OpiniónOpinión Nacional

Desesperanza y desesperación

Establecía el filósofo y ensayista español Julián Marías Aguilera (1914-2005) una distinción muy específica entre dos estados emocionales en todo ser humano: sentirse desesperanzado y/o estar desesperado. Argüía él, que “mientras en la desesperanza cada quien piensa que su situación podría continuar así, indefinidamente, -de ahí su melancolía inherente-; la desesperación, en cambio, implica que uno concibe que su estado no puede en rigor seguir soportándose y que, para bien y/o para mal debe hacerse algo; de ahí, su connatural exasperación. En otras palabras, aunque es poca o ninguna la diferencia, en la desesperanza el individuo se instala; en la desesperación, la misma persona se revuelve para evadirla. Pero, no son pocas las implicaciones sociopolíticas”.

Son actitudes que provienen, hoy día, en Venezuela, a causa, entre otras, de la recesión que conlleva la caída de toda actividad comercial e industrial, palpable en el índice del PIB, más los liderazgos nada fiables.

Viene a colación, por analogía, Adam Smith y “El Juego del Dinero”, donde se refiere a las emociones de manera útil ya que las mismas deben ser el soporte de la meta trazada y no puede haber conflicto alguno en cuanto a lo que se aspira y las necesidades emocionales deben sentirse satisfechas de tener éxito por el objetivo, obrando sin ansiedad. Se precisa, desafiar cualquier eventualidad sin perder la sindéresis.

Según Freud, la ansiedad es una actitud potencial caracterizada por una mezcla o alternativa enfadosa de miedo y esperanza; La angustia, una combinación de aprensiones (temores vagos o mal definidos), incertidumbre y miedo, con referencia especial a sus manifestaciones y/o expresiones corporales. La emoción, una experiencia o estado síquico caracterizado por un grado muy fuerte de sentimiento, acompañado de manifestaciones orgánicas.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba