OpiniónOpinión Nacional

A confesión de parte…

El viernes 4 de Abril de 2014, en rueda de prensa, la fiscal general de la república, la inefable Luisa Ortega Díaz, anunció que el ministerio público le había imputado a Leopoldo López la comisión de cuatro delitos: “instigación pública,  daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir» Ese día se inició otro sicariato judicial a los que ya estamos acostumbrados los venezolanos. El “ministerio público” bajo el régimen chavista ha devenido en una banda de serviles y cobardes sicarios judiciales al servicio de la política represiva del régimen. Así como en las bandas del crimen organizado imponen a los aspirantes a ingresar en ellas como miembros plenos la obligación de cometer un asesinato, en el ministerio público del PSUV se les pone a prueba encargándoles un caso de sicariato político.

Algunos de estos sicarios judiciales, luego de que comenten sus crímenes y para tratar de justificar su conducta y ponerse a buen resguardo, simplemente huyen y desertan como las ratas que presienten el hundimiento del barco. Es así como hace pocos días, el 23 de octubre de 2015, hemos sido sorprendidos por la declaración del fiscal Franklin Eduardo Nieves Capace, quien después de años en la fiscalía, donde pasó con éxito todas las pruebas de lealtad al “proceso” y las demás que allí se le imponen a los sicarios judiciales, ahora se nos presenta con voz entrecortada, cara de “yo no fui” y casi con lágrimas de cocodrilo para denunciar que la condena de  Leopoldo López se fundamentó en pruebas falsas manipuladas por el ejecutivo nacional y la fiscal general Luisa Ortega Díaz y sus secuaces. VER:  https://www.youtube.com/watch?v=gfbJ8CUOiuo

Este triste y cobarde personaje comienza su declaración identificándose así: “Soy Franklin Nieves Fiscal 41 del Ministerio Público a nivel nacional con competencia plena. Fui uno de los fiscales que presentó la acusación contra el ciudadano Leopoldo López, hoy condenado y recluido en la Cárcel de Ramo Verde…” El fiscal declara con orgullo que fue “uno de los fiscales” que presentó la acusación contra Leopoldo López. Confiesa con descaro y hasta con cierto orgullo que participó en el forjamiento de las  pruebas, que activamente colaboró en la violación de los derechos procesales y humanos de Leopoldo López.

Franklin Eduardo Nieves Capace fue designado como fiscal para el caso de Leopoldo López por ser uno de los hombres de mayor confianza de Luisa Ortega Días y sus secuaces Nelson Mejías y Juan  Carlos Sanabria. Nieves Capace es autor o coautor de la imputación y de la acusación contra Leopoldo López, participó en el juicio o “FALSA”,  como lo llama el ilustrado ex-fiscal en culto lenguaje, promoviendo y defendiendo con ardor la posición del régimen. Ahora hace correr la voz de que él consideró su designación para el caso López como “…un castigo para [él]. Yo estaba tramitando mi jubilación después de casi 20 años de servicio al Ministerio Público y me echan encima este paquete…”.

En su intento de explicar su conducta y justificar su decisión de irse del país, Nieves dice que resolvió salir con su familia de Venezuela “…en virtud de la presión que estaba ejerciendo el ejecutivo nacional y mis superiores jerárquicos para que continuara defendiendo las pruebas falsas con que se había condenado al ciudadano Leopoldo López…” es decir él no solamente consignó las “pruebas falsas” en que fundamentaron la acusación contra López, sino que confiesa que las defendió a lo largo del proceso y resuelve irse porque el gobierno lo presionaba para “…que continuara defendiendo las pruebas falsas con que se había condenado al ciudadano Leopoldo López…en la apelación”.

Con gran cinismo Nieves trata de presentarse como una especie de inocente enano de Blanca Nieves y con voz de compungido dice “…quienes me conocen, saben la angustia por las que pasé, que no dormía, por el dolor y la presión que me daba continuar con una falsa (sic) para continuar con ese juicio violándole los derechos injustamente a esta persona. A quienes me conocen, a los que me quieren, saben que a partir de este momento van a escuchar descalificaciones e injurias en mi contra porque no me presté para continuar con la falsa (sic) que se montó.” No se presta para continuarla pero se prestó para iniciarla. La angustia, el insomnio y el dolor no lo invadirían sino luego de su participación activa y agresiva en la “FALSA” en que Leopoldo López fue condenado a 14 años de prisión. Pero cuando Nieves Capace preparaba la acusación para dar inicio formal a la FALSA no sufrió de angustias, ni de insomnio ni de presión. Posteriormente, a lo largo de la “FALSA” entraba desafiante, altanero y agresivo a la sala de audiencias. Este chavista, ahora llorón y que  se dice angustiado e insomne por los delitos por él cometidos, no parece ser el mismo que en la sala de audiencia, exprimiendo su pobre manejo del lenguaje, llegó a  acusar a Leopoldo López de ser responsable de las muertes de Da Costa y de Montoya, y de la muerte de los  43 venezolanos asesinados por las fuerzas del régimen en las protestas de 2014.

Desde la imputación del ministerio público contra Leopoldo López el 4 de Abril de 2014 hecha por Franklin Nieves, hasta el 11 de Septiembre de 2015 cuando Leopoldo López fue condenado, transcurrieron 525 días. Durante esos 525 días Nieves Capace no sufrió insomnios ni angustias ni se perturbó o molestó por las presiones del régimen sino todo lo contrario, era un sicario exitoso y consentido. No denunció que el juicio era una “FALSA”, ni que las supuestas pruebas contra López eran falsas, ni nada parecido. La declaración de Nieves pone en evidencia que la condena de Leopoldo López fue producto de un fraude procesal. A confesión de parte relevo de pruebas.

En la justificación de su salida del país, no se arrepiente de su conducta criminal, no es un “mea culpa“. Por el contrario, su argumento central es que el régimen quería que él continuara defendiendo las pruebas falsas usadas para condenar a Leopoldo López y parece que el fiscal Nieves en lugar de defenderlas, encontró en ellas una excusa para irse de la Venezuela convertida por el chavismo en país-infierno, tal como han hecho centenares de miles de venezolanos. En efecto, su súbito cambio y su declaración más bien parecen  destinados a fundamentar su solicitud de asilo en los Estados Unidos. El imperio atrae con fuerza irresistible a los siervos del Comediante Eterno: desde la noble Princesa del Arroz de la Casa Real de Sabaneta, María Gabriela Chávez, hasta el infeliz plebeyo Franklin Nieves, pasando por los pitiyanquis de closet como la Fosforito, Roy Chaderton, Calixto Ortega y Bernardo Álvarez.  Luisa Ortega no contaba con su astucia.

Franklin Nieves y los delincuentes a quienes él llama sus “superiores jerárquicos” tendrán que enfrentar la justicia cuando la dictadura sea derrocada. Sus golpes de pecho son extemporáneos y no son atenuantes.

[email protected]
@jchaffardet

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Lo único positivo de esta insólita explosión de remordimiento tardío, es que esa conducta se suma a muchas que demuestran que las ratas están convencidas de que ese barco se hunde, y ya no quieren esperar a que empiece a hundir la proa en el océano. Hay una gradual estampida que agravará la tambaleante situación de la ROBOILUSIÓN CASTROCHAVISTA, y lo peor es que no tienen muchas opciones donde residenciarse cuando ocurra la Implosión. La dictadura castrista no considerará conveniente que busquen refugio allá todos estos INCAPACES CON ABUNDANTES PRONTUARIOS, AHORA QUE NEGOCIAN CON OBAMA LOS DETALLES DEL AMANCEBAMIENTO SIMBIÓTICO QUE AMBOS BANDOS BUSCAN, NorCorea nunca ha sido un destino turístico atractivo (ni los parientes del sucesor de turno están seguros en esa primitiva Mojiganga), Putin anda autoconstruyéndose la imagen de NEO-ZAR y las malas compañías rojas rojitas lo pueden empavar. Podrían fletar un Vuelo Charter y cruzar los dedos en ZIMBAWE !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba