OpiniónOpinión Nacional

Dakazo en Gotas

Hace unos cuantos años, cuando en Venezuela existía una industria petrolera de verdad y no el adefesio en el cual se convirtió gracias a la maravillosa revolución bolivariana, se producían unas estupendas piezas informativas llamadas “Petróleo en Gotas”.

Si mal no recuerdo, se trataba de micros audiovisuales de excelente calidad creados por Maraven y que posteriormente Petróleos de Venezuela continuó.

Hoy, el régimen chavista nos ofrece un espectáculo audiovisual distinto: el “Dakazo en Gotas”.

Su objetivo educativo dista años luz de aquél ‘Petróleo en Gotas’. En el ‘Dakazo en Gotas’, lo que se busca es enseñarle al pueblo cómo alguien con poder puede violar descaradamente todas las leyes e instrumentos jurídicos para hacerse de manera ilegal con las pertenencias de otro.

Es decir, el ‘Dakazo en Gotas’ enseña a robar. Más aún, enseña a que robar es bueno.

En el ‘Dakazo en Gotas’, ministros, fiscales y guardias nacionales llegan a un mercado y ordenan el decomiso de toda la mercancía.

Supuestamente las razones son que la mercancía tiene sobreprecio (en el mundo normal lo llaman simplemente “legítima ganancia”), que los comerciantes son unos especuladores (el verdadero gran especulador es el gobierno), que la mercancía fue adquirida con dólares preferenciales (totalmente desaparecidos) o que los precios no se ajustan a una cosa llamada “precios justos” (generadores de actos injustos).

A las quejas de los comerciantes por tal despropósito, la respuesta, muy típica de regímenes totalitarios, es: “No hay factura que valga, nos llevamos toda la mercancía por orden del presidente Maduro”.

Todos estos operativos no tienen sino un motivo coyuntural de mucho peso: en menos de un mes se celebrarán las elecciones parlamentarias y el régimen chavista anda por el suelo en las encuestas. Busca de cualquier forma levantar puntos. La demagogia y el populismo son sus armas preferidas, así sea que el país quede después más destrozado que antes.

Sin embargo, progresivamente el pueblo se ha ido dando cuenta de estas trampas. Sabe que después de los Dakazos preelectorales lo que viene es más escasez, más hambre y más miseria.

Retomando el tema del petróleo, no deja de llamar la atención que para el oficialismo el concepto de “precios justos” sí aplique para lo que produce y comercializa la empresa privada en Venezuela, pero no para lo que produce y comercializa el propio gobierno.

Por ejemplo, el petróleo en Venezuela según el propio gobierno tiene un costo de producción de $19 el barril. Su precio de venta actual está en aproximadamente $38 el barril. Ya de hecho la ganancia para el gobierno es del 100%.

Pero recientemente Maduro declaró que un precio de 40 dólares el barril no es el adecuado “para efectos de garantizar las inversiones necesarias”. Y que el precio del barril “mínimo, mínimo, debe ser de 70 dólares”. A $70 el barril, la ganancia para el régimen chavista sería del 268%.

Y es aquí donde yo me pregunto:

¿Cómo es posible que a la empresa privada el gobierno le exija vender a “precios justos” que suponen solamente un 30% de ganancia, mientras el propio gobierno reconoce que un “precio justo” del barril de petróleo sería aquél que refleje un 268% de ganancia? ¿La salsa del pavo no debería ser la misma que para la pava?

¿Cómo pueden hacer las empresas privadas para seguir ofreciendo productos a precios que evidentemente están lejos de poder “garantizar las inversiones necesarias” (Maduro dixit) a futuro?

¿Quién es el verdadero especulador?

Preguntas que por supuesto, no tienen ni tendrán respuesta de un gobierno que se ve desnudado claramente en las lapidarias palabras dichas hace pocos días por una mujer de pueblo enardecida en las afueras del Mercado Viejo de Coro:

“La gente tiene hambre… nosotros queremos el cambio… aquí está el pueblo, con hambre… que entreguen lo que tienen que entregar… ¡porque este gobierno ya dio lo que tenía que dar!”

Por lo visto, más que “en gotas”, el chavismo se está diluyendo a raudales.

@bhorande

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba