OpiniónOpinión Nacional

A unas seis décadas y media de aquel 23E

Hace unos 64 años, efecto de una fusión política, entre bastidores, a cargo de AD, URD, PCV y otras organizaciones izquierdosas, más la infiltración del rusocastrocomunismo desde el inicio de la guerra fría (1947-1989), mediante un acecho pomposo por Latinoamérica, tras una oposición astuta en contra del general Marcos Evangelista Pérez Jiménez y sus políticas, dieron al traste con su régimen. No obstante, algunos de sus líderes murieron al ser descubiertos por la Seguridad Nacional, a cargo de don Pedro Estrada Albornoz, tales como el capitán Wilfrido Omaña y Leonardo Ruiz Pineda; otros, fueron confinados a Guasina, cárceles nacionales y hasta desterrados: Andrés Eloy Blanco y don Rómulo Gallegos.

El conflicto se origina desde el  domingo 15/12/1957, cuando se convoca a la población  a un plesbicito, pretendido como fórmula de sufragio por el régimen de gobierno de MPJ, a objeto de garantizar su estancia en el poder. Pero, los resultados controversiales de aquellos “comicios” coadyuvaron, significativamente, a catalizar el ocaso de su “dictablanda”, por la ira de los partidos legales (Copei y uRD). Y, así inició una conjura etre las organizaciones políticas ilícitas para objetar tal elección e incitar a rebeldía.

Muy tímidamente, la gente salió a votar ese día. Pero, entre voces de fraude según la oposición camuflada y retraso en entrega de cifras de parte del CSE (hoy, CNE), anunciaron los cómputos unas 24 horas después con el triunfo de MPJ en las urnas electorales. Los partidos incitaron a protestas. Así, la represión gubernamental y detenciones fueron crueles.

Tras lucha cívicomilitar cruenta, huye, al amanecer de aquel día, a República Dominicana a bordo de la aeronave presidencial “vaca sagrada”, un Douglas C-54 “Skymaster” de uso civil/militar, siglas 7ATI, que decoló desde Base Aérea La Carlota (hoy, BAGFM). El anuncio lo trasmitió RCR y su cadena de emisoras a las 02:30 horas. Irónicamente, Los mismos factores dominantes que auparon el ascenso de la tiranía de 1948: FFAA, Iglesia Católica y burguesía, además de una cierta conjura de intereses foráneos urdieron durante1957 la caída de PJ. Aunque el alcance de este logro propició el retorno al proceso democrático, se instauró, infortunadamente, una cleptocracia endémica, que generó, entre otros, un entorno de pobreza y desigualdad perniciosas.  

Durante su ejercicio MPJ gobernó bajo el lema de “Nuevo Ideal Nacional”;  si bien realizó obras e inversiones en infraestructura, tales como: hospitales, vialidad, edificios e hidráulica, más no tecnología (electrónica); la represión y violación de los DDHH, nada similares a las actuales, fueron patéticas desde su gestión (2/12/1952), en reemplazo del doctor Germán Suárez Flamerich; aunque “una redención completa en fondos de inversión se lograba en menos de un trienio”. Y, así fue, realmente, pues entre 1955-1957, la tasa de retorno de la industria petrolera fue de casi un 96 porciento de los capitales una vez deducidos los pagos por concepto de ISLR. Cabría añadir que durante su mandato la producción media de crudo, fue de unos 910  mil bpd,  con unos diez mil pozos activos, según memoria BCV. Asimismo, un máximo histórico salarial de unos Bs 335,00, equivalentes a unos cien USD. Ptrecio promedio del petróleo:  entre unosUSD 1,44-1,51/barril.

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Es una desmesura llamar «don Pedro Estrada» a un infame jefe de torturadores y asesinos al servicio del sanguinario y corrupto dictador auto ascendido a «General» Marcos Pérez Jiménez. «Don» y » Doña» era un símbolo de nobleza en la monarquía española y por eso al más famoso venezolano se le trató, en los tiempos coloniales, de «don Simón de Bolívar». Por la inversión de valores vimos en tiempos modernos democráticos a sopotocientos candidatos presidenciales «democráticos» viajar a España a pedirle apoyo electoral al ex Dictador Pérez Jiménez, quien vivió un exilio dorado con la enorme fortuna que amasó robando al Tesoro Público de Venezuela. Pérez Jiménez fue enjuiciado y condenado por corrupto y cumplió corta pena de prisión por peculado pero jamás se le enjuició por las torturas y homicidios que ordenó cometer a sus esbirros de la Seguridad Nacional bajo el mando operativo de Pedro Estrada, otra vergüenza para Venezuela. Y lo insólito: Marcos Pérez Jiménez exiliado en España, reo confeso y condenado por ladrón del Tesoro Público y ex dictador culpable de represión, torturas y asesinatos, es electo en ausencia como Senador por el Distrito Federal en unas elecciones democráticas. Esos hechos vergonzosos acontecen en un país al carecer de brújula moral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba