OpiniónOpinión Nacional

Devastación, COVID, Academia Venezolana

¿Cuál es el objetivo verdadero de la tiranía venezolana sobre el tratamiento que  debe darse a la pandemia de la COVID-19 en el país? ¿Controlar la infección o suprimirla? ¿Ganar tiempo y anclarse más en la obscena extralimitación del poder y la profundización de la podredumbre? ¿O simplemente utilizarla como herramienta de control adicional sobre una población inerme, hambrienta, empobrecida, abandonada,saqueada, inmovilizada por la ausencia de combustibles, desasistida en todos los órdenes sociales? ¿Una población, que con su libertad conculcada asiste, traumatizada, a la destrucción de la República?

La devastación venezolana actual.

¿Existe en ese entorno un grupo de personas calificadas y de reputación académica demostrable, no empleados del régimen, que funja como verdadero asesor creíble y honesto, que no solamente proteja vidas, sino que exprese transparencia y no contribuya a incrementar la devastación de los ya escasos medios de subsistencia y el colapso de un sistema inoperante que se quedó pequeño ante la pandemia? ¿Un grupo científico diverso en su estructuración y género, de amplio alcance intelectual, nucleado fundamentalmente en la salud pública, pero que incluya también a verdaderos especialistas en modelos, políticas públicas, ciencias del comportamiento, amén de las más novedosas áreas del conocimiento científico actual? ¿Existe algo así en la tiranía?

Se desconoce. Es que no solamente la población ignora su existencia, menos aún su composición y sus procedimientos, puesto que no se ha hecho pública, sino que más bien se ha extendido un velo misterioso sobre tal situación. En estos instantes de emergencia sanitaria global, la población venezolana tiene el derecho a conocer lo que se maneja tras los encuentros palaciegos que se ocupan de tales aspectos y quiénes lo hacen, porque lo que allí se acuerde la afecta profundamente, particularmente su salud. Que es también un derecho.

Sin voluntad política.

Son notorias las contradicciones en las decisiones sobre la pandemia que publica el régimen para su acatamiento por la población.Hoy esto, mañana aquéllo. Y a cuentagotas. Hay algunos ejemplos emblemáticos. Si el número de infectados y fallecidos es tan bajo, como divulga la tiranía, ¿por qué se extiende la situación de emergencia nacional hasta el 13 de julio de 2020, cuando naciones más afectadas (España, Italia, China, USA, Suiza o en el entorno suramericano como Colombia)han avivado paulatinamente sus actividades regulares, para beneplácito de la población? ¿Y la Unión Europea, que reabre totalmente sus fronteras? De pronto, el régimen relaja las medidas de confinamiento nacional y a la siguiente semana abruptamente las restringe, convocando a una Cuarentena Extrema o Radical desde el 22 de junio de 2020. Pareciera como si el malévolo virus se activara o desactivara según el mandato de la tiranía, pero en realidad lo que se busca es mayor control a la población y dilatar su acceso a los escasos bienes básicos.

No existe la sana voluntad política para concretar las acciones de fondo requeridas por la nación. La abominable corte de parásitos y zánganos, de tránsfugas empedernidos que rodea al régimen y sus hipócritas asesores foráneos lo impide. Transcurridos más de tres meses, la tiranía no ha preparado ni actualizado al sistema nacional de salud para enfrentar a la pandemia. Los centros de atención son insuficientes, la totalidad de los insumos y el personal sanitario disponibles en el país apenas si se equipara a los de cualquier mediana ciudad de un país medianamente desarrollado y el escaso personal médico/paramédico está desprotegido. La gestión de la salud ha estado marcada por la improvisación y la ineficiencia. Ante el evidente fracaso de la tiranía, la culpabilidad se le endilga al “otro”, al oponente criollo y al externo, lo que conjuntamente con la mentira sistemática conforman las líneas maestras de la gestión “oficial”. Nada nuevo: todo ello está inscrito dentro de la perversa narrativa socialista-comunista ampliamente conocida.

La Bioética en el régimen.

Los vaivenes, desaciertos, carencia de prioridades, persecuciones políticas, desprecio por la vida del ciudadano común, desinformación, ideologización educativa de la niñez, falta de asistencia médica oportuna a quien lo necesita y demanda, violación sistemática de la Ley y la Constitución, entrega del país a otras naciones, entre muchas otras acciones de la tiranía son achacables a una política calculada de destrucción del país y sus valores y a su ignorancia de la Bioética y la aplicación de sus principios fundamentales, que comienzan con la responsabilidad. Es difícil esperar un comportamiento bioético del régimen, ya que la existencia misma de la tiranía implica un hecho antibioético.

Más bien ha surgido el sabio oficial, que se deleita al anunciar, públicamente, el dudoso desarrollo numérico diario de la cuota venezolana de la pandemia. Llana demostración de la arrogancia “oficial” y de la desconexión con el estado anímico de la población para la rendición de cuentas, ante la enfermedad.

El documento de la Academia.

Es tal el marasmo en el régimen, que la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela produjo hace escasas semanas un oportuno y certero análisis de la situación en el país sobre la COVID-19 (1), para el momento, en el cual sedemuestra, que el pico de dicha pandemia en Venezuela podría darse entre junio de 2020, con 4.000 casos diarios de infectadosy septiembre del mismo año, con 1.000 infectados por día.Se señala también un sub-registro del número de infectados entre 63% y 95% (superiores a los reportados oficialmente), posiblemente por la insuficiencia en la aplicación de la prueba de PCR-RT, cuya ejecución está restringida, extrañamente, a una sola institución en el país. El análisis de la Academia es multidisciplinario, muy concreto, diáfano, con suficiente soporte estadístico y sustentado sobre un reciente modelo conceptual SEIR de modelaje matemático de epidemias (Linet al.,Wuhan-China, 2020).

Los resultados obtenidos, las conclusiones, las proyecciones y las sugerencias planteadas no fueron del agrado de la tiranía, la cual, rápidamente, a través de uno de sus conocidos ejecutores, amenazó a los miembros de la Academia con persecución policial (¡¡¡). Estas amenazas, más bien bravuconadas, son una gigantesca irresponsabilidad del funcionario y con él la del régimen. Demuestran carencia de argumentos y temor a enfrentar la realidad, generan intimidación, lesionan a los derechos humanos a través del ataque a la libertad de expresión y la libertad de investigación establecidos en la Constitución y ponen de manifiesto su ignorancia sobre el concepto de Ciencia y sus atribuciones universales.

El crecimiento microbiano.

¿Se duda sobre la seriedad, la estrategia analítica y metodológica empleada y los resultados obtenidos por la Academia de Ciencias? Tan lejos como en 1949, el bioquímico francés Jacques Monod publicó enAnnualReview of Microbiologysus investigaciones sobre el crecimiento de bacterias en cultivos, aplicable a otros microorganismos. Se definieron luego tres fases: a) una de inducción o preparación de la división celular, b) una de crecimiento exponencial o logarítmico a velocidad constante y c) una estacionaria de cese del crecimiento. El comportamiento cinético de la fase exponencial b) se ha determinado como de primer orden, lo que significa, que manipulando la concentración/cantidad de uno o varios de los factores involucrados en el crecimiento del microorganismo, en función del tiempo, se lo podría mantener por largo tiempo en la fase logarítmica o reducirlo drásticamente. Esta acción la definiría el equipo multidisciplinario que manejaría una epidemia/pandemia causada por microorganismos, incluyendo partículas virales, para controlar un brote específico y calcular su velocidad de crecimiento. Es el caso de la COVID-19.

Un premio Nobel.

Monod acuñó también el término “diauxia”o doble crecimiento: concluido un crecimiento se puede presentar otro en el mismo sistema, rápidamente. No se equivocaba.

Actualmente, algunas naciones presentan una segunda ola de infecciones. Beijing padece un rebrote de la COVID-19, generado en el mercado de Xinfadi, al igual que otrora en Wuhan. Masivamente contaminadas, las instalaciones de unenorme consorcioindustrial alemán parael procesamiento decarne bovina y porcina enciende la alarma general con 1.331 trabajadores afectados inicialmente, de un total de 6.139 ensayados y una plantilla de 7.000, detectados hasta el 22 de junio; todos van a cuarentena, habiéndose tenido que recurrir al ejército federal para apoyar las contramedidas. El sur de Florida en USA se estremece con unrápido incremento del número de infectados.En Irán, tras un fuerte aumento, su presidente advirtió el 13 de junio, que las restricciones al desplazamiento se podrían volver a imponer de no observarse las normas sanitarias. En Corea del Sur se ha presentado la segunda ola antes de lo esperado. Aún Israel, que casi había vencido al coronavirus, anunció el 19 de junio 350 nuevas infecciones; el número de fallecidos apenas se incrementó.

“El mundo se encuentra en una nueva y peligrosa fase” del corona virus, acaba de alertar el presidente de la OMS, refiriéndose a una propagación acelerada global del virus. Más de 183.000 nuevas infecciones se detectaron en un solo día (21-06-2020). El mayor incremento se presentó en las Amérticas, con 116.000 nuevos casos.

¿Coincidencias o predicción razonada? Con los anuncios anteriores el temor global por la pandemia se reinstala. En 1965 Monod fue honrado con el premio Nobel de Medicina y Fisiología, conjuntamente con Francois Jacob y AndreLwoff, todos de la escuela francesa, con lo que se reconocían sus aportes al control genético de la síntesis de enzimas y virus, que llevó al concepto, hoy bien cimentado, de las enzimas alostéricas en la regulación metabólica.

El rechazo del autor.

En consecuencia, el autor de este texto rechaza enérgicamente las amenazas sin sentido proferidas por el referido funcionario como vocero del régimen y expresa su amplio estímulo y apoyo colegial a la labor de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela en este episodio.

[email protected] (1):https://acfiman.org/2020/05/08/estado-actual-de-la-epidemia-de-la-covid-19-en-venezuela-y-sus-posibles-trayectorias-bajo-varios-escenarios/

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar