OpiniónOpinión Nacional

Consulta para debilitar al régimen

Para actuar en cualquier evento es necesario tener un plan realista y que el mismo pueda ser flexible para no estrellarnos frente a un obstáculo. Las batallas en contra de un enemigo que dispone de mayor poder de fuego solo  pueden ganarse con acciones de desgaste. La historia abunda en ejemplos. Cuando no se puede aplicar una blitzkrieg, o guerra relámpago, se corre el riesgo de que cunda el desaliento en las propias filas, lo cual hay que contrarrestar para evitar una debacle.

Las primeras medidas para impedir que decaigan los ánimos consisten en:

1. Identificar y expulsar a los infiltrados,

2. marginar a los pesimistas que siembran dudas sobre la factibilidad de alcanzar el éxito y

3. persuadir a los ciudadanos de a pie de no prestar atención a ofertas atractivas que ofrecen soluciones rápidas pero que solo están soportadas en el papel.

Algunos pueden alegar que es necesario actuar y que ya basta de consultas. Cabe recordar que tenemos muchos años luchando, sin lograr la salida de esta dictadura siglo XXI. Millones de venezolanos hemos batallado, unos más, otros menos, en contra de este régimen. Muchos han caído por balas o por enfermedades psicogénicas, otros están presos y más de cinco millones han sido expulsados del país por la represión policial y judicial o por el acoso del hambre. Evidentemente la indoblegable sociedad venezolana ha actuado y obtenido muchos logros.

Los rojos siguen con las riendas del poder porque inicialmente algunos dirigentes democráticos actuaron con mano de seda, prefiriendo el apaciguamiento a la confrontación. Hoy la tiranía tiene las armas y la deshonestidad del sistema judicial. Además, ha comprado a personas sin liderazgo, que por ello aceptaron usurpar el nombre y símbolos de los principales partidos de oposición; también cuenta con políticos fracasados que crearon partidos solo para negociar, ya que solo suman un puñado de militantes.

Lamentablemente, debemos señalar que hay dirigentes opositores que luchan valientemente desde hace veinte años y que han participado en muchos eventos unitarios exitosos, como en las parlamentarias del 2015; sin embargo, últimamente han marcado distancia de la mayoría. Es dolorosa esa terquedad de insistir en que se abandonó el compromiso del cese de la usurpación y del mandato del 16J, que les sirve de excusa para descalificar la Consulta ciudadana iniciada ayer, que durará hasta el día 12 por internet  y será presencial en Venezuela este 12 de diciembre.

¿Acaso debemos dejar de hacer denuncias sobre las violaciones a la Constitución porque algunos minimizan los logros alcanzados? ¿Que debemos cesar las exigencias de libertad para los presos políticos porque ya lo hemos solicitado y el régimen no cede? ¿Acaso suspender los foros y dejar de escribir artículos contra el régimen porque este los ignora? 

Esta consulta es importante y estamos conscientes del riesgo que se corrió al convocarla, no solo por las amenazas y trabas del oficialismo, sino porque los ciudadanos están preocupados en conseguir el sustento diario y, si lo consiguen, tienen que resolver el problema de adquirir los alimentos, las medicinas, gasolina y las bombonas de gas, con el consiguiente desánimo que esto ocasiona. Entendemos el escepticismo de algunos, pero ojalá que quienes están reacios a participar y apoyarla se percaten de que esa posición solo beneficia a Maduro. Los demócratas tenemos que desear que sea contundente ya que, entre otros puntos, permitiría reforzar el apoyo internacional a nuestra causa y la condena al régimen.  

Como (había) en botica

√ El régimen se ha podido ahorrar los millones que gastó en la farsa electoral del domingo. Esa repartición de cambures con votos inventados la ha podido hacer sin tanta alharaca. Los nuevos usurpadores tendrán el beneficio de cobrar quincenalmente y recibir uno que otro bono. Pero ni ellos ni esa asamblea tendrán el reconocimiento de los demócratas del mundo. En enero debe continuar la Asamblea Nacional legítima, presidida por Guaidó. Este es el único que tiene reconocimiento internacional y mayor aceptación nacional como presidente encargado.

√ Excelente el nombramiento por la Asamblea Nacional del ingeniero petrolero Horacio Medina como presidente ad hoc de la Pdvsa digna. Además de su solidez y méritos profesionales, Medina tiene la cualidad de unir a los propios y tender puentes con quienes piensan diferente. Todos debemos agradecer a Luis Pacheco, por su labor al frente de la misma, principalmente orientada a proteger los activos de la nación que los rojos otorgaron irresponsablemente como garantía de préstamos para cubrir su déficit de caja.

√ ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba