OpiniónOpinión Nacional

Consumismo y no comunismo

Con motivo de la Navidad, Maduro, en otra de sus aburridas, pobres y vacías alocuciones en cadena nacional, lamentó que en esa Fiesta sagrada imperara el consumismo y no el comunismo.

Se necesita tener riñones –por no mencionar otros órganos corporales vulgarmente citados con frecuencia– para hablar de exceso de consumismo y carencia de comunismo. Si hay exceso de consumismo en la Navidad de 2014 es por parte de los altos jerarcas civiles y militares del gobierno maduro-chavista y por parte de los enchufados o “boliburgueses”. Sí tiene algo de razón, sin embargo, en cuanto a que no impere el comunismo ya que la gran mayoría de los venezolanos, incluyendo una gran porción de chavistas, no quieren nada con el comunismo. Esos jerarcas militares y civiles chavistas, junto con los “enchufados”, sí son quienes hacen que más impere el consumismo. Basta con ver cómo, sin hacer colas compran litros de whisky, champaña, sin hacer cola, en los expendios de Fuerte Tiuna; bata ver cómo compran los relojes más lujosos que hay en el mercado, cómo adquieren los automóviles más lujosos.

Quienes hacen colas para comprar aceite, harina Pan, leche, detergentes, desodorantes, papel higiénico, pañales y otros bienes de primera necesidad, a quienes Maduro tilda de consumistas, no lo son sino que lo hacen porque a la mejor dentro de poco no se podrán adquirir a menos que sea a precios de buhoneros que por lo general exceden en un 100% del precio fijado por el gobierno mediante regulación.

Es bueno que eso que Maduro llama “consumismo” lo promueve él por más que se lamente de su aumento; en cuanto al comunismo, por más que lo fomente, no tiene forma de crecer, y puede decirse que desaparece.

En un mensaje televisado, el colombiano presidente actual de Venezuela, lamentó que en Navidad impere ‘el consumismo’ y no ‘el comunismo’ como ocurre en Cuba-

CARACAS, Venezuela, dic. 24, 2014.- El colombiano actual presidente venezolano, lamentó hoy que en Navidad impere el consumismo, lo que ocurre en su país por encima del comunismo, sostuvo, y que así lo constató en recorridos que dijo hizo por zonas de Caracas junto a su cónyuge.

«Estos días son muy bonitos para el compartir con la familia más allá del consumismo que lamentablemente en la sociedad se ha impuesto (…); algunos dicen que el comunismo. No, yo digo que el consumismo y no el comunismo», subrayó en una alocución televisada.

Los venezolanos, añadió, «salieron a gastar lo que no tenemos y lo que tenemos, porque si un pueblo sale a comprar de esa forma» es porque «se acabaron, gracias a esta revolución hermosa (…) los tiempos en que nuestros niños no tenían techo, no tenían un juguete y nuestras familias no podían hacer la cena navideña».

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Ciertamente, para alguien que tiene asignada una ´´partida de gastos´´ mas que multimillonaria y se gasta 80.000 $ en una cena en compañía de un séquito de ´´chulangas y vividores´´, el salir con esas afirmaciones, habiéndose declarado y que´´ socialista (comunista) y revolucionario´´, es como para entregárselo a los tipos del Califato para que lo hagan ´´picadillo´´.Y es que lo argumentado por el señor Figueredo, refleja el divorcio existente entre la cúpula podrida en el poder y el resto del país, que decir que pasa penurias, es poco para poder reflejar el verdadero estado de necesidades primarias insatisfechas que padece la mayoría inmensa de la población. Y es que el solo ver la fotografía que acompaña al artículo lo que produce es irritación, no por la inocencia de los niños que no tienen culpa de nada, sino por la cara de ´´padrote satisfecho´´ que nos brinda el señor presidente en compañía de la ´´Primera Combatiente´´, como si el nivel de vida que groseramente ostentan fuese el producto de una vida honesta y como resultas del trabajo, y no del ´´latrocinio´´ al que nos tienen acostumbrados los señores del ´´Poder Rojo´´.

    Eso de pasar de la noche a la mañana de ´´Taxi Driver´´ a poderoso gobernante, es como la transmutación de humilde reportero a Superman, solo que en nuestro caso, fue por obra y milagro de la ´´dedocracia´´de un excéntrico y desquiciado ex gobernante, que de mediocre jugador de pelota devino en ´´ Comandante Eterno´´ y ´´Jefe Supremo´´ de no se que cosa. Y es que definitivamente, el poder es una droga peligrosa y aditiva que no todo el mundo puede consumir pues, como los alucinógenos , distorsionan la percepción de la realidad y recrean mundos imaginarios.

    El que el presidente Maduro vea en las colas para adquirir cualquier bien o servicio un acto de ´´justicia social´´ y de disciplina revolucionaria no es síntoma de bienestar y progreso ; es admitir implícitamente el mas rotundo fracaso en materia económica al reducir al ciudadano en un ser degradado y humillado en su dignidad personal al transformarlo en un mendigo de los favores del Estado, y no un trabajador orgulloso de su trabajo que busca superarse con su propio esfuerzo con la satisfacción que da el cumplir con sus obligaciones de manera honesta y profesional. Pero claro, tal léxico no forma parte de la cultura socialista (comunista). No en balde el profesor Giordani siempre recomendó someter por hambre la resistencia de cualquier disidencia e imponer la voluntad del partido por encima de cualquier otra consideración : eso si se lo aprendió muy bien el señor Chávez y su aventajado´´ hijo putativo´´, el señor Maduro…¡ Que sigan creyendo para que los llamen creyones !…

  2. Celebro y aplaudo que CAFP señale la nacionalidad de «el colombiano presidente actual de Venezuela», pues quienes sostienen que es «irrelevante» ese elemento, lamentable y politiquera posición, se equivocan y benefician a quienes (además de Maduro) han violado sistemáticamente la Constitución (en muchos de sus artículos, pero resalto este caso, pues) la Carta Magna EXIGE que haya nacido en Venezuela quien opte siquiera a Ministro de Relaciones Exteriores o Presidente, y Maduro lleva años sin presentar su Partida de Nacimiento, lo cual además no puede hacer, pues la genuina lo mostraría como nacido en la hermana República y con ello evidenciaría que tanto él como sus cómplices, quienes lo han ayudado en su farsa, han violado la vigente Constitución de Venezuela. Eso es algo muy grave, que deberá ser ventilado en Tribunales, cuando la Autonomía, la Decencia y la Probidad regresen al Poder Judicial venezolano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba