OpiniónOpinión Nacional

Cuatro golpes a Gallegos

El primero – de esos cuatro golpes a Gallegos- fue el 24 de noviembre de 1948, cuando su gobierno es derrocado por los militares. Ese día se puso una lápida sobre la democracia venezolana, que resucitó después el 23 de enero de 1958.

El segundo fue en abril del año 2009, cuando el busto del gran novelista colocado en el Patio Central del Palacio de Miraflores Chávez lo sustituyó por un busto del dictador Cipriano Castro. Se cambió a Santos Luzardo por Doña Bárbara. Algunos países europeos, que reclamaban el pago de deudas atrasadas, bloquean en diciembre de 1902 las costas venezolanas y se apoderan de la pequeña flota venezolana, lo que provoca que Castro pronuncie su famosa proclama, escrita por Eloy González, en la que denuncia que “la planta insolente del extranjero ha profanado el suelo sagrado de la patria”. Sin  embargo, ese falso alarde de antiimperialismo y nacionalismo de quien volvió a Miraflores con el busto que reemplazó al de Gallegos,  queda al desnudo cuando en 1908,  como lo recordó Karl Krispin en alguna ocasión, por razones personales viaja a Alemania, uno de los países invasores de 1902, y  se presenta en la sede de la Cancillería de ese país solicitando una audiencia con el Kaiser, que Guillermo II no atendió.

El tercero ocurrió en el 2003, cuando se da un sesgo ideológico al Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos al nombrarse jurados calificadores dominados mayoritariamente por simpatizantes del chavismo. Por eso, en ediciones posteriores del Premio varios escritores retiran sus libros del concurso, lo que hizo decir a Javier Marías, ganador en 1994 con su novela “Mañana en la batalla piensa en mí”, que el régimen de Chávez era “totalitario”  y que “lo más probable es que el Premio Rómulo Gallegos pierda rápidamente el prestigio ganado a lo largo de varias décadas”.

El cuarto, el más reciente golpe, es el anuncio, aparecido en los medios el 6 de este mes, de que la edición correspondiente a 2017 del Premio Rómulo Gallegos, que se entrega cada dos años con una gratificación de 100.000 dólares, fue pospuesta “por restricciones presupuestarias del Ministerio de Cultura”.

Es que en estos tiempos de “la gloria roja del homicida” y de la Ópera Magna represiva de Nicolás Maduro hay, además, un colapso de la economía nacional. Pero eso es un asunto del que hablaremos en otra ocasión.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba