OpiniónOpinión Nacional

¿Dónde estamos parados?

En estos días leímos in extenso la entrevista del Nacional al economista Jesús Cacique, llamando la atención de que el proceso hiperinflacionario tiene ya 40 meses (3 años y 4 meses), y prosigue el alza permanente de los precios como un cohete disparado a Marte, como también la cotización del dólar. En nuestros archivos tenemos la alocución en cadena nacional del entonces presidente del Banco Central de Venezuela, Gastón Parra Luzardo, quien denominaba a la “reconversión monetaria como un avance del desarrollo humano y de la estabilidad económica” como si quitarle tres ceros al bolívar fuese un acto trascendental en la historia económica venezolana. Así nació con bombos y platillos el llamado bolívar fuerte el 1° de octubre del 2007, que no fue más que quitarle tres ceros al bolívar devaluado por la inflación y acorralado por la pérdida de reservas internacionales.

Por otro lado, nos recordamos también que apenas en agosto de 2018 se produjo el parto del bolívar soberano bajo la tumba de ceros que volvió a quitársele al bolívar fuerte (cinco de un solo porrazo). Así mismo, nos aclara de frente Cacique, que la caída del producto interno bruto acumulada entre el año 2013 y 2020 es de 81,2%!  De tal modo, que citando cifras del FMI nuestro colega nos muestra que el PIB de Venezuela en el año 2012 era de US $ 352.191 millones, y para el año 2021 este organismo internacional estima que el PIB será de US $ 43.749 millones. Además, se calcula que cuando el muchacho de Sabaneta, llegó al poder existían 11.198 empresas manufactureras. Hoy por hoy, Corpoindustria ha difundido que para el año 2020 apenas hay 2.121 empresas en el país. Así y todo, alguien del IESA (P.P) proclama que todavía el dólar está sobrevalorado y que estas empresas tienen una competencia dura con los productos importados. Kirie Eleison. ¡Señor ten piedad! Con un salario mínimo de un dólar el más bajo de América Latina y todavía tienen miedo de los productos importados.

Sea como fuere, el BCV (mero apéndice del gobierno nacional) ha descuidado el llamado cono monetario. En efecto, ¡Jesús Cacique explica -y muy bien! – que el problema del dinero en efectivo que experimenta el país, obedece a que la cantidad de billetes en circulación en manos del público no bancario, corresponde apenas a un 2% de la liquidez (M2). Mientras que, por ejemplo, en Colombia es el 12% y en México es el 8%.

En este punto, vuelve a relatar que efectivamente la digitalización de los medios de pago serviría para disminuir los costos por impresión, transporte y distribución de billetes. Pero, la digitalización (pago con tarjetas de débito, con teléfonos inteligentes) a su vez implica que la banca debería realizar inversiones en tecnología que suponen elevar aún más los costos fijos de la banca. Por cierto, decimos nosotros, que ya el Banco de Venezuela principal banco del Estado posee ya más del 64% del patrimonio total de la Banca. También la banca venezolana en su conjunto tiene años que no aumenta su capital en términos reales, el patrimonio de la banca está representado prácticamente por revalorizaciones de sus viejas torres de oficinas adquiridas en los años setenta más sistemas de computación y revaluaciones de sus tenencias de divisas.

 Pero además “planteó: ¿ahora cómo se va a digitalizar si en Venezuela hay una gran cantidad de personas, sobre todo en lo más recóndito del país, que ni siquiera tienen teléfonos inteligentes o que no están bancarizadas?

Nosotros agregamos: ¿al parecer las autoridades del BCV y del gobierno como que no toman nunca ni un autobús ni una camionetica puesto que estos medios de transporte están trabajando con billetes y hasta con billetes de un dólar. Y además de la pandemia del COVID-19 se agrega el problema de la dolarización parcial por parte de la demanda de dólares USA que la economía privada exige para sus pagos para evitar la pérdida de valor adquisitivo que tiene el bolívar soberano.

De igual modo, ha llamado poderosamente la atención de que tres nuevos billetes que se emitieron y fueron incluidos en el cono monetario, juntos no son ni el equivalente a un dólar norteamericano.

Al parecer los precios al consumidor suben diariamente en promedio un 4%.

La economía se ha dolarizado de facto, a través de la demanda de liquidez, y el gobierno en lugar de cooperar, pone trabas a cada momento. No hay vuelto en dólares y encima prohíben sustitutos del mismo en grandes almacenes y supermercados.

Al parecer se deberá acudir una vez a otro proceso de reconversión porque es complicado y azaroso manejar tantas cifras en los cálculos comerciales y las transacciones diarias de la nación. Habrá que quitarle otros tres o cinco ceros más al bolívar soberano y si el gobierno tiene piedad de los pobres y desamparados emitir billetes de baja denominación para pagar el transporte, pagos pequeños, etc.

Por si fuera poco, todo lo que está pasando. La pandemia del coronavirus está golpeando duro al país, y el gobierno necesita fondos en US $ para pagar vacunas y estos fondos pertenecen a las reservas internacionales hoy mermadas y en su mínimo.

Sea como sea, no se puede seguir permanentemente con una hiperinflación que ha empobrecido a más del 80% de la población venezolana, que impide una producción eficiente, y que provoca un descenso en la productividad general. En este contexto, el gobierno y el pueblo deben darse cuenta de que hay que recurrir a políticas fiscales, y monetarias racionales y sensatas, como acudir al Fondo Monetario Internacional y recibir un financiamiento para recuperar reservas internacionales y abrir de nuevo la producción y refinación de petróleo a  los grandes consorcios mundiales.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba