OpiniónOpinión Nacional

Bufonadas de la activación del motor farmacéutico

En mi artículo anterior relacionado con el Motor Farmacéutico (MF) intitulado Prolegómenos de un nuevo engaño: el Motor Farmacéutico, me referí al cambio del contenido del discurso del Presidente Maduro ocurrido entre el anuncio del evento de la activación de este Motor del día 17 de febrero de los presentes (http://www.avn.info.ve/contenido/motor-farmac%C3%A9utico-concretar%C3%A1-medidas-para-garantizar-distribuci%C3%B3n-f%C3%A1rmacos) y el pronunciado el 18 de febrero, día del lanzamiento del MF ( http://noticiasvenezuela.info/2016/02/en-vivo-el-motor-farmaceutico-debe-estar-basado-en-un-gran-liderazgo-colectivo-dijo-maduro/ ).

El elemento central del cambio a que hago mención lo constituye la estrategia de ampliar el campo de las alianzas para enfrentar la crisis y enfrentar la emergencia, que se expresa en la convocatoria al evento del 18 de febrero a representantes de empresas privadas nacionales y transnacionales fabricantes de productos farmacéuticos, así como de importadoras de equipos e insumos médicos, instaladas en el país; al igual que a las Cámaras que agrupan estas empresas. La reseña de la Oficina de Prensa Presidencial informa que asistieron 52 empresas, a las que el Presidente Maduro invitó “a trabajar para consolidar el Motor Farmacéutico que es prioridad para fortalecer la Agenda Económica Bolivariana”. Este llamado, en el caso de las empresas privadas invitadas, incluía explícitamente a las de capital nacional e internacional. ¿Cómo explicar este cambio de estrategia cuando actores importantes de los poderes públicos nacionales que hacen vida en el sector salud, acusaban, en fecha reciente, a las empresas farmacéuticas instaladas en el país de la falta de medicamentos, y a las transnacionales de declarar “la muerte a los pacientes”?. Estas interrogantes nos permiten plantearnos la hipótesis que lo ocurrido se debió al debate y lucha interna existente en el equipo de gobierno sobre la naturaleza de la crisis de medicamentos y otros rubros, presente en el sector salud; sus costos políticos y la necesidad de un cambio de política. O la de suponer que lo que está sucediendo, tiene más bien que ver con un cambio de estrategia que persigue el objetivo de compartir el costo político de la actual crisis de escasez de medicamentos con la empresa privada, y de trasmitir a la población que el gobierno está actuando para atender y resolver lo que Maduro calificó como “problema severo”, para lo cual hace un “llamamiento a todos los sectores involucrados”.

Lo expuesto hasta el presente, sin embargo, no justifica el título del artículo, que incluye la palabra bufonadas, por ello, en las líneas que siguen, me referiré a ellas:

Bufonada 1. Una Sesión de Trabajo que no se realizó.

La ministra del Poder Popular para la Salud, Luisana Melo hizo mención en su presentación, que ésta era producto de una sesión de trabajo realizada, en las horas previas al comienzo de la cadena presidencial, con la participación de los empresarios invitados. Esto no es cierto, a pesar que los invitados estuvieron en Miraflores desde horas de la mañana a la espera de la Reunión , que finalmente comenzó en horas de la noche, con el Presidente Mduro. Del contenido de esta presentación se enteraron los asistentes en el mismo momento en que los telespectadores veíamos la cadena presidencial.

Bufonada 2. La firma de un Convenio sui generis del que solo se conocen los nombres de los firmantes.

El gobierno y las Cámaras cuyos Representantes firmaron, están obligados a difundir ante la opinión pública el contenido del Convenio, so pena que tome cuerpo lo que comienza a circular entre los allegados al sector farmacéutico nacional e internacional que el acto de firma, sólo era parte de la tramoya del espectáculo con el que se inauguró el MF y que en el momento de la firma, la única página existente del documento era la final, donde los firmantes estamparon sus rúbricas.

Bufonada 3. La información manipulada sobre empresas farmacéuticas y otros organismos que los pases realizados mostraron.

Los organizadores del acto pretendieron mostrar la existencia de empresas públicas productoras de productos farmacéuticos y de Almacenes de almacenamiento y distribución de medicamentos e insumos medico quirúrgicos exitosos, los ejemplo escogidos fueron: la Empresa Socialista para la Producción de Medicamentos Biológicos, (ESPROMED BIO),C.A.; y uno de los Almacenes Robotizados, el ubicado en Jipana, estado Miranda, pertenecientes al Sistema Integral de Suministros de Medicamentos, Material Médico Quirúrgico y Equipos Médicos, adscrita a la Dirección General de Procura, Almacenamiento y Distribución de Insumos del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS). En el caso de la primera, se trata de la forma jurídica que asume desde el cuarto trimestre del 2015 la Planta Productora de Vacunas que estaba adscrita al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel. Entre las competencias de esta empresa está “ la fabricación de vacunas y otros productos biológicos [..] servicios de envasado y etiquetado a laboratorios y otras instituciones inmersas en la industria farmacéutica”. De acuerdo a la Memoria del MPPS, correspondiente al año 2015, esta empresa produjo 20.297.571 dosis de biológicos, el 62% de la meta programada – sin especificar cuántas corresponde a vacunas y cuántas a otros productos biológicos; y en el caso de las primeras sin desagregar por tipos-, a pesar que ejecutó el 88% de los recursos financieros otorgados para tal fin. Con el agravante que esta producción correspondió, en su casi totalidad a envasado y etiquetado (acondicionado es el eufemismo utilizado en la Memoria) y no a productos fabricados por ESPROMED BIO C.A. Si tenemos presente las cifras indicadas y lo reseñado en la página web de la empresa mencionada http://espromedbio.gob.ve/capacidad-productiva/ , donde se afirma que “Cuenta con tres laboratorios independientes de fermentación industrial y alta tecnología para producir 50 millones de dosis anuales de toxoide diftérico, igual número de vacuna anti-pertussis y 60 millones de dosis al año de toxoide tetánico. [..] Por lo que respecta a la vacuna DPT (Difteria, Pertussis, Tétanos), su capacidad de producción es 50 millones de dosis anuales; en tanto que la capacidad instalada de formulación, llenado y procesamiento final para cualquier biológico compatible con la tecnología de la planta es de 120 millones de dosis al año.”; no hay duda que su capacidad ociosa alcanza magnitudes considerables. Llama además la atención que lo afirmado por el Director de esta empresa, a propósito de los “casi 60 millones de dólares ” – de los cuales 34 correspondieron al IVSS-, de ahorro que ESPROMED BIO C.A le generó al país durante el año 2015, no aparezca entre los logros que incluyó en el documento de la Memoria 2015 del MPPS. En ella lo que se registra es “la primera orden de compra de medicamentos por Bs. 28.600.000 para el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS)”, por concepto de Eritropoyetina humana 10.000 UI y Filgastrim; al hacer la conversión a dólares del monto de esta compra, la cifra resulta ser de 4.539. 682,53 $, en lugar de los 34 millones de $ de los que habló el Director. De esta cantidad, sólo 11.936.500,00 Bs (equivalente a 1.894.682,53 $) ingresaron a la Caja de la empresa, el resto fue depositado en un Fondo cuyo nombre y finalidad se desconoce, suponemos que a través de éste se paga lo importado de Cuba para ser “acondicionado” en ESPROMED BIO C.A.

En el caso del Almacén Robotizado mencionado, llama la atención, que el funcionario presente, quien asumió la vocería en la trasmisión, no sea el Jefe del Almacén o el Director General de Procura, Almacenamiento y Distribución de Insumos del MPPS, sino el Presidente de la Compañía Anónima Farmapatria, Ramón Perdomo, empresa adscrita al Ministerio Popular Para la Alimentación, lo que explica los errores cometidos en su presentación, al informar que desde este Almacén se distribuyen 2 millones de medicamentos diarios a los establecimientos de salud de las distintas redes públicas de salud.Si asumiéramos que esta distribución se hace los 365 días del año, el número de unidades distribuidas alcanzaría a 730 millones, cifra que contrasta con la de 277,77 millones reportados durante el año pasado presentes en la Memoria 2015 del MPPS.

Con esta bufonada, pretenden, además, ocultar situaciones de otras empresas del Estado y Servicios Autónomos, como: 1. QUIMBIOTEC C.A. adscrita al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, paralizada desde agosto del año pasado; empresa que atendía el 95 % de la demanda de hemoderivados a nivel nacional, con una facturación anual valorada en 70 millones de dólares y con exportaciones por un monto de 2 millones de dólares;

  1. El Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (SEFAR) adscrito al MPPS, este Servicio produjo, según la Memoria del 2015de este ministerio, sólo produjo 714.740 unidades de medicamentos, de una meta de 20.550.000 programada, apenas el 3% (los únicos medicamentos producidos fueron suero oral y cloroquina); si comparamos con la información contenida en la Memoria del MPPS del 2014, la producción de SEFAR, durante el 2015, fue de apenas el 8,89% de la realizada durante el año que le precede. Llama la atención que entre los obstáculos señalados por este Servicio para el cumplimiento de sus metas en el 2015, mencione los siguientes: “Escasez de repuestos en el país, además de equipos y/o maquinarias nuevas que remplacen los que ya cumplieron su vida útil. [..] Ausencia de la materia prima para la elaboración de medicamentos de primera necesidad.”. Y tampoco dice nada por qué no se produjo ni una tableta de acetaminofén y del anticonvulsivante carbamezapina, cuando el 2014 se produjeron 4.858.580 y 501.200 tabletas de estos medicamentos, respectivamente; con el agravante que ello ocurrió en un país donde estos medicamentos figuran entre la lista de los incluidos como escasos desde el 2015.
  2. Productos Farmacéuticos para el Vivir Viviendo, (Profármacos) C.A. Esta empresa adscrita al MPPS tenía previsto iniciar su producción en noviembre del 2015, para cubrir la demanda de medicamentos esenciales; estimaba producir acetaminofén, ibuprofeno, antialérgicos antinflamatorios, diuréticos, entre otros. La Memoria del MPPS del 2015, a juzgar por los señalado en el cuadro siguiente da cuenta que no produjo ningún medicamento, a pesar de haber ejecutado el 36% del presupuesto que le fue asignado durante el ejercicio fiscal 2015.

cuadro1

Si bien la producción fue 0, aparecen envasando unos cientos de miles blísteres de Enalapril, ácido Fólico, Captopril de 25 y 50 mgs, Diclofenac 50 y Furosemida de 40 mg, probablemente elaborados por otros laboratorios y envasados y etiquetados por Profarmacos (también»adecuados») según la nomenclatura oficial.

Cabe recordar que entre las metas históricas de Profarmacos está la de cubrir el 15% de los medicamentos esenciales. (Si estos, según la lista actualizada del MPPS son unos 380 principios activos, Profármaco produce 0 % y envasa el 1,31% de su meta.

A estos casos mencionados habría que agregarles los Proyectos: Planta de producción de fluidoterápicos y material médico quirúrgico[1], Planta Productora de medicamentos liofilizados y carbapenems[2], Complejo Industrial Farmacéutico de Producción, desarrollo y comercialización de medicamentos Esenciales para el Sistema Público Nacional de Salud[3] y la Planta de Cefalosporinicos y Penicilinicos[4], en el marco de Convenios con la República Popular China, con la República de Colombia, con la República de Cuba y con la República de Portugal, respectivamente. Ninguna de estas Plantas han sido construidas, y las Memorias 2014 y 2015 no reportan información alguna sobre el estado de la ejecución de estos Proyectos.

Bufonada 4. Firma de un Convenio con la empresa transnacional Dr Reddy´s que se presenta como novedoso. Si tenemos presente que en la Memoria del MPPS 2015, se señala que “Se suscribió una (01) ALIANZA ESTRATEGICA con Dr. REDDY´S VENEZUELA, para la Producción Nacional de fármacos de primera necesidad e inversiones en maquinaria y equipos para el aumento de capacidad y diversificación de producción de las líneas instaladas en el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (SEFAR) en fecha 18 de diciembre de 2015”, el Gobierno nacional y la empresa mencionada deberían informar el contenido del Convenio que se firmó el día del acto de “ Activación del Motor Farmacéutico”, sólo así quedaría desvirtuado lo que afirmamos en la Bufonada 1, que en el momento de la firma de este Convenio, también, la única página existente del documento era la final, donde el Representante de la empresa REDDY´S VENEZUELA y la Representante del Gobierno Nacional, Luisana Melo, estamparon sus rúbricas.

Bufonada 5. El autogol del Presidente al seguir insistiendo que la escasez de medicamentos es debida a la “caotización (Sic) de la distribución”. Bastaría con recordarle al primer magistrado que con fecha 25 de julio del 2012, apareció publicada en la Gaceta Oficial, una  Resolución Conjunta de los Ministerios del Poder Popular para la salud; para el Comercio; para Ciencia, Tecnología e Innovación; y para la Alimentación, “mediante la cual se instrumenta el Sistema Integral de Control de Medicamentos (SICM) y se establecen los lineamientos y criterios que rigen la emisión de la guía única de Movilización seguimiento y control de medicamentos, destinados tanto a la comercialización como a la distribución, en el territorio nacional”. Este Sistema, tal como reza el Artículo 3 de la citada Resolución, “ [..] tiene por objeto: a) Controlar y hacer seguimiento de la importación de la materia prima para la fabricación de medicamentos, la importación de productos terminados, los inventarios, la recepción y despacho en toda la cadena de comercialización o distribución (las negritas son mías) de medicamentos registrados ante el Ministerio del Poder Popular para la Salud y cualquier otra actividad vinculada a la materia.”. Si admitiésemos como cierta la afirmación del Presidente acerca de la existencia de un caos en la distribución, no hay duda que tendríamos que atribuírsela a la ineficacia y corrupción que ha generado el SICM, de allí el calificativo de auto gol utilizado para esta bufonada. La realidad, sin embargo, es otra, la causa de la escasez no está en la distribución, sino en la no existencia de medicamentos en el mercado nacional, bien sea porque no existe materia prima para producirlos en el país y porque los importados han disminuido notablemente, todo ello debido a los cierres de las líneas de crédito que afectan a las empresas farmacéuticas privadas, debido a la deuda acumulada con sus casa matrices o con sus proveedores, al no liquidar el gobierno nacional las solicitudes de divisas que les ha aprobado; y a los pobres resultados que ha generado la inversión del Estado en el área de las empresas públicas productoras de medicamentos y productos biológicos, las cuales han recibido, también, los efectos de la falta de divisas, a las que se agrega la ineficacia y la corrupción presente en ellas. O porque las compras realizadas por el gobierno, se han realizado bajo el patrón que la Contraloría General de la República constató en su actuación que comenté en mi artículo anterior, donde se señala “[..] no responden a un adecuado proceso de planificación y programación de tales adquisiciones, basadas en los requerimientos y necesidades planteadas por los distintos centros de salud o unidades ejecutoras de los programas presupuestarios del ministerio, u otro criterio técnico que los orientara; por cuanto no fue posible constatar la existencia de algún documento que permitiera verificar que las referidas compras, tanto en cantidad como en tipo y características de medicamentos adquiridos, se hicieran para atender tales requerimientos y/o necesidades.”

[1] De este proyecto no se tiene más información que la registrada en la Memoria del MPPS correspondiente al 2013 que señala que “la capacidad de producción de la Planta de fluidoterápicos es de 60 millones de frascos al año.”

[2] La construcción de esta Planta, con una inversión de 66.203.936,22 $, se inició en el 2012, hasta la fecha ha cambiado su localización en dos oportunidades y aunque no se ha finalizado su construcción, se adquirió materia prima a China MEHECO CO, LTD y a Laboratorios Universal S.R.L por un monto superior a 45.576.327 $; parte de ella, cuyo costo fue de 7.596.054, 5 $, se venció entre noviembre y diciembre del año pasado.

[3] Concebido para ser desarrollado bajo la modalidad de Empresa Mixta Cubano-Venezolana; en el 2011 se realizó el movimiento de tierra en el terreno donde se edificaría, ubicado en Yare, estado Miranda, y se aprobó el financiamiento del proyecto con recursos aportados por FONDEN y el Fondo Independencia, El Objetivo de esta empresa, es producir 125 productos farmacéuticos del Formulario Terapéutico Nacional, de la marcha de este Proyecto no se tiene información oficial alguna desde el año 2013.

[4] La Memoria del MPPS correspondiente al 2013 informa sobre tramitaciones ante el FONDEN de pagos de valuaciones a empresas contratadas para la construcción de esta Planta, una de ellas, por un monto de 6.178-783 euros.

Dr. Carlos Walter

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba