OpiniónOpinión Nacional

Divagancias sobre Don Quijote de la Mancha

El 18  enero de 1605 salió a la venta en Madrid  la primera    parte del libro más  editado  y leído de la historia de la Literatura Universal  “ El Ingenioso Hidalgo  Don Quijote de la Mancha” de Miguel de Cervantes de Saavedra,  pocos años después de su  segunda edición  había sido traducido y  editado en Inglaterra como un regalo a la reina Isabel, luego en Francia, Alemania y así hasta nuestros días, siendo  traducido desde 1612 en 140 lenguas. Gracias a la novela   de Miguel de Cerbantes de Saavedra como firmaba,  el lenguaje español se convirtió en un referente de todos los humanistas  a lo largo del planeta. A pesar de haber transcurrido   cinco siglos   el tiempo no lo ha envejecido y cada nueva generación lo relee  adaptándolo a la evolución de nuestras lenguas, curiosamente el autor en sus manuscritos no usa acentos en las i y otras palabras, ni signos de puntuación. Fue escrito   en pleno siglo de oro español, en una oscura y húmeda celda, como lo  menciona en el prólogo donde afirma que fue nacido en una oscura celda.

El creador del caballero de la triste figura, era manco en su brazo izquierdo, por una herida de arcabuz en la batalla de Lepanto. Y hubiera perdido la mano derecha también de no haber huido a Roma, por haberse batido en un duelo   que era penado en la época con la mutilación de la mano derecha. El genial y aventurero escritor  tuvo que sortear los obstáculos que la vida  le había impuesto para llegar a convertirse a pesar de sus adversarios en el escritor más relevante del mundo hispanoparlante.

La contemporaneidad de su obra se debe en parte   a la  diversidad de estilos literarios que le incorpora, como serían: el refranero que emanan de los diálogos  con su escudero Sancho Panza o Zancas, nos acercan a la cultura popular de esos tiempos. pero también es una novela autobiográfica, como ocurre cuando hace mención al cautivo de Argelia, relato que   es  una  evocación de los cinco años que estuvo secuestrado en Argelia  siendo es liberado por  los frailes y su  familia  por  una elevada suma de 500 ducados,  también hace uso del género epistolar, la poesía, de lo teatral,   incorpora la novela pastoril como  ocurre con el episodio de Grisóstomo y Marcela, junto a otras novelas cortas que inserta lo largo de la obra como el relato de Cradenio u Luscinda que  convierten la novela en una  narración   dentro de otras narraciones como las 1001 Noches.

Su capacidad de innovación se hace presente desde los primeros capítulos  tras la primer salida de don Quijote  cuando regresa a su   casa  apaleado, donde vivía con “con una ama de llaves  que pasaba de los cuarenta , y una sobrina que no llegaba a los veinte  y un mozo de campo y plaza   que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera.” Su sobrina y la ama de llaves junto a  sus amigos el cura y el barbero deciden quemar    los libros de caballería que le habían secado el cerebro y enloquecido al convertirse en un caballero andante cual Amadis de Gaula. Arturo, Roldan, entre otros. Y al hacer   inventario  de  los libros que  tendrían como destino el fuego, esta la Galatea de un tal Miguel Cervantes y toma el escritor una posición irónica ante  esta obra, al hacerlo se convierte en un personaje más de la narración que se va  insertando a través de diversos recursos a lo largo de la narrativa.

“Pero, ¿qué libro es ese que esta junto a él?

-La Galatea, de Miguel Cervantes –dijo el barbero.

-Muchos años ha que es grande amigo mío ese Cervantes, y se que es más versado en desdichas que en versos. Su libro tiene algo de buena invención; propone algo y no concluye nada; es menester esperar la segunda parte que promete…” Crea al introducirse como personaje un juego de espejos.

 La segunda parte del Ingenioso Hidalgo   publicada en 1615 es una muestra más de su creatividad e ingenio, en ella  responde al plagio que le hiciera un autor con el seudónimo de  Alonzo Fernández de  Avellaneda,  al escribir el  “Segundo Tomo del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha,” 1614, también llamado el  Quijote apócrifo, tras este seudónimo se podía haber escondido autores como  López de Vega, Tirso de Molino..,  hay incluso hipótesis  de haber sido escrita por varios autores  vinculados a la inquisición. Pero no hay certeza de quien fue su autor.   Cuando se edita este apócrifo  iba aproximadamente  Cervantes va por el capitulo 58 de la segunda parte, ahí que será en el capitulo 59 cuando deconstruye la obra de Avellaneda y la   incorpora como un recurso más de la novela.

La reacción de Miguel de Cervantes a este plagio, es un ejemplo de la grandeza de su espíritu y como el humor y la ironía eran parte inherente a su carácter.  El plagiador en el prólogo      lo defenestra y ridiculiza con epítetos como manco, y desmiente su valor en la batalla de Lepanto que detuvo la expansión del imperio Otomano. Al responderle   se engrandece como escritor,  este  don Quijote  no se encuentra alucinado por la locura,  ya no confunde ventas  con castillos, ni prostitutas con doncellas o molinos con gigantes. Sera  su escudero Sancho Panza quien  sigue dominado por sus fantasías.  Así  se crean realidades paralelas entre el verdadero Quijote y el plagiado. Cuando oye que sus vecinos en la venta están conversando del apócrifo y del desamor de Don Quijote por Dulcinea del Toboso, se presenta ante ellos ofendido para rectificar este desaguisado. Creándose  un relato donde la ficción se revela entre mundos imaginarios  que parecieran  tener realidad  ontológica  al confrontarse con otros personajes que parecieran  irreales.

“Parece ser que en otro aposento que junto al de don Quijote estaba, que no le dividía más que un sutil tabique, oyó decir don Quijote.

-Por vida de vuestra merced, señor don Jerónimo, que en tanto que traen la cena,  leamos otros capítulos de la segunda parte de Don Quijote de la Mancha.

Apena oyó su nombre don Quijote, cuando se puso de pie, y con oído alerto escucho lo que trataban, y oyó que el tal don Jerónimo referido respondió:

-¿Para qué quiere  vuestra merced, señor don Juan, que leamos estos disparates? Y el que hubiera leído la primera parte del don Quijote de la Mancha no es posible pueda tener gusto  en leer esta segunda… Lo que más me desplace es que pinta a don Quijote ya desenamorado de Dulcinea del Toboso.

Oyendo lo cual don Quijote, lleno de ira y despecho, alzo la voz y dijo:

-Quienquiera que dijera que don Quijote de la Mancha ha olvidado, ni puede olvidar, a Dulcinea del Toboso, yo le haré entender con armas iguales que va muy lejos de la verdad… -¿Quién es el que nos responde? –respondieron del otro aposento.

-¡Quién ha de ser –respondió Sancho- sino el mismo don Quijote; que al buen pagador no le duelen prendas.

Apenas hubo dicho esto Sancho, cuando entraron por la puerta dos caballeros, que tales lo parecían, y uno de ellos echando los brazos al cuello de don Quijote, le dijo:

-Ni vuestra presencia puede desmentir vuestro nombre, ni vuestro nombre puede no acreditar vuestra presencia; sin duda voz sois el verdadero don Quijote de la Mancha, norte y lucero de la andante caballería, a despecho y pesar  del que ha querido usurpar vuestro nombre y aniquilar vuestras hazañas, como lo ha hecho el autor deste libro  que aquí os entrego”.(Cap. 59)

Cómo un autor del siglo XVI pudo hacer escrito esto, y convertir a un Hidalgo de la  Mancha en el creador de una  narrativa innovadora, donde se entrecruzan diversas voces narrativas. Hasta llegar a crear en el capitulo 9    un recurso literario que aún sigue siendo utilizado por escritores contemporáneos, como ocurre en la saga de Maqroll el Gaviero, de Álvaro Mutis. Al crear tres voces narrativas diferentes. En  el capitulo anterior  hay un duelo del enloquecido manchego con un Vizcaíno que  es interrumpido, por instantes el lector queda en suspenso de estar ante una obra que terminaría abruptamente.

“…bien es verdad que el segundo autor que tan curiosa historia estuviese entregada a las leyes del olvido.., y así con esta imaginación, no se desespero de hallar el fin desta apacible historia, siéndole el cielo favorable, le halló del modo que se contará en la segunda parte.”(Cap. 9)

Cervantes  en esas líneas  crea   diversas voces narrativa:  así caminando por las intricadas callejuelas  de Toledo y sus  bazares donde vendían manuscritos, cuadernillos y cartapacios, encuentra a un mercader que tiene varios de ellos, y   le pide  que le lea algo de ellos, pues están en árabe y escritos por un tal Cide Hamete de Berenjeli que en árabe se asocia a don por ellos varios arabistas han traducido a este autor ficticio  como don de la mancha o Quijote, convirtiéndose así el  ingenioso Hidalgo en narrador. Al empezar a hojearlo  el traductor que  encuentra lee fragmentos de los  cartapacios  y se ríe al toparse  con el nombre de Dulcinea del Toboso, al decir de ella <<Esta Dulcinea del Toboso tantas veces referida dicen que tuvo la mejor mano para salar puercos que otra mujer de toda la Mancha>>. No duda en adquirirlos  Cervantes y contratar a un morisco   para que  tradujera todos los papeles que trataban de don Quijote. Sera ya no   Cervantes la primera voz narrativa incluso  el historiador arábigo  a su vez es traducido por   un morisco. Así continua  la segunda parte de don Quijote,  escrita por el historiador arábigo  que será quien continúe el relato hasta el final. Esto recurso  potencia el clima de tensión y sorpresa que atrapa al lector  por su originalidad,  y modernidad    que trata como ninguna otra obra  la dialéctica entre la locura y la razón,  y el tema de  la risa es remirado con una profundidad única. Demasiadas facetas tiene esta novelas para agotarse en estas líneas que son solo el inicio del pago de  una deuda por  la gozosa lectura que tuve del ingenios hidalgo en la  adolescencia…  

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba