OpiniónOpinión Internacional

Colombia no será una perita en dulce

Beatriz de Majo

Ante la anticipación del triunfo electoral cercano de Iván Duque en los próximos comicios neogranadinos es buenoponer de relievelas características del país que le pondrán en las manos a un hombre que no es un primíparode la política, pero que deberá hacer frente a un entorno desvencijado en dos terrenos, el de la paz y el económico.

Luis Alfonso García Carmona, catedrático y experto en planificación se ha adelantado a este estudio y lo que vaticina no es bueno, al menos en lo económico. Este profesional paisa considera que Colombia será una “olla raspada” para cuando toque hacer el relevo presidencial y asítitula un reciente artículo con su rúbrica, publicado en La Linterna Azul.

La primera y lapidaria realidad es que si el país colombiano creció 7% en el año 2007 y solo creció 1,8 el año pasado, la situación es de franca recesión aunque la expansión no sea negativa. La deuda pública del hoy supera el 50% del PIB, lo que no es poca cosa y eldéficit fiscal es superior al 4% a pesar de que se han tomado medidas heroicas para incrementar los ingresos públicos castigando los actores económicos con un IVA de 19%.

Dice García Carmona que “a pesar de todas las advertencias recibidas para reducir el tamaño del Estado y racionalizar el gasto, Santos siguió adelante en su carrera por convertir el presupuesto en un botín para sus áulicos. En el 2011, por ejemplo, creó 6 altas consejerías presidenciales, 3 ministerios y 6 nuevas unidades administrativas. A los miembros de las juntas directivas en las empresas del Estado les reajustó los honorarios en un 111% entre los años 2010 y 2015. Y solo en el 2015 creó 18.273 nuevos cargos”.

Así que Duque arrancará con un pesado fardo sobre sus hombros, complementado ello con la necesidad de instrumentar un acuerdo de pacificación en contra del cual se ha pronunciado en múltiples ocasiones como candidato, por considerar que se hicieron “concesiones que ponen a la criminalidad por encima del Estado de Derecho ya que los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad no van a pagar un día de cárcel y van a tener el camino en tapete rojo para participar en política».

Por fortuna, a pesar de sus cortos 41 años, no son pocos los años en los que este líder puede exhibir cercanía a los centros de poder ejecutivo y legislativo,además de haber trabajado muy próximo a dos de los dirigentes más fuertes que el país ha tenido en la última década, Juan Manuel Santos y Álvaro Uribe.

Pero en el período gubernamental que le tocará harán crisis elementos de la dinámica colombiana que lo someterán a duras pruebas. Tiene a su favor no tener ningún tachón en su hoja de vida ni haber sido objetivo nunca de un proceso judicial en su contra. Pero le sobrarán aquel género de enemigos que no le harán leve su tránsito por la Presidencia: los defensores a ultranza del proceso de paz de Santos y los agresivos detractores del uribismo.

 

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba