadero éxito comienza con la conquista de nuestro propio ser interior, ganando las batallas de nuestra propia alma, disciplinando nuestra mente, superando nuestros propios obstáculos. Como lo expresara de una manera brillante el poeta William Ernest Henley, con su poema Invictus el cual se convirtió en el gran inspirador de Nelson Mandela en sus 27 años de prisión: “No importa cuán estrecho sea el camino, ni cuán cargada de castigos la sentencia, soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”.

6.- Comprométete con el Amor: Todo lo que hagas, hazlo con amor; como el que echa su pan sobre las aguas de un río, esperando que un hambriento a la orilla de sus riberas lo reciba como un regalo, como el oportuno socorro a su necesidad. No vivas esperando el reconocimiento de los hombres; muchas veces las acciones más nobles y trascendentes en la vida no son aquellas que reciben premios humanos, sino las que ve Dios desde los Cielos. Acostúmbrate a trabajar calladamente, impregna de amor todo lo que haces, sin duda habrá recompensa para tu alma.

7.- Renueva tu fe y aférrate a Dios: La vida es demasiado frágil. Hoy estamos bailando y mañana podemos terminar llorando. No vivas con la altivez de la soberbia; pues mientras más alto te conduzca, más estrepitosa será tu caída. Solo Dios nos sostiene cuando humanamente no podemos hacer nada. Hazte el propósito de renovar tu fe. Busca a Dios, sin duda, El se mostrará a ti. Recuerda las palabras de Jesús que citó el evangelista Mateo (7:7): “Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre”. 

Es mi deseo y mi oración que Dios nos bendiga la vida individualmente, y que nos ayude a construir un nuevo amanecer como nación.

[email protected]

http://familiaconformealcorazondedios.blogspot.com

Twitter:@RosaliaMorosB

Facebook: Letras con corazón

IG: @letras_con_corazon

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Que mensaje tan practico y a la vez de tanta ayuda. Gracias Rosalía por tan buenos pasos para ayudarnos en este nuevo año y en nuestras vidas.

  2. Excelente guía para emprender una planificación, tan necesaria para rendir nuestro tiempo y sacarle provecho a todas nuestras habilidades.
    Gracias Rosalía por tan excelente reflexión.

Responder a Diana Moros Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba