OpiniónOpinión Nacional

Añoranza de los héroes civiles

En el nuevo cono monetario, el score quedó: militares 6, civiles 2.  Y eso porque, en un saludo a la corrección política, incluyeron a una mujer. Pero Luisa Cáceres, con todo lo sufrida y abnegada dama modelo que fue, en verdad no llenó la medida del procerato. Es una figura ejemplar, pero que nada notable hizo por la patria. El otro civil es Simón Rodríguez, todo un prócer, y bien colocado en uno de los billetes. Una figura que los rojos manosean mucho, pero al cual no leen.  Lo único que parecieran haber aprendido de memoria, pues lo ponen en práctica todos los días es aquello de: “Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al que no tiene, cualquiera lo compra”. Por eso, la repartidera de CLAP y bonos solo a los ágrafos con carné; y la abundante difusión de mentiras en cadena y por los medios que “compraron”. Del resto, puros militares; entre los cuales hay un coleado: Zamora era dueño de esclavos. Y cuando se decretó la abolición de la esclavitud, el muy caradura, para esa fecha gobernador de Guayana, se presentó a cobrar la manumisión de los suyos. Después de meter ese dinero en su caja fuerte, mandó a tirar cohetes y a poner un baile en la plaza. Pero con plata del erario, que la suya era otra cosa.  Ese es el mismo que puso de moda aquello de: “¡hombres libres!”.  Lo que no dijo, pero lo pensó, fue: “pero solo después de que me los paguen…”.

Recordando someramente, la gran mayoría de los países de habla hispana tiene más personajes civiles que militares en sus billetes.  Los de Colombia tienen a Jorge Isaac, novelista; José Asunción Silva, poeta; Jorge E. Gaitán y Carlos Llenas, políticos; y hasta al Gabo García Márquez.  El único militar es Santander.  Los de México nos muestran a Miguel de Hidalgo, sacerdote y Padre de la Patria; a Diego de Rivera, muralista; a sor Juana Inés de la Cruz, monja e insigne poetisa.  El único militar, pero porque le tocó guerrear, es Morelos, aunque en verdad fue sacerdote.  Los que recuerdo de Chile tienen a nuestro Andrés Bello, educador y gramático, y a Gabriela Mistral, poetisa y premio Nobel.  Cierto, hay un par de militaresdel siglo XIX, héroes de la guerra contra Perú y Bolivia: el almirante Pratt y el capitán Carrera.  Y en el Perú solo un militar aparece: un piloto de la guerra con Ecuador en 1941; del resto, un diplomático, un poeta, un historiador y hasta una santa: Rosa de Lima.

Vislumbro el día, ojalá no muy lejano, en que con el deterioro continuado de la moneda y luego del reemplazo del régimen por un gobierno de verdad —uno que se preocupe más por el bienestar de los venezolanos que por el de los cubanos— aparezca una nueva familia de billetes donde predominen los próceres civiles, los ciudadanos ilustres, gente sin charreteras, sin alamares, pero que dieron mucho por su país.  Que los tenemos por montones.  Del siglo XIX: Cecilio Acosta, Fermín Toro, José María Vargas, Andrés Bello, Arturo Michelena, Teresa Carreño, y muchos otros.  Del siglo XX: Andrés Eloy Blanco, Enrique Tejera, Pedro Emilio Coll, Arístides Calvani, Teresa de la Parra, Miguel Otero Silva, Rufino Blanco Fombona, Simón Díaz, Vicente Gerbasi, José Rafael Pocaterra,Aquiles Nazoa, Óscar Yánezy pare usted de contar.  De los tiempos actuales —personas que todavía tenemos la dicha de tener entre nosotros—,también hay ciudadanos que han hecho (y siguen haciendo) méritos para aparecer en algún billete del futuro más civilizado que ansiamos.  Por ejemplo: Rafael Cadenas, Leonardo Padrón, Jorge Urosa, Nelson Bocaranda,Rafael Arráiz Lucca, Gustavo Coronel y muchos otros de igual calibre.  Elloshan dado muestras más que abundantes con sus escritos, sus exhortaciones, su ejemplo y su civismo a toda prueba de querer a Venezuela y haber accionado para hacerla mejor, máseducada, más próspera, más honrada.

Mención aparte quiero hacer de otros venezolanos con muchísimos méritos.  Son los que conforman una nueva clase de dirigentes políticos.  Mejor preparados que los de la generación anterior en el estudio de la ciencia política y su abnegada ejercitación en los embates actuales; sin taras, honrados consigo mismos y con el país; sin las malas mañas que caracterizan a algunos de los “líderes” de la actualidad.  Bastantes de ellos, formados en el programa “Lidera”, una iniciativa que ya ha comenzado a dar sus frutos.  Unos con cicatrices en el cuerpo por las arremetidas de bandoleros tarifados que sirven al régimen; otros, sometidos a prisión y torturas; otros más, asilados en embajadas o exilados porque su vida corría peligro.  Todos ellos con un solo deseo: que su patria logre salir del marasmo, de la podredumbre, de la corrupción, del coloniaje que han sido el resultado de estos veinte años de regresión hacia el socialismo real (aunque ellos le hayan cambiado el nombre).  Vaticino que, en el futuro, Venezuela honrará poniendo sus rostros en algunos billetes, los sacrificios de paisanos nuestros como María Corina, Leopoldo, Freddy Guevara y, ¿por qué no? Juan Requesens…

Otrosí

Parece conveniente que alguien dentro de los organismos de planificación, en especial los de las Fuerzas Armadas, hiciera un análisis estadístico —con gráficos, plis, para que se la pongan “bombita” a sus jefes y estos puedan entender— que cubra los últimos veinte años y donde se haga una correlación porcentual entre la población venezolana, el producto interno bruto, la sumatoria de todos los presupuestos (el oficial y los otros), los efectivos de las FAN y el número de generales activos.  Al ver las curvas, se van a llevar una sorpresa…

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba