OpiniónOpinión Nacional

Condiciones para regresar a Venezuela, luego de haber emigrado de esta

Hace poco, en conversación telefónica con mi sobrina, que se fue a vivir a los EE.UU., en el año 2003, luego que la expulsaran de PDVSA, por haberse sumado a la huelga petrolera iniciada en diciembre del 2002 y finalizada 3 meses después; le pregunté, si regresaría a Venezuela si hubiese un cambio de gobierno, pensó un rato y me respondió con determinación: ¡No tío, me quedaría acá en los EE.UU.!

Mis 4 cuatro sobrinos, todos casados y profesionales de la ingeniería, tienen cierto tiempo viviendo en los EE.UU., algunos ya se han nacionalizado y otros junto a mi hija mayor de profesión arquitecto, casada con un médico, están a la espera de su nacionalización, la cual en la medida en que pasa el tiempo se torna más difícil, por el gran volumen de latinos que  como sabemos migran diariamente a esa nación. De hacerles la misma pregunta que hice a mi sobrina a todos los demás familiares, pienso que la respuesta habría sido la misma. No tío, me quedaría en los EE.UU. Eso lo entiendo perfectamente.

Aun cuando son profesionales universitarios, en los EE.UU. y otros países, no pueden trabajar como tales, puesto que no han revalidado su título en ese país. Han tenido una diversidad de trabajos, habiéndose iniciado en la actividad de mesoneros en restaurantes, limpieza, técnicos en mecánica, en negocios varios, asistentes y vendedores en tiendas, etc. Hoy día, tienen empleos más dignos, y se sienten más realizados.

Me imagino, que solo en los EE.UU., existirán miles de venezolanas y venezolanos, que habrían y están pasando experiencias similares por las  que pasaron y aún pasan mis  sobrinos, mi hija y mi yerno. Este último ha tenido que trabajar inicialmente de enfermero, porque hasta que no haga la reválida, la cual realiza, no podría ejercer su profesión de médico.

Se habla de 2, 3, 4 y hasta 5 millones de personas que han salido, saldrán  y seguirán emigrando definitivamente de Venezuela. Entre estos, existe  una enorme diversidad de profesiones, técnicos y especialistas que pudieran estar ayudando a nuestro país a progresar y salen del país por la falta de oportunidades, entre otras infortunadas razones.

La cifra del desempleo formal en Venezuela, para la mayoría de nosotros, es desconocida con certeza. Es más, creo que ni el régimen la conoce. Sin embargo, debe estar cercana al 30% o más, esto, por la magnitud de la crisis económica que se vive.

Muchos otros valiosos no profesionales y emprendedores, también, se han arriesgado a irse del país, por no soportar sus condiciones de vida. Colombia, Ecuador, Perú, Panamá, México. Chile, Brasil, entre otros, son los países receptores preferidos por estos. Muy pocos han migrado a Europa, por razones obvias de lejanía, cotos del pasaje y naturaleza de estos países, pero los que han podido, se han ido.

Los primeros que se fueron, difícilmente regresen, puesto que en algunos casos, ya serian personas adultas de la tercera edad y habrán logrado alguna forma de jubilación o ayuda económica en su retiro de sus actividades cotidianas. Otros emprendedores con varios años de lejanía de su patria, abrían tenido oportunidades de iniciar un negocio lucrativo en el país al cual migraron, y difícilmente regresen a Venezuela, puesto que ya estarían adaptados y supuestamente estabilizados económicamente.

Una gran cantidad de nuestros  compatriotas venezolanos, estarían pasando muchas dificultades de todo tipo en el exterior, el cual sería el sector mayoritario y más vulnerable de la inédita y gigantesca migración Venezolana, debido al catastrófico gobierno del chavismo.

He observado por la televisión mundial, casos increíbles de osadía, valentía, riesgos, y fuerza de voluntad de muchos de estos migrantes, que me han impresionado y alarmado, debido la determinación y voluntad que muestran tales personas sin grandes recursos y sus enormes hazañas para lograr salir de Venezuela y llegar a países de destino que ni siquiera conocen ni han elegido, puesto que salen a ver que encuentran en el camino. Eso es lo más espeluznante y triste que he podido observar de mis paisanos venezolanos.

Son tantas las historias que se tejen en esta época triste de los venezolanos, que algunos de ellos delinquen para poder comer, otros se prostituyen para hacerlo, otras matan y atracan por las mismas razones se supervivencia. Muchas de nuestras hermosas y jóvenes hembras, eligen prostituirse para poder sobrevivir.

Lo que ocurre con Venezuela hoy día es lo más aberrante que se puede imaginar cualquier persona sobre el destino desastroso de un país.  Personas que van prácticamente arrastrando por las carreteras a sus viejitos queridos, y en la medida en se van muriendo los van abandonando puesto que no tiene como enterrarlos en santa sepultura. Padres y madres que regalan o venden a sus niños, por no poder mantenerlos.

Ante esta crisis humanitaria, que vive Venezuela, como otras tantas han existido en la historia del mundo, el régimen dictatorial de Venezuela, que la planifico y causó;  el régimen criminal de Venezuela, se burla grosera y repugnantemente de los venezolanos opositores, al negar que exista crisis humanitaria. Al mismo tiempo, se ha resistido  tozuda y tercamente a aceptar la ayuda que le ha ofrecido las Naciones Unidas y la comunidad internacional, para contribuir humanamente con tanto drama por falta de alimentación, perdida de la salud, falta de medicinas, falta de agua, de electricidad, de gas para cocinar, de Internet, de telefonía, etc.

Es tan repugnante, ilegitimo e indigno el actual gobierno de Venezuela, que niega reiteradamente que exista crisis humanitaria  en el país, y el colmo de los colmos es que le ha solicitado a China, por debajo de la mesa, ayuda humanitaria, quién diligentemente envió un buque hospital para asistir en una ayuda humanitaria que Nicolás Maduro no había reconocido antes ante el mundo.

Lo más aberrante y esquizofrénico, que hasta ahora éste gobernante ha hecho, es que desea dirigirse a la ONU, para solicitarle una contribución de 500 millones de dólares, vaya usted a saber, para que y donde los utilizaría. Claro, la república popular de China y sus aliados comunistas, votarían en favor de esta favorcito de la ONU, que solicita Maduro. Al parecer los 500 millones de dólares serian para expatriar y regresarlos a Venezuela, a los millones de venezolanos que según él, estarían dispuestos a regresar, pero no tienen dinero para pagar sus pasajes. Algo así, como el cuento del gallo pelón.

Quizás el chavismo aún no se ha percatado, de que cuando sucede una emigración de tanta densidad y magnitud como la que ha habido y sigue habiendo con la nación de Venezuela, hacia otros múltiples países, tal como la que sucedió después de la 1ª y 2ª guerra mundial, con la emigración europea, que prácticamente se volcó hacia américa. Es de destacar, que esas migraciones europeas, jamás retornaron a sus países de origen y partida, salvo en algunos casos excepcionales. Esos inmigrantes hicieron vida junto a sus viejas y/o nuevas familias y dejaron sus vidas en américa, entre ellos, Venezuela

Realmente, no se entiende que desea lograr Nicolás Maduro, con su engaño de que la mayoría de los venezolanos que huyeron despavoridos de su gobierno, súbitamente desean regresar a Venezuela. Esto no lo cree nadie, ni sucederá jamás. Puesto que el daño está hecho. Las condiciones de vida empeoran cada día y el régimen no lo logrará.

Solo habría una explicación, para sostener esta infame mentira: Como la dictadura venezolana, se ha quedado sin reservas económicas suficientes como para seguir robando, utiliza este ardid, para que las Naciones Unidas asigne los 500 millones de dólares solicitados a la ONU, para tener disponibilidad para seguir robando.

A continuación pasaremos la vista rápidamente, por el mapa que a continuación se presenta, para observar el flujo mundial de migrantes, por continente, región y países, y de allí sacar alguna conclusión básica del porque y quienes generan ese flujo mundial de emigrantes e inmigrantes.  Aun, cuando sabemos que la situación a nivel mundial es realmente grave, intentaremos dar un diagnóstico rápido y representativo de lo que está ocurriendo en realidad.

Observando al mapa de principales flujos migratorios de finales del siglo XX e inicios del siglo XXI, EE.UU., Europa, Argentina, Sur África,  Países del Golfo pérsico, Japón, Australia y Nueva Zelanda, aparecen como las regiones y países que más inmigrantes reciben en el mundo. Por la otra parte, las que generan mayor cantidad de emigrantes, son México, América Central, Sur América, África del Norte, Senegal, Mali, Centro y, África Central y Austral, Península del Indostán, Sudeste Asiático, Rusia y China. Acá tenemos un problema mundial, tanto para los países cuyas poblaciones migran como para los países que los reciben y auxilian.

Es una situación dramática, que la ONU debería tener permanentemente en el debate, como un punto de atención, para buscarle salida. En virtud de que la mayor cantidad de migrantes la generan los países con gobiernos totalitarios, y los países con mayores dificultades económicas o mal administrados. Que oportuno y útil seria para contribuir a reducir este álgido problema mundial, mediante la emisión por las Organización Naciones, ONU Unidas de una premisa y conclusión única, y permanente para solicitar a las naciones miembros, contribuir mejorar tal situación en el tiempo. A saber;

“Reduzcamos la cantidad de países dictatoriales a un mínimo y ayudemos a mejorar a los que tienen dificultades en sus economías,  y así tendremos en el tiempo,  un nivel minino de inmigración, lo cual traería un poco de mayor tranquilidad y felicidad al mundo”

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba