OpiniónOpinión Nacional

Ángeles por la libertad

A veces estamos rodeados de hechos, acciones, momentos, experiencias con significados profundos que informan mucho más que los mismos medios de comunicación, observaciones personales y palabras individuales. Generalmente estas situaciones están rodeadas de símbolos, emociones y valores que permiten una lectura correspondiente a la realidad que se vive o se escucha y hasta se percibe.

Cuando nos remitimos a eventos como los que nos estamos enfrentando actualmente los ciudadanos venezolanos diariamente, como es la protesta pacífica de una sociedad que desea comunicarse para manifestar su inconformidad y aportar conocimientos e información que permitan la tan ansiada paz que a veces pareciera que tiene significados diferentes en el resto de la población, nos quedamos impactados  e impresionados de la advertencia que la sociedad a gritos está comunicando al mundo entero y a su propia comunidad interna.

No pretendo en esta oportunidad hacer un análisis exhaustivo de la situación pues se requiere de mucha investigación y conocimiento para aportar una información científica y social que avale lo apenas observado por una ciudadana más, que vive el día a día de una sociedad con vida, que no permite se le impongan los sueños que otros no pudieron alcanzar.

Por ejemplo en una marcha se observa la diversidad de símbolos, emociones, solidaridad que en ella aparecen, no podemos obviar la riqueza que encierra el contenido y el significado de cada uno de estos símbolos y sentimientos. Si se entiende por símbolo aquello que representa e implica determinados valores, se podría pensar  que un violín que se percibe a partir de un sentido como el oído mediante una melodía que transmite un sentimiento, un himno, una pieza típica del país, se concluye que este es un símbolo en esta ocasión.

De la misma manera los escudos elaborados por los jóvenes con las imágenes de la bandera, el escudo de Venezuela , la virgen y otros nos alertan sobre el lenguaje con los que estos jóvenes comunican sus pensamientos, ideas y conceptos como lo hace también el músico con su violín o el cuatro . Exactamente pasa con el adulto mayor que con su papagayo trasmite frases sabias que llegan hasta el alma de todos los ciudadanos en un instante.

Si comunicar es la función sabia de intercambiar información entre los seres vivos con el fin de trasmitir o recibir expresiones a través de un sistema compartido de signos y normas semánticas , aquí estamos frente a un hecho comunicacional de gran alcance, tanto a nivel nacional como internacional.

Me atrevo a decir que con el violín se impide escuchar la violencia verbal y quien lo ejecuta se expone a la violencia material. El escudo protege de la violencia material pero permite escuchar la violencia verbal. Con el papagayo quien lo lleva  escucha la violencia verbal mientras   con sus frases sabias hace a todos reflexionar pero no  está protegido de la violencia material. Pero todos comunican y saben que su mensaje llega y por eso se exponen a informar .

Con el violín quien lo tañe, queda indefenso por cuanto sus brazos los utiliza para tocarlo y no puede protegerse ni defenderse y activa el sentido auditivo de todos, hasta el punto de conectarlos con la emoción de cada uno. Con el escudo quien lo lleva tiene la posibilidad de protegerse con un brazo y con el otro defenderse o accionar y activa el sentido del tacto de quien ataca .al tratar de acercarse lo más posible para hacer retroceder a quien se le abalanza y con el papagayo quien lo porta puede defenderse casi como un escudo pero sin mucha protección y activa y distrae la visión de su contrincante obligándolo a leer un mensaje con valores y pensamientos que en el momento pudiera hacerlo pensar antes de hacerle daño.

Pero todos cada uno con su objetivo envían mensajes emblemáticos e imágenes como la bandera, el escudo, el himno de Venezuela, melodías , frases, dichos, eslóganes y expresiones típicas que nos identifican como ciudadanos de un país que tan solo quiere hacer llegar mensajes de paz .y

¿ por qué no ? tratar de convencer al otro de donde está su verdad.

No soy yo quién, para decir lo que estos jóvenes y adultos quieren transmitir pero si puedo hacer mi propia lectura, en este sentido pienso, que en este contexto la comunicación tiene muchas funciones entre ellas la persuasiva que es cuando el emisor (violinista, escudero, «papagayero») quisiera modificar la actuación o la opinión del receptor (soldado, «colectivos», público en general) de manera que exista alguna cooperación o conexión para lograr o impedir un objetivo cualquiera que se presente en el momento.

Otra función de esta comunicación espontánea, puede ser entretener , el emisor crea contenidos que el otro disfruta a pesar de la situación difícil que se vive, algunos soldados como los que están en la marcha, se deleitan, se alegran, se regocijan con la música, perciben recuerdos y se benefician de los mensajes escritos y creativos de un abuelo que les habla con el corazón a través de sus frases escritas. El control también puede ser una herramienta de esta comunicación cuando, el músico, el escudero el sr del papagayo, desean posiblemente hasta inconscientemente observar o comprobar y porque no regular el comportamiento y las emociones de las personas en general.

La motivación es otra función  ya que estos actores pueden querer motivar a quienes les atacan en actuar de alguna manera diferente , así como a los mismos jóvenes que en un momento se vuelven violentos, un evento como este  los puede motivar a actuar de una manera más pacífica o al menos pensar con el corazón y apaciguar la rabia que llevan por dentro.

Se da también en estos encuentros y muy intensamente lo que se llama la expresión emocional que motivados por todos estos actos llenos de símbolos y sentimientos, mas el hecho como tal del motivo que los lleva a luchar por su libertad, existe una conexión humana que se da por las expresiones de tristeza, incertidumbre, miedo, alegría, rabia, unidad, solidaridad nostalgia, que permite unificar y hacerse cómplice con un grupo que lucha por un ideal.

Y la cooperación es otra función donde la comunicación se constituye como una ayuda importante en la solución de tantos  problemas, conflictos o situaciones diversas que se generan en el entorno de las marchas y estos encuentros masivos. Hermoso es cuando el músico con su instrumento y su objetivo coopera a veces sin pensarlo con el joven de la cruz verde o azul cuando cumple con su dura tarea de atender un herido, y se distrae o relaja quizás con una hermosa melodía que le recuerda que mas allá hay momentos más hermosos que vivir y que pronto él y su paciente podrán disfrutar y esa melodía los acompañará por el resto de sus vidas recordándoles que un día cumplieron con una gloriosa misión.

Como dije antes no tengo la experticia para afirmar cuáles son los sentimientos y motivos que estos jóvenes llevan al presentarse tan trasparentes, sinceros, valientes, y con tantos símbolos ante estos soldados y colectivos que la mayoría de las veces lo que buscan es hacerles daño, pero me atrevo a decir que a pesar de la respuesta violenta que ellos reciben, en el fondo aspiran que se dé el sentimiento de la reconciliación entre ambos bandos.

Porque cuando Wuilly comparte su melodía estoy segura que tiene en su mente que se restablezca la concordia y la amistad entre ambas partes, su música no es para unos es para todos  e imagino que los jóvenes que marchan  con sus escudos en algún momento piensan con que pueda ser posible recobrar las relaciones entre quienes los atacan , ya que generalmente sí, existe un acercamiento voluntario entre las partes que están en conflicto, muchas veces buscan conectarse de alguna manera con el otro, no necesariamente para perdonar sino lograr un entendimiento y esto a veces se percibe con una mirada, con una lágrima, una sonrisa, hasta un abrazo o un gesto soterrado de aprobación o complicidad.

Todo esto hay que leerlo entre líneas porque allí está el mensaje de amor  y de vida  que existe entre tantos elementos dramáticos visuales y verbales que rodean a estos guerreros que no están dispuestos a que les roben los sueños que aun no han podido alcanzar. Pero que saben que existen y que es el momento para lograr lo que tanto han ansiado y visualizado. Sobre todo quieren hacerlo de una manera pacífica.

Algunos han hablado de ángeles que nos protegen, pues sí, así parece porque cuando vemos la mirada, el convencimiento, la solidaridad, la entrega, la responsabilidad de proteger al otro, pensamos que solo un ángel es capaz de exponerse y entregarse sin ver a quien acompaña o defiende.

Es por eso que no quisiera pensar que quienes atacan , quienes hacen daño, quienes vejan e insultan sean demonios desatados que han sido enviados al ver que existe una legión de ángeles que están dispuestos a librar a nuestra patria de este infierno que cada día el fuego quema poco a poco nuestro jardín. Esta cosecha que costó sembrarla y que con tantas ganas una generación entusiasta, feliz, decente, comprometida luchó y soñó durante años para vivir en un lugar hermoso y libre, que  permitió  ver crecer y recoger esa siembra hermosa.  Que hoy tenga que ver cómo nos roban todas esas flores que cultivamos y que nuestros hijos hayan tenido que volar lejos buscando esa tierra que les prometimos y que ahora nos la quieren arrebatar . Estamos dispuestos a seguir construyendo lo que con tanto esfuerzo se levantó.

Es por eso que creo que esos otros son también ángeles pero descarriados que no consiguen entrar al cielo y están buscando purificarse para poder entrar y convivir todos juntos, porque no concibo que exista un venezolano con tanto odio que quiera destruir esta tierra maravillosa que a pesar del atropello recibido aun tiene tanto que dar.

Hay que seguir andando porque el camino siempre ha estado trazado solo que tomamos un atajo corto pero con muchos obstáculos que nos han impedido llegar a la meta pero nos han enseñado llegar a ella con los brazos abiertos, el corazón pleno y la mente amplia, para seguir  construyendo y avanzando hacia un país libre, hermoso y desarrollado que nos permita alcanzar la felicidad por todos soñada.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba