OpiniónOpinión Internacional

Caballo de Troya en Colombia

Por Luis José Semprum (ElUniversal.com)

Santos ha dado claras muestras de subordinación al modelo revolucionario. Desde que llegó a la presidencia, dijo ser el nuevo mejor amigo de Chávez. Luego promovió el «Marco Jurídico para la Paz», que prácticamente exonera a las FARC por los crímenes cometidos. Y finalmente escogió a La Habana como lugar para llevar a cabo el «Diálogo de Paz» con la guerrilla.

En su empeño por legalizar a las FARC, Santos desestimó la carta enviada por la Fiscal de la Corte Penal Internacional(CPI),Fatou Bensouda, quien escribió: «Debido a que la suspensión de la pena de prisión significa que el acusado no pasa tiempo recluido, quisiera advertirle que se trata de una decisión manifiestamente inadecuada para aquellos individuos que supuestamente albergan la mayor responsabilidad en la comisión de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad» (http://tinyurl.com/q24g9ts).

Santos no se contenta con perdonar a los guerrilleros, sino que además pretende llevarlos al Congreso, por eso la Fiscal Bensouda insiste en su carta que debe haber una «prohibición de participar en la vida pública» para aquellos que hayan cometido delitos de lesa humanidad.

El equipo de Santos pretende chantajear a los colombianos, diciendo que el candidato Oscar Iván Zuluaga quiere la guerra, y por eso se opone a los diálogos de paz. Pero no se trata de un asunto ideológico, sino práctico. Las conversaciones con las FARC no funcionarán porque éstas no quieren entregar las armas, ni quieren dejar el negocio del narcotráfico. Por eso fracasaron las conversaciones del Caguán.

La única forma de lograr la paz en Colombia es con una actitud firme. Eso lo demostró Álvaro Uribe cuando llevó a cabo su «Política de Seguridad Democrática»; la misma que continuará Zuluaga.

Espero que los colombianos no cometan el mismo error que nosotros. Ojalá no se dejen engañar por un Caballo de Troya.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. Desaparecidas las condiciones iniciales que le dieron el triunfo al señor Zuluaga y donde el formato inicial permitía pronosticar un triunfo probable del candidato opositor ; la segunda vuelta se ha caracterizado por el predominio de grandes y pequeños pactos y alianzas, que han fragmentado una inicial y clara opción de triunfo en beneficio del presidente – candidato. Y es que desde grandes a pequeños errores, como la división de las preferencias de los conservadores ; la declaración del ex presidente Uribe de no tener pruebas sobre acusaciones hechas al presidente Santos ; la rectificación del señor Zuluaga en torno al tratamiento a darsele a las FARC y otros de no menor importancia, han relanzado la opción del señor Santos ; al punto de que gane o pierda, la diferencia a favor de uno u otro, debería ser por una diferencia muy pequeña. El presidente Santos ha logrado remontar la cuesta y debería ser el ganador.

    Lo grave es que una democracia tan solida como la colombiana este dando unos pasos errados cara a un furo que pudiese ser no tan prometedor. Y es que apostar a una paz negociada con las FARC, ligada al narco – terrorismo ; aliada a una política exterior de los cubanos ; con una izquierda marxista que no para de extenderse por todo el continente; con un vecino tan inestable como peligroso, prácticamente le esta abriendo el camino a la inestabilidad y a la anarquía ; amen, de ir sepultando la posibilidad cierta de ir debilitando el poder tradicional de las oligarquías colombianas, que parecieran apuntar hacia el mismo destino de la venezolana. Si cae Colombia, se pierde el último bastión de resistencia ante la expansión del socialismo (comunismo), y todo , gracias a los desatinos de un presidente que ha optado por el camino mas comprometido con la estabilidad de ese país, aun en medio de una guerra que ganada en los campos de batalla, parece perderla en el terreno de la política. Aparentemente, estamos ante la crónica de una muerte anunciada… Nos gustaría estar equivocados !.

    1. La verdad de las cosas es que en medio de una campaña mediatica donde se elije al futuro gobernante de Colombia, las cosas no cambiaran mucho dado que la oligarquia colombiana, los grupos de poder economicos y ultraderecha (digase paramilitares que cometieron crimenes de lesa humanidad y que aun son un poder real en colombia) no dejaran que ese pais se enrumbe por un sendero de paz inicia (lo de democratico esta aun por verse) que contribuya a crear una Colombia alejada del narcotrafico, del paramilitarismo, de las prebendas de los militares y que el ciudadano de a pie pueda realmente poder disfrutar de la riqueza de este pobre pais le ha tocado lidiar con asesinos, narcos presidentes, lacayos del Norte (USA) y plataforma de desestabilizacion de sistemas que se oponen a continuar seguir siendo colonias en los actuales tiempos. QUE GANE COLOMBIA Y LA PAZ Y SU GENTE MEJORE SUS CONDICIONES DE VIDA. DESDE MI NICARAGUITA. SEAN RESPETUOSOS DEL ORDEN INTERNACIONAL PARA COMENZAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba