OpiniónOpinión Nacional

5 de enero 2016

Este escrito aparecerá a pocos días de una fecha histórica, corolario del 6-D, como lo será el 5 de enero de 2016. No es poca cosa arribar a un día que le abre las puertas a la democracia venezolana, después de 17 años de dictadura militar-civil, y de una lucha sostenida, constante, perseverante para llegar a tal evento.

La experiencia que arrojan estos 17 años de régimen chavomadurista tienen que grabarse en el corazón de nuestro pueblo para evitar repetir esta ignominia resultante de estos tres lustros de satrapía. Vamos a volver a vivir en democracia, vamos a disfrutar de las libertades civiles y el bien que significa haber conquistado ese modo de gobierno perfectible.

No nos cansaremos de repetir estas verdades para hacerla “carne y sangre” de nuestro pueblo que no debe olvidar los años de lucha, de sacrificio que nos arroja este largo periodo histórico.

Salimos de un régimen corrupto y además manchado por la supuesta implicación en narcotráfico de figuras emblemáticas como los sobrinos de Cilia Flores y el secretario privado de Maduro, entre otros, pues no hemos señalado a los altos oficiales de la fuerza armada a quienes sé también se les investiga por estar involucrados en ese delito cuyas pruebas están en manos de la DEA, y las más recientes acusaciones de lavado de dinero a personeros del régimen y sus acólitos. Estuvimos a punto de ser declarados como un régimen delincuente, y ahora tenemos que hacer el esfuerzo por limpiar al nuevo régimen que se instaure e impedir caer en corrupción y en narcotráfico.

Ahora tenemos por delante cumplir con las promesas electorales, enfrentar las tareas que significan superar la profunda crisis económica, sobreponernos a la crisis política que significa en primer término la división del país y por tanto es perentorio unirlo, porque como hemos dicho hasta la saciedad hay que unirlo sobre la base de que todos somos venezolanos, de que tenemos que construir un país para todos y por tanto darnos un gobierno que gobierne para todos, poner fin a esa anomalía implícita en un gobierno que solo piensa en sus partidarios, que contribuía a la polarización, que estimulaba la división, y por supuesto, en esas condiciones era imposible conquistar el progreso y entrar en la modernidad.

Hay venezolanos que hablan de la posmodernidad, sin pensar que no hemos llegado siquiera al estado previo, que estábamos viviendo en la barbarie. Salir de la barbarie significa dar un gran salto, y eso lo iniciaremos el próximo 5 de enero, fecha que marcará la historia del país en dos grandes hitos, porque hemos dicho que con el fracaso de 17 años de gobierno chavomamadurista, se cierra un ciclo histórico, ahora podemos gritar jubilosamente que se abre un nuevo ciclo a partir del 5-E.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba