OpiniónOpinión Nacional

Abrazos Añorados

Somos latinos, caribeños, tropicales…Nos encanta abrazarnos y expresarnos muestras de cariño a través del contacto físico. Un beso en el cachete, unas palmadas en la espalda, un apretón de manos, una mano sobre el brazo de la otra persona cuando uno está contando algo y quiere llamar su atención, un abrazo…

Con esta pandemia, el coronavirus nos ha limitado. Debemos mantener una distancia mínima entre nosotros para evitar el potencial contagio…Nada de abrazos, ni de besos, ni de cariños…Debemos usar una máscara para evitar contagiar a otros. Ahora nos damos cuenta de cuánto nos hace falta el abrazo de nuestra madre, de nuestro padre, de nuestro abuelo, de nuestro tío, de nuestro hermano, de nuestro hijo, o de nuestros demás seres queridos.  Algunos ya hemos tenido que acostumbrarnos a no poder abrazar a nuestros seres queridos por la distancia causada por la diáspora.  Sin embargo, ahora con el corona virus, ni siquiera podemos abrazar a los seres queridos que tenemos cerca. Dependiendo del caso, si los abrazamos,  podemos estarlos sometiendo a un riesgo mortal.

Al estar forzados a restringirnos en nuestras demostraciones físicas de afecto, estamos aprendiendo a valorarlas más.  Eso nos está pasando con todo aquello de lo cual, de un día para otro, hemos sido privados.  También es cierto que estamos teniendo la oportunidad de apreciar y de agradecer lo que tenemos y aquello que, tal vez, por estar tan a la mano, no apreciábamos tanto.  En estos días estamos teniendo tiempo para interactuar mucho más con nuestro pequeño entorno, a organizar lo que tenemos, a determinar qué nos hace falta y qué nos sobra, a utilizar utensilios, máquinas y aparatos que hemos tenido por mucho tiempo y que nunca hemos usado, a tomarnos un té y conversar sobre temas familiares cotidianos, a preparar recetas de nuestros padres o abuelos, y a realizar muchas otras actividades para las cuales, generalmente, no tenemos tiempo.

Concienticemos cuánto añoramos esos abrazos que ahora no podemos darnos y, apenas se levanten las restricciones y termine esta pandemia, abracémonos más fuerte, más seguido, con mayor gusto, extasiándonos en ese contacto que nos permite expresar lo que sentimos.  Jamás podrá un abrazo virtual sentirse como un abrazo bien dado, estrechando los brazos alrededor de un ser querido.

Disfrutemos de cada abrazo que recibamos o que demos.  No escatimemos.  Cada uno es único y especial.

Vivamos cada día como si fuera el último!  

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar