El EditorialOpinión

Buscando una alternativa al petróleo

Aunque luzca increíble el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman pretende darle un giro de 180 grados a un país que se ha caracterizado por ser uno de los reinos más conservadores y cerrados del Medio Oriente.
Este príncipe, de solo 32 años, a diferencia de otros miembros de la familia real, no estudió en Inglaterra sino en su país, y será rey a pesar de no ser el primero en la línea de sucesión, ya que el actual rey, Salman bin Abdul Aziz, destituyó al príncipe heredero, Muhamad bin Naif bin Abdul Aziz, para designarlo a él como su sucesor y nombrarlo, entre otros títulos, Jefe de la Corte Real de Saud, presidente del Consejo para Asuntos de Economía y Desarrollo y Ministro de la Defensa, convirtiéndolo en el auténtico poder detrás del trono.
Entre sus objetivos manifiestos, el príncipe heredero, ha dado señales de querer convertir a Arabia Saudita en un referente mundial, cambiando la política petrolera del reino, entendiendo que la riqueza proveniente del crudo es efímera y, por lo tanto, su propósito es establecer un fondo soberano que supere el que actualmente tiene Noruega, el proyecto Visión 2030.
La razón que esgrime al explicar su proyecto es eliminar para su país las consecuencias de la volatilidad de los precios del petróleo y transformar a Aramco, de ser una empresa productora de petróleo, a un conglomerado industrial global.
Para lograr su objetivo, tiene previsto vender el 5% de Aramco, lo que le daría una cifra calculada de un monto equivalente a cerca de 100.000 millones de dólares y progresivamente alcanzar la meta de dos mil millones de millones de Euros, para el 2030. El fondo invertiría 50% desus recursos en Arabia y el otro 50%, en el resto del mundo. Eso lo convertiría en uno de los mayores inversionistas a nivel mundial.
Pero esta no es la única medida que piensa llevar a cabo el futuro joven rey, ya que su propósito incluye la modernización de la vida social de su país, habiendo ya dado los primeros pasos, al permitir que las mujeres manejen, asistan a eventos deportivos públicos e, incluso, al cine y ha mencionado que el velo podría no ser obligatorio.
Es curioso como uno de los paises socialmente más retrógrados del mundo piensa que para sobrevivir la época fácil de vivir de la sola renta petrolera es indispensable realizar cambios sociales y económicos. Ello debería ser motivo de reflexión para los dirigentes políticos venezolanos, después de que Chávez eliminó el Fondo de Estabilización Macroeconómico y lo convirtió en un inoperante Fonden, pensar en lo que debería hacerse para que el país que posee la principal reserva de hidrocarburos del mundo pueda, siguiendo pasos parecidos, no solo reconstruir a un país en ruinas, sino convertirlo en un actor significativo a nivel mundial.
Lamentablemente, el discurso político actual en Venezuela se concentra en temas como la guerra económica y la dolarización de la economía y salvo lo propuesto por Leopoldo López en su reciente libro, pocos hablan de la necesidad de modificar drásticamente nuestra política petrolera actual.
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar