OpiniónOpinión Nacional

Antes lo sugerí: el problema habita en nosotros

En efecto, antes lo sugerí. El riesgo está en nosotros. Pese a que el régimen dictatorial no es confiable. Pese a que son, como son: perversos, feroces ladrones de los bienes públicos, y explotadores de cada una de las formas del poder, amén de transgresores de todas las normas sociales y políticas que sirven de marco a una vida democrática y pacífica.

Ya lo indiqué: pese a lo señalado, el peligro, para nosotros, no reside en ellos. El riesgo para nuestra resistencia, avances, y victorias, está en nosotros. No empleemos nuestros escudos para soportar sus excesos y violencias, usémoslos para librarnos de nuestros desalientos. Para luchar contra las tardes o mañanas en las que nos sentimos tristes o inseguros. En las que somos nosotros mismos los que, en vez de resueltos y osados, nos miramos temerosos e incapaces. Y no nos engañemos: si así nos miramos, así resultaremos. Pero entendámoslo de una vez como hay que entenderlo: ni somos temerosos ni tampoco incapaces.  Comprendemos, muy bien, lo que ocurre, y estamos dispuestos a luchar, junto a la mayoría del pueblo venezolano, para librarnos de esta Tiranía, que a lo largo de los años ha entregado a Cuba nuestra soberanía, y que, en consecuencia, siguiendo sus directivas, ha ido despedazando el país que nos pertenecía y que, a pesar de los pesares sigue perteneciéndonos.

A ese respecto, no olvidemos, ni por un momento, que la oposición a esta tiranía es una. Una: seria, honesta, democrática. La MUD, (el Movimiento de Unidad Democrática) es su cabecera, y, el vínculo, que fundamentalmente la enlaza a la mayoría determinante del pueblo venezolano, representado en la Asamblea Nacional, cuya mayoría es contundente, y que, a pesar de ello, el Poder Ejecutivo del Gobierno pretende desconocer.

Dicho esto, regreso a mis consideraciones primeras. Si queremos reemplazar a los tiranos, tenemos que respetar a la MUD y a la Asamblea, y respetarlas es lo mismo que apoyarlas. La verdad es simple: ambas, la MUD y la Asamblea, han realizado una labor encomiable. Y si algunas críticas suscitan, que éstas sean constructivas y en ningún caso que pudiesen resultar perjudiciales a la integridad de nuestro sector. No se pierda, en ningún caso, la percepción de que el gobierno está consciente de que únicamente representa a la minoría del país, y que, en consecuencia, el dividirnos, mediante una u otra forma, a través de ésta o de aquella estratagema, es, para ellos, el instrumento de mayor significación.

Mantengámonos juntos, hermanados; impidamos que la Tiranía se permita filtrar en nuestros cuadros cizaña, disensiones, dado que el encono vive en ellos.

Nosotros somos la Venezuela que siempre fuimos, a pesar de todo, y en ningún caso, la Venezuela cubanizada con la que los enemigos han pretendido sustituir el pasado fraternal y pacífico que nos ha caracterizado.

Por otra parte, tenemos la ilusión de que una fracción importante de nuestro Ejército Nacional, se niegue, finalmente, a traicionar la Constitución y al país al que juró adhesión, y respete a la Venezuela original que le sirvió de cuna. Venezuela merece ese gesto. Y la posteridad se lo agradecerá.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba