OpiniónOpinión Internacional

De un memorandum petrolero

Mediante una ley, promulgada en 1971, todos los bienes, instalaciones y equipos de las empresas transnacionales del petróleo pasarían a la nación al vencerse las concesiones en 1983. Nacionalizado el gas por el presidente Caldera, todo apuntaba a un consenso básico para que se produjera la petrolera.

El presidente Pérez, entrante, nombró una comisión presidencial para estudiar la materia en 1974, de una extraordinaria amplitud y pluralismo. La única diferencia fue el otrora famoso artículo 5° del Proyecto de Ley: totalmente estatal o la admisión de la participación privada, con la que concordó Fedecámaras.

El presidente Pérez asumió la responsabilidad de las empresas mixtas, levantándose un estupendo debate en el país que tuvo como centro de atención el que dio el Congreso de la República que contaba con voces autorizadas en la materia, en ambas cámaras. Fue una discusión nacional que ahora es escasa, cuantitativa y cualitativamente hablando, donde no hubo fuerza política, corriente ideológica ni sector social excluido.

El 29 de agosto de 1975 es promulgada la Ley: en un breve período, pasamos de la Ley de Bienes Afectos a Reversión en las Concesiones de Hidrocarburos (30/07/1971), desarrollando los supuestos constitucionales de la Carta de 1961 y de la Ley de Hidrocarburos de 1943, a la Ley que Reserva al Estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos (29/08/1975), fruto de los planteamientos elevados por la Comisión Presidencial de la Reversión Petrolera. Añadía el aludido artículo 5°: “»En casos especiales y cuando así convenga al interés público, el Ejecutivo Nacional o los referidos entes podrán, en el ejercicio de cualquiera de las señaladas actividades, celebrar convenios de asociación con entes privados, con una participación tal que garantice el control por parte del Estado y con una duración determinada. Para la celebración de tales convenios se requerirá la previa autorización de las Cámaras en sesión conjunta, dentro de las condiciones que fijen, una vez que hayan sido debidamente informadas por el Ejecutivo Nacional de todas las circunstancias pertinentes”.

Al día siguiente, es creado Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), ahora constitucionalizado (1999), bajo la presidencia de Rafael Alfonzo Ravard, orientada al más alto nivel por el ministerio de Energía y Minas, antes Minas e Hidrocarburos. Huelga comentar la trayectoria de una exigente empresa que afronto con éxito la etapa de la llamada internacionalización, y sólo nos permitimos mencionar un nombre emblemático: directivo, Humberto Peñaloza, junto a otros valiosos venezolanos, funda sin fines de lucro la Emisora Cultural de Caracas (97.7 FM).

Cabe mencionar el intenso período de agitación política e ideológica que, nada casual, apagaron los subsiguientes de las bonanzas dinerarias. Apenas, sobrevive en nuestros archivos un modesto volante que, por cierto, es de los más moderados, añadidos otros documentos de la postura socialcristiana de entonces que despertó nuestro juvenil entusiasmo.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba